Posts etiquetados ‘Solidaridad’

 

Las Brigadas por la Paz es un proyecto en el que colaboran varias asociaciones, ONG e Instituciones españolas con organizaciones sobre el terreno. Este año volvemos a lanzar una campaña de crowdfunding en la web www.lanzanos para seguir con este proyecto autogestionado por la paz y la justicia en Palestina, que trabaja el aspecto concreto de las demoliciones de hogares por parte de las administraciones israelíes.

En años anteriores y hasta hoy en este proyecto han estado implicadas entre otras:

-Acción en Red

-AECID (Agencia Española para la Cooperación y Desarrollo)

-Fundación Socialismo Sin Fronteras

-Pau Sempre

-Ayuntamiento de Gavá

-Ayuntamiento de Sant Adrià de Besòs

-Colegio Mayor Chaminade

– Jordan Valley Solidarity

– ICADH

El ICAHD es el Comité Israelí contra las demoliciones de casas (por sus siglas en inglés).

Organización no-violenta israelí de acción directa, creada en 1997 para trabajar contra la ocupación israelí sobre los palestinos. El ICAHD se dedica a trabajar en contra de la política israelí de demolición de casas en los territorios ocupados palestinos. Además, ofrece servicios de consejería y representación legal para los palestinos ante el sistema judicial israelí, documenta y difunde mapas y estadísticas para explicar la situación tanto dentro de la sociedad israelí como en el plano internacional (es observadora en la ONU).

El Jordan Valley Solidarity es una organización palestina formada voluntari@s del Valle y sus apoyos internacionales. Creada en 2003, debido a las constantes demoliciones de infraestructuras y requisamiento de materiales de reconstrucción en los checkpoint, han aprendido a construir con adobe copiando la técnica de sus antepasados. Además documentan e informan de las violaciones de Derechos humanos a lo largo del Valle.

Demoliciones de casas palestinas

Se calcula que desde 1967 se han demolido unas 26.000 casas. En 2012 el ICADH ha registrado más de 600 demoliciones entre hogares y otras estructuras como depósitos de agua o refugios para ganado.

Para construir hogares en Jerusalén Este y el área C (70% de la Cisjordania ocupada por Israel, como el Valle del Jordán), l@s palestin@s deben solicitar un permiso a las autoridades israelíes. La mayoría de las órdenes de demolición se deben a que se ha construido sin este permiso. Bajo la política de zonificación israelí, l@s palestin@s sólo puede construir en el 13% de Jerusalén este y el 1% del área C. En ambos casos estas zonas ya están densamente construidas. Más del 94% de las solicitudes palestinas de permisos han sido denegadas en los últimos años. Esto significa que cuando una familia crece o una comunidad quiere construir una infraestructura para sus necesidades básicas, la elección se encuentra entre construir sin licencia o no construir. Muchos terminan construyendo para solucionar sus necesidades básicas inmediatas con la esperanza de evadir la demolición. Desafortunadamente, el número de personas afectadas por las demoliciones no deja de crecer.

Puedes donarnos dinero en en la web www.lanzanos.com desde 5 euros y también te agradecemos difusión entre tus contactos (facebook, twitter, email, whats app…).

Imagen

 

Legalidad internacional

Adicionalmente, la legislación internacional ha condenado estas políticas y prácticas israelíes en Cisjordania, que se pueden comprender dentro de la definición de “actos inhumanos” en el artículo 71d del estatuto de Roma de la Corte penal internacional, así como constituir una violación de la convención para la supresión y castigo de crimen de apartheid de las Naciones Unidas de 1973.

Las prácticas israelíes en los territorios ocupados palestinos violan el derecho a una vivienda adecuada resaltado en gran parte de los cuerpos legislativos de derechos humanos internacionales. Específicamente, está contenido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, artículo 25.1 de 1948, la Convención internacional de derechos económicos, sociales y culturales de 1966 art 11, la Convención internacional de derechos civiles y políticos de 1966 art 17, la convención internacional para la eliminación de todas las formas de discriminación racial de 1969 art 5eiii, la convención internacional de los derechos del niño de 1990 arts 16 y 27 y los comentarios generales 4 (1991) y 7 (1997) del comité de los derechos económicos, sociales y culturales. El derecho a una vivienda adecuada es un componente esencial del derecho a un estándar de vida decente. Cuando está garantizado, facilita la realización de otros derechos, incluyendo el derecho a la familia, el trabajo, la educación y, finalmente, al derecho de autodeterminación nacional.

Campos de trabajo de reconstrucción

Los campos de trabajo consisten en llevar 10 jóvenes españoles 15 días en verano para ayudar a la reconstrucción de las casas como peones de obra y para reunirse con distintas organizaciones tanto israelíes como palestinas no violentas para conocer la situación. Cuando vuelven a España se comprometen a ayudar a divulgar y concienciar del conflicto mediante charlas, performance, vídeos o cualquier otro medio durante los otros 355 días que dura el año.

La actividad del campo de trabajo se centra en Cisjordania, principalmente en la zona de Jerusalén Este y/o el Valle del Jordán.

Lo que sí trabajan es con arquitecto, jefe de obra-capataz y obreros palestinos que trabajan en colaboración con israelíes del ICAHD, palestin@s en el Jordan Valley e internacionales, que hacemos de peones. Nuestra presencia no sólo facilita la colaboración entre ellos sino que da cierta seguridad a la obra frente a intervenciones del ejército o peor, de los colonos. Ese papel es mucho más importante que la ayuda que algunos/as podamos aportar como peones.

Según la ONU la zona de Jerusalén Occidental es de Administración Israelí y la zona de Jerusalén Este u Oriental de Administración Palestina, con regulación internacional de la ONU. Pero en la práctica la zona de Jerusalén Este nunca ha llegado a ser autónoma e Israel se la ha anexionado, algo que ningún país ha reconocido.

En Jerusalén Este nuestro trabajo en ambos casos es desescombrar, acercar los materiales hacia la zona de construcción de la casa, hacer cemento y ayudar a los obreros a colocar las paredes. El sistema de aguas y eléctrico suele aprovechar las estructuras de la casa anterior. Son casas muy pequeñas, de unos 60m2 y con materiales baratos, ya que sólo cuesta 20.500 euros cada una.

En el valle del Jordán ayudamos a crear ladrillos de adobe que utilizan para construir viviendas, escuelas y hasta colegios.

El proyecto español se inició en 2008. Desde esa fecha se han reconstruido:

-En 2008, una casa en Jerusalén Oriental

-En 2009, dos casas en Jerusalén Oriental, una de ellas en Beit Arabiya

-En 2010, 4 casas (dos en Hebrón y dos en Jerusalén Este)

-En 2011, otras 3 (todas en Jerusalén Este) y ayudamos con un aseo exterior y la base de un hogar en el valle del Jordán.

-En 2012 1 casa en Jerusalén Este más la colaboración en el Valle del Jordán realizando ladrillos de adobe.

– En 2013 ayudamos a reconstruir las la oficina y casa de acogida de voluntari@s del Jordan Valley Solidarity.

Como muchos sabréis las subvenciones públicas como las de la AECID o ayuntamientos que conseguimos otros años prácticamente han desaparecido. Es por ello que dependemos más que nunca de la solidaridad entre personas, da igual en que tierra hayamos nacido, aquí o allí todos tenemos el mismo derecho a un hogar y una vida en paz.

La importancia de dejar las casas para entrar es que si los israelíes descubren la construcción de una casa “ilegal” cuando no está habitada la orden de derribo es inmediata, mientras que si ya está habitada implica un proceso judicial que puede llevar años.

La situación en el Valle del Jordán es también muy grave. Los cortes constantes de agua y electrcidad dejan a las vulnerables comunidades de pastores/as beduin@s sin recursos para sobrevivir. EL Valle del Jordán ocupa alrededor del 28% de Cisjordania e Israel ya ha dejado claro en las negociaciones que no piensa renunciar a él, tal y como demuestra con la continua  expansión de las colonias agrícolas en la zona.

Para más información sobre la zona podéis seguirnos semanalmente en este blog:

Reconstruir Casas Palestinas   

o en la sección de internacional de la web de Acción en Red Madrid

Y aquí puedes ver el vídeo del año 2010 del proyecto: http://www.youtube.com/watch?v=J8hoPNl4KQ8 y 

2012 http://www.youtube.com/watch?v=MJbbANjFKyA&feature=youtu.be

También podéis escuchar el podcast de Ágora Sol Radio donde nos hicieron una ennuestros podcast en Agora Sol Radio 

http://www.agorasolradio.blogspot.com.es/2012/07/abrazando-culturas-11-de-julio-de-2012.html

y Radio Nacional:

http://www.rtve.es/alacarta/audios/5-minutos-para-la-cooperacion/5-minutos-para-cooperacion-reconstruccion-casas-jerusalen/2240008/

Otra opción es realizar una donación directa a la cuenta de Acción en Red con el concepto “Brigadas palestinas”: La Caixa 2100-1579-81-0200178177.

Puedes donarnos dinero en en la web www.lanzanos.com desde 5 euros y también agradecemos difusión entre tus contactos (facebook, twitter, email, whats app…).

A tod@s l@s donantes os enviaremos fotos e información del campo.

¡Muchas gracias por creer y por hacer un mundo mejor!

 

Anuncios

Como muchos ya sabréis, y otros no, el grupo de actividades internacionales de Acción en Red está implicado en un proyecto de reconstrucción de casas palestinas derribadas por distintas administraciones del estado israelí, como parte de su estrategia de ocupación y expulsión de la población palestina.

Desde hace tiempo estamos en campaña para recaudar fondos que nos permitan comprar materiales y afrontar los gastos de futuras reconstrucciones el próximo verano. Por esa razón queremos invitaros a colaborar con la “Primera campaña navideña de recogida de fondos para la reconstrucción de casas palestinas demolidas”.

Para ello os ofrecemos a continuación una serie de regalos solidarios que podéis adquirir para las próximas fiestas:

  • El libro “Mirada Palestina” con cuentos infantiles para l@s pequeñ@s de la casa y fotos artísticas para el disfrute de l@s mayores. Precio 5 euros

 

cuento

fotos

 

  • Ladrillo-imán de nevera con la bandera palestina. Como recuerdo del proyecto de reconstrucción. Precio 1,5 euros

Imanladrillo

 

  •  Broches y llaveros de fieltro con la bandera palestina. Precio 2 euros

broche

Llavero

Si os interesa alguno de ellos, basta con que nos enviéis un correo a internacional@accionenredmadrid.org y nos digáis qué materiales queréis y nosotros os decimos dónde y cómo podéis hacerlo.

También, si lo preferís, podéis colaborar directamente realizando una donación a la cuenta de Acción en Red número:

La Caixa: 2100 1579 81 0200178177 indicando en el concepto “Brigadas palestinas” para que sepamos a qué proyecto de Acción en Red lo donáis

Esperamos con ilusión vuestra ayuda para seguir llevando esperanza a estas familias palestinas, y continuar con este proyecto como hemos hecho en los últimos años y podéis ver en el vídeo. Queremos seguir aportando justicia y paz a una zona que sigue necesitando nuestro apoyo.

¡FELICES FIESTAS PARA TOD@S!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nos sentamos en una casa de adobe muy antigua restaurada por este grupo como símbolo de resistencia ante la ocupación. Se dedican entre otras actividades precisamente a eso, a hacer ladrillos de adobe para la gente a la que destruyen casas, para construir escuelas, clínicas… Empezaron a usar el adobe porque necesitaban evitar el control de los israelíes sobre los materiales de construcción.

Además después de 17 años de trabajo ya no aceptan las donaciones de grandes ONGs ya que eso facilita la ocupación, porque ayudan a su vida pero siguen las leyes israelíes, por lo que no les ayudan a vivir en lo que es el 95% de su tierra, la zona C, como es por ejemplo todo el Jordan Valley.  Las propias ONG empezaron a vigilarlos para que el propio movimiento cumpliera las leyes israelíesy no vivieran en la zona C.

Por ello pidieron dinero a ONG para hacer escuelas o tanques de agua pero se los negaron por ser zona C.  Así que construyeron una escuela con una tienda de campaña militar de segunda mano y empezaron a hacer escuelas de adobe sin necesitar el dinero de los donantes. Sólo necesitaban la tierra, la paja y restos del ganado y comprar el agua.

Esto fue de vital importancia ya que a partir de 2006 con el secuestro del soldado Gilad Shalit Israel prohibió también la importación de cemento. La casa de adobe que ahora usan como punto de encuentro y alojamiento para activistas internacionales que vamos a visitarlos tiene más de 100 años, la han usado como ejemplo para el resto del Valle del Jordán.  Los ladrillos de adobe los van renovando según se necesita. Tras una asamblea con distintas ONGs y Agencias internacionales les permitieron construir 30 casas en una zona militar pequeña, pero no cerca de asentamientos. El resto de las casas de la zona tienen orden de demolición. La Agencia Española para la Cooperación y el Desarrollo (AECID) es la única agencia nacional que ha aceptado dar dinero para construir casas en la zona C hasta ahora. El antiguo cónsul español hizo buenas relaciones en la zona, es el único cónsul que visitaba la Corte Militar Israelí para Observar los casos contra los activistas no violentos.

Fathi Khdirat nos pide que le contemos a todo el mundo en nuestro país la situación que viven, que presionemos a nuestros políticos para que hagan algo. Nos cuenta también que es imposible que Palestina se desarrolle económicamente con600 checkpoint interrumpiendo e impidiendo el tráfico de mercancías.

Antes de 1967 Palestina tenía tren, transporte público…pero la guerra y la ocupación destruyeron la mayor parte de las infraestructuras y han evitado que se desarrollen nuevas. Fathi piensa que no se le reconