Posts etiquetados ‘territorios ocupados’

Al haq (el derecho)

Publicado: 21 octubre, 2013 de accionenredinternacional en Sin categoría
Etiquetas:, , , , , , ,

Otra de las organizaciones que hemos conocido este verano se llama Al haq (el derecho).

Al-Haq es una ONG palestina con base en Ramala establecida en 1979 para promover y proteger los derechos humanos (DDHH) y la aplicación de la ley en los Territorios Ocupados (OPT). La organización cuenta con el status de consultora en el Consejo económico  y social de las Naciones Unidas .

Al-Haq está afiliado como miembro en Cisjordania de la Comisión Internacional de Juristas de Ginebra, y es miembro de la red Euro-Mediterranea de DDHH (EMHRN), la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT), la Federación Internacional para los DDHH (FIDH), y la red de ONGs Palestinas(PNGO).

Ha sido una de las primeras organizaciones de DDHH establecidas en el mundo árabe.

Documentan las violaciones de derechos individuales y colectivos, independientemente de la identidad de quien las perpetra, y busca terminar con dichas violaciones mediante la defensa legal mediante organismos nacionales e internacionales, manteniendo el contador de violaciones y violadores .

La organización investiga, documenta, realiza informes, estudios en las violaciones de DDHH y toma la defensa de los mismos frente a organismos locales, regionales e internacionales. Al-Haq también coopera con las organizaciones civiles palestinas y las instituciones gubernamentales àra asegurar que los estándares en derechos humanos internacionales se reflejan en la legislación palestina y sus políticas.

Tienen 3 departamentos básicos:

1)      Unidad de investigación legal: Se encargan de la monitorización y documentación de los crímenes de guerra, violaciones de DDHH con unidades por ciudades. Tienen unidades desde Jenín hasta Gaza.

2)      Unidad de Abogacía internacional: Se dedican a aconsejas las políticas locales de la Autoridad Nacional Palestina, y a nivel internacional trabajan con otras organizaciones como Amnistía Internacional

3)      El centro de Legislación Internacional trabaja enviando información a otras organizaciones locales e internacionales y mantiene amplia biblioteca sobre legislación internacional humanitaria para consulta de sus propios miembros y de las organizaciones con las que trabaja.

Tras la segunda intifada empezaron a registrar y denunciar los crímenes de guerra junto con otras ONG, como el caso contra una compañía holandesa que fabricaba máquinas para construir el muro. La compañía llegó a un acuerdo antes de que llegara a la corte para entregar una compensación económica

Seguro que también habéis oído hablar de algunos generales israelíes que no han podido bajar del avión en el aeropuerto de Londres porque activistas habían presentado denuncias contra ellos y tuvieron que volverse a Israel. Saben que al final no los llevarían a la cárcel pero al menos se lo ponen más difícil.

También conectaron el Ministerio Británico de Comercio con el muro.

4)      Otro departamento sería el de trabajo de campo: Intentan aprender de lo que está ocurriendo en otros países árabes e intercambiar experiencias. Se traen personas de otros países, les entrenan en defensa de DDHH, realizan investigaciones conjuntas con otros universitari@s y académic@s.

En su web se pueden encontrar herramientas muy interesantes como:

–          Visitas virtuales de campo: Mediante imágenes por satélite crean tours por violaciones de DDHH cometidas en los OPT. Cada tour está diseñado para recrear la experiencia de una visita de campo, para dar a cada persona la experiencia de ver la realidad de la ocupación sobre el terreno.

–          Mapas interactivos: Permiten situar y describir las situaciones en un mapa relativas a el agua, el muro, la zona tampón en Gaza, la violencia de los asentamientos, la violencia contra las manifestaciones semanales…

–          También poseen su propio canal de Vimeo y de Youtube, en el que podéis encontrar el documental “La memoria del cactus”. Llamada así por la antigua costumbre de rodear los hogares palestinos con chumberas, para protegerlos de animales salvajes. Dichos cactus hoy quedan a lo largo del territorio como recuerdo de donde antes habitaban familas palestinas que durante la Naqba, Naksa o la continua expulsión huyeron de las mismas sin poder regresar.

Esperamos que lo disfrutéis

Anuncios

La escalada de violencia entre colonos y palestinos no ha cesado de crecer durante los últimos tres meses.

Durante el mes de abril, las manifestaciones se han sucedido en Cisjordania. Los enfrentamientos entre los manifestantes palestinos y las fuerzas israelíes se incrementaron tras la muerte el pasado 2 de abril de Maysara abu Hamdiya, un prisionero palestino de 64 años que murió de cáncer bajo custodia israelí, de especial trascendencia el pasado 17 de abril, Día de los Prisioneros Palestinos.

La violencia de los colonos judíos se ha incrementado en los Territorios Palestinos Ocupados (TPO). De acuerdo con el testimonio de Saëb Erakat en la ONU, líder de las negociaciones palestinas y miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, el número total de asentamientos completados por Netanyahu desde que tomó el cargo en 2009 hasta finales del 2012 se eleva a 16.000 viviendas, al ritmo de 11 casas/día. Añadió que después de la decisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas de garantizar a Palestina el estatus de Estado observador no-miembro, se han aprobado otras 11.500 viviendas. En ese mismo periodo, la violencia de los colonos ha crecido un 315%.

“Lo que quiero decir por violencia por parte de los colonos es la mayor forma de terrorismo llevada a cabo por criminales y matones que asesinan a gente inocente, queman árboles, mezquitas, iglesias, y están protegidos por el ejército israelí. Desde el nombramiento de Yaalon con el nuevo ministro de Defensa israelí, los colonos han colaborado con el ejército israelí en el bloqueo de carreteras palestinas en Cisjordania” 

El hecho que definitivamente ha prendido la mecha de la violencia entre colonos y palestinos ha sido el asalto a un colono mientras esperaba a un autobús usado por israelíes y palestinos cerca de un asentamiento israelí, en el cruce Za’tara, al sur de Nablus. Evyatar Borowski murió antes de que llegaran los servicios sanitarios, después de que Salam Zaghal, de 24 años, palestino de un pueblo cercano a Tulkarm, le apuñalara. Los testigos afirman  que Zaghal cogió la pistola de Borowki, que, siendo civil, iba armado en el momento del asalto, y comenzó a disparar a la policía fronteriza israelí. Zaghal fue herido en el tiroteo que se produjo después y arrestado.  Borowski ha sido el primer israelí muerto en Cisjordania desde 2011. “No tenía miedo de vivir en esta zona a pesar de mis esfuerzos de disuadirle”, contó su padre a la Radio del Ejército de Israel.  Horas más tarde,  soldados israelíes allanaron la casa de Zaghal, en el pueblo de Shucha. Fue puesto en libertad hace seis meses de una prisión israelí después de una sentencia a tres años de cárcel por tirar piedras. Su hermano fue encarcelado  por la ANP ayer, acusado de colaborar con Israel. La principal teoría es que él llevo a cabo el ataque para distanciar a su familia de su hermano. Las Brigadas de los Mártires de al-Aqsa, el ala militante de al-Fatah, mantienen que el ataque se llevó a cabo en venganza por las recientes muertes de dos palestinos prisioneros en Israel. “Con dignidad, honor, y un profundo respeto, las Brigadas de al-Aqsa en Palestina declaran su total responsabilidad por la muerte del colono en la heroica operación llevada a cabo esta mañana por el prisionero liberado, el héroe, Salam Asa’ad Zaghal”, declararon. “Las Brigadas de los Mártires han recibido luz verde para llevar a cabo una serie de operaciones contra la ocupación y dan a estas operaciones como don a todos los prisioneros retenidos en las cárceles de la ocupación”.

Durante los días siguientes, colonos de Yitzhar, donde vivía Borowski, rompieron los cristales de una mezquita en el cercano pueblo de Urif e intentaron quemarla. El parabrisas del autobús escolar que transportaba a un grupo de niñas palestinas, de 12 y 13 años, que viajaban de vuelta a Ramallah después de un día de excursión, fue roto a pedradas, hiriendo al conductor y a tres estudiantes. No se produjo ningún arresto. De acuerdo al testimonio dado por el propio conductor del autobús, la carretera fue bloqueada por un vehículo militar, aparentemente porque el ejército había anticipado que los colonos atacarían vehículos palestinos si intentaban ir más allá, pero los conductores no tenían otra opción que parar en la intersección, donde se habían reunido unos 70 colonos.

“Lamentamos todo tipo de ataques deliberados sobre civiles, incluidos los colonos. Pero este asesinato no puede ser usado como excusa para llevar más allá las violaciones de los derechos humanos de los palestinos”, dice Ann Harrison, Director General de Amnistía Internacional en Oriente Medio y Norte de África. “Las autoridades israelíes deben desmantelar urgentemente los nuevos puestos de avanzada y perseguir a todos aquellos responsables de violencia en Cisjordania”, añade. “Se ha arrestado a cuatro colonos, pero parecen hacer la vista gorda ante la violencia perpetrada contra civiles palestinos y sus propiedades. Las autoridades israelíes tienen la responsabilidad de proteger a los civiles palestinos que viven bajo la ocupación, y prevenir y castigar los ataques violentos de los colonos”.

Desde entonces, los bomberos israelíes han tenido que emplearse para controlar una serie de fuegos que se han venido produciendo en las tierras agrícolas de varios pueblos palestinos. Líderes colonos dicen que el ataque se produjo debido a las indulgentes políticas hacia los palestinos que tiran piedras y llamaron a los líderes israelíes para protegerles. “El ataque terrorista de Borowski es una continuación directa de la provocación dentro de la ANP y la actitud indulgente hacia los ataques con piedras” dice Avi Roech, presidente del Consejo de los Colonos Israelíes en Cisjordania de Yesha. “Todo lo que se hable de gestos de buena voluntad y la liberación de prisioneros es también motivador para los asesinos”.

¿Por qué el violento ataque de Zaghal? ¿Qué hay detrás de un gesto tan directo y sangriento contra los colonos?

Por parte de varias organizaciones pro derechos humanos, como B’Tselem y Defence for Children International Palestine, se vienen documentando, especialmente durante los últimos meses, numerosos ataques contra los palestinos y sus propiedades.

Se ha herido a adolescentes palestinos con munición real cerca de la ciudad de Gaza, o mientras se manifiestan por los nuevos puestos de avanzada cerca de Yitzhar; jóvenes palestinos de Beit Ommar atropellados por los colonos de Kiryat Arba, cerca de Hebron; al menos un par de veces al mes; destrozos en las tierras agrícolas, como el corte de olivos e incendios provocados en las tierras agrícolas de Saffa, por parte de los colonos de Bayt Ayin y Gush Eztion; ataques a granjeros mientras trabajan sus tierras en Sahel Rujeib, o mientras cuidan de su ganado, en Kafr Qalil, pueblos cercanos a Nablus; niños de 8 y 9 años que son apedreados y heridos por lluvias de cristales en sus propias casas en Hebron y en la Ciudad Vieja de Jerusalem…

En los últimos 3 meses, el personal y los voluntarios de B´Tselem han capturado en vídeo varios incidentes en los que se puede apreciar cómo los colonos atacan a los palestinos o dañan sus propiedades en presencia de las fuerzas de seguridad israelíes.

Ataque en Yasuf, 16 marzo

Colonos tirando piedras a palestinos. Los soldados permanecen junto a los colonos, mientras éstos siguen tirando piedras sin problemas. Los soldados no muestran ninguna intención de parar a los colonos o detenerles.

Ataque en Urif

Colonos enmascarados tiran piedras a la escuela del pueblo, que se encontraba vacía en ese momento, ya que el personal había evacuado a los estudiantes por miedo a un ataque por parte de los colonos.  El lenguaje corporal de los soldados indica que la mayoría pidieron a los colonos que pararan, pero no tomaron ninguna acción en firme para detenerles. No existe ningún gesto de que los soldados intentaran identificar o detener a los colonos. Un poco más tarde, los soldados empezaron a tirar granadas de gas lacrimógeno a los palestinos que llegaban al lugar. En cierto momento, se ve a un grupo de unos 20 colonos entrando con total libertad al pueblo y rompiendo los cristales de una mezquita. El propio voluntario que grabó el vídeo fue herido en la cabeza con una piedra lanzada por un colono.

Ataque en Burin

Un grupo de unos veinte colonos encapuchados lanzaron piedras sobre la casa de la familia Sufan, que vive en una ladera a las afueras del pueblo. El asentamiento de Yitzhar está sobre la misma colina. El vídeo, grabado desde dentro de la casa, muestra a los colonos aproximándose, mientras intentan quemar a su paso las tierras. Empiezan a tirar piedras a la casa con impunidad, y sólo retroceden cuando llegan un grupo de soldados y policías fronterizos. Los soldados retiran a los colonos, pero no los identifican ni los detienen. Dado que la casa de la familia Sufan es regularmente atacada por los colonos, las fuerzas de seguridad deberían haber anticipado ataques como éste.

Ataque en Asira al-Qibliya

Ataque en Deir Jarir

El portavoz de B’Tselem, Sarit Michaeli fue testigo de un incidente en el que colonos encapuchados atacaron a palestinos que protestaban por el puesto de avanzada de Netzach Binyamin cercano al pueblo de Deir Jarir. Durante el incidente, un grupo de 11 colonos vino desde el puesto de avanzada de Amona y se acercó a los palestinos que se estaban manifestando, mientras los soldados no hicieron nada para pararles. Empezaron a soltar gas lacrimógeno cuando el intercambio de piedras entre colonos y palestinos fue creciendo, ataque que podía haberse prevenido, protegiendo a ambas partes del peligro. Los soldados forzaron a los colonos a volver a Amona, y los policías que llegaron al lugar arrestaron al menor que estaba con ellos.

Número de niños asesinados como resultado de la presencia del ejército israelí y la presencia de colonos en los Territorios Ocupados Palestinos.

Número de niños asesinados como resultado de la presencia del ejército israelí y la presencia de colonos en los Territorios Ocupados Palestinos.

Fuente: http://www.dci-palestine.org/sites/default/files/april_2013_violations_bulletin_final_25may2013.pdf

La casa de Ibrahim Makhoulf es atacada al menos un par de veces a la semana por colonos israelíes y ha sido asaltada en total más de 100 veces. Todas las noches, Ibrahim atranca su puerta con dos planchas de madera “Por los colonos”. Su casa se encuentra en las afueras del pueblo cisjordano de Asira al-Qibliya, a sólo 500 metros del asentamiento ilegal de Salhevet Farm, un puesto de avanzada del también ilegal asentamiento de Yitzhar. Las ventanas de su casa están protegidas con rejas, como protección frente a las piedras de los colonos. “Cuando veo a los colonos, mando a los niños a otra casa, ¿qué puedo hacer? Tenemos miedo, no es seguro”, dice Ibrahim, que vive con su mujer y sus seis hijos. Desde que el puesto de avanzada Shalhevet Farm se estableció en 1999, dice que ha sido excluido del acceso a parte de los 16 dunums de las tierras de su familia (1 dunum = 1.000 metros cuadrados), en los que tradicionalmente cultivaban viñedos, olivos, higueras, y del que sacaban agua. “Es la tierra de mi padre y de mi abuelo, pero ahora los colonos están cultivando, y yo no puedo entrar. Quieren confiscar las tierras y las casas y controlar la zona entera para extender su asentamiento. El gobierno israelí les anima, dándoles dinero y protección del ejército. Gobierno y colonos son uno”. En las últimas semanas, Estados Unidos ha pedido a Israel que congele la construcción de asentamientos en Cisjordania, en vistas a relanzar los largamente postergadas diálogos con la ANP. El 30 de Abril, la Liga Árabe dijo que apoyaría el intercambio de tierras a lo largo de la Línea Verde de 1967,  internacionalmente reconocida como línea de armisticio entre el actual Israel y la ocupada Cisjordania, para negociar los límites definitivos entre Israel y el futuro Estado palestino. Pero el crecimiento de puestos avanzados para asentamiento israelíes en Cisjordania, como Shalhevet Farm ha sido casi totalmente omitido de la negociación. Tales puestos son a menudo precursores de asentamiento de facto. Tanto los asentamientos como los puestos de avanzada son ilegales bajo las leyes internacionales. El artículo 49 de la Convención de Ginebra también prohíbe que una fuerza ocupante transfiera población a los territorios que ocupa. Para los palestinos, los asentamientos y los puestos de avanzada tienen el mismo impacto negativo en sus vidas. Pero el gobierno israelí sólo ve los puestos de avanzada y no los propios asentamientos como ilegales, desmantelándolos a veces para ser construidos sin los permisos necesarios y realojando a sus residentes en los asentamientos vecinos. Los asentamientos son mucho más grandes que los puestos de avanzada, y reciben todos los servicios e infraestructuras, aunque el gobierno israelí también provee a los puestos de avanzada, que generalmente comienzan por unas cuantas caravanas sobre una colina, de servicios básicos como agua y electricidad. El ejército israelí protege a los residentes de estos puestos tanto como a los colonos. Los primeros puestos de avanzada fueron construidos a mediados de los noventa, durante la congelación de la construcción de asentamientos impuesta por el entonces Primer Ministro Yitzhak Rabin. Unos años más tarde, el líder israelí Ariel Sharon instó de manera pública a los colonos israelíes a establecerse en toda colina. “Todo lo que cojáis será nuestro. Todo lo que no cojáis no será nuestro”. En 2005, a instancias del gobierno israelí, la abogada Talia Sasson informó que los puestos de avanzada eran ilegales bajo las leyes israelíes. Para ser considerados legales, un asentamiento debía establecerse por decisión del gobierno, ser construido en tierras estatales, tener un plan de construcción y tener unos límites territoriales claros. Los puestos de avanzada no cumplían estos criterios, aunque a comienzos de esta semana, el gobierno israelí ha anunciado planes para examinar si podría legalizar de manera retroactiva cuatro puestos de avanzada. Hoy ha aproximadamente 100 puestos de avanzada israelíes en Cisjordania. Mientras que la mayoría se reducen, otros se están desarrollando rápidamente, con muchas casas de cemento, carreteras asfaltadas, zonas de ocio y centros de día. En el caso de Shalhevet Farm, Peace Now, una organización israelí que trabaja contra los asentamientos israelíes en Cisjordania, ha encontrado que el ministerio de vivienda israelí ha invertido 1.1 millón de shekels, más de 300.000 dólares para conectar con infraestructuras básicas los puestos de avanzada. La compañía de agua israelí Mekorot los provee. Muchos puestos de avanzada sirven también como importante objetivo geopolítico. De acuerdo con el informe sobre el grupo israelí pro DDHH Yesh Din, algunos puestos de avanzada tienen como objetivo crear una continuidad judía y conectar asentamientos aislados con bloques de asentamientos, de acuerdo a evitar una futura evacuación. Incluso aunque algunos de estos puestos de avanzada son la casa de tan sólo unas cuantas docenas de familias, los puestos de avanzada pueden controlar completamente la tierra y las carreteras que los rodean. La violencia contra los palestinos y sus propiedades proveniente de los puestos de avanzada también ha sido bien documentada. Después de que un palestino asesinara a un colono israelí a comienzos de este mes cerca de Nablus, el grupo palestino pro DDHH Al-Haq ha documentado 13 ataques de  colonos contra palestinos en una sola semana en la zona. Munir Jibreel Qaddous, un granjero de 38 años del pueblo cisjordano de Burin, fue atacado cruelmente por colonos israelíes en 2011, mientras que el ejército y la policía israelíes miraban, sin hacer nada. Las caravanas del puesto de avanzada Bracha B, una extensión del asentamiento de Bracha, vigilan una gran parte de las tierras agrícolas de Burin, y los colonos atacan regularmente propiedades palestinas y  las casas del pueblo, explica Qaddous. Los datos recogidos por Yesh Din muestran que entre 2005 y 2012, más del 91% de las quejas interpuestas por palestinos contra los actos de violencia de los colonos israelíes fueron sobreseídos sin condena. De estos, el 84% fueron cerrados debido a la negligencia de la policía israelí en la investigación adecuada de los crímenes. “Todos son iguales”, dice Qaddous, referiéndose a los colonos israelíes que viven en los asentamientos, y a los puestos de avanzada no autorizados. Él ha sido testigo de la construcción del puesto de avanzada Bracha B y su gradual expansión. “En 1999, se estableció una torre de vigilancia, y se trajeron varias caravanas. Se levantaron 15 casas de cemento. Antes de que los colonos llegaran, ya se había construido una carretera, y se había traído agua y electricidad”. “Es una zona muy estratégica de Cisjordania. Dentro de 5 o 10 años, quizás tu verás colonos en cada colina”.

El consejero de Derechos Humanos de NNUU urge a Israel a entablar una acción judicial contra los ataques violentos que los colonos están llevando a cabo contra los palestinos, mientras llama a las fuerzas gubernamentales a abstenerse de usar excesiva violencia y garantizar un trato adecuado a los menores arrestados, tras los informes de numerosos casos de malos tratos. “Por parte israelí, la violencia de los colonos continúa perpetrándose con impunidad”, reportó al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra la Alto Comisionada por los DDHH Navi Pillay. “Israel necesita mantener a los perpetradores sin identificar. Mientras que no se han abierto investigaciones en la mayoría de los incidentes de violencia por parte de los colonos entre 2005 y 2011, sólo el 9% de las investigaciones abiertas acabaron en acusación”. En la presentación de su informe sobre la situación de los DDHH en los TPO, aportó que durante dicho período, 383 actos de violencia resultaron en 169 palestinos heridos, más de 8.000 olivos dañados, que son una parte vital de su sustento, y destrozos a otras propiedades como iglesias y mezquitas. También apuntó el excesivo uso de la fuerza por las fuerzas de seguridad israelíes que operan en Cisjordania, que han provocado la muerte a 7 palestinos, cuatro de los cuales tuvieron lugar durante manifestaciones. Además, expresó su preocupación por la situación de cientos de palestinos que han sido detenidos y encarcelados en Israel. “Durante el año pasado, las huelgas de hambre, masivas e individuales, han buscado llamar la atención del mundo sobre las circunstancias a las que se enfrentan, especialmente los palestinos mantenidos bajo detenciones administrativas”, añadiendo que las investigaciones sobre las muertes de los prisioneros deben ser hechas públicas. Un reciente informe de UNICEF llamó la atención sobre el maltrato de los menores detenidos, corroborando las hallazgos previos de las investigaciones llevadas a cabo de manera independiente por expertos y organizaciones pro-DDHH. En este sentido, urgió al gobierno israelí ha llevar a cabo rápidamente las recomendaciones de UNICEF sobre asegurar que sus políticas y prácticas son coherentes con sus obligaciones respecto a la Convención de los Derechos del Niños y otros estándares internacionales. También en el Consejo, el director de la misión de reconocimiento de los asentamientos israelíes Christine Chanet, presentó las investigaciones de más de 50 entrevistas realizadas en Jordania con testigos, víctimas y ONG’s, que testificaron sobre tierras confiscadas, destrozos de olivos, y la violencia de los colonos. “Los colonos parecen disfrutar de todos los derechos, mientras que les son denegados a los palestinos. Están sujetos a un complejo sistema legal civil y a los procedimientos penales militares, que no les protegen frente a las detenciones arbitrarias ni les garantizan un juicio justo. Incluso los niños entre 12 y  17 años están sujetos a este régimen”. Mirando en el mapa, es posible medir la extensión y expansión de los asentamientos, la mayoría de los cuales están comunicados. Desde el punto de vista de los miembros de la misión, están creciendo y anexionándose de manera progresiva. Llama a la retirada inmediata de los colonos y enfatiza que su actividad está repercutiendo negativamente en la vida diaria de cientos de hombres y mujeres que viven con temor a la violencia, y a ver sus casas demolidas.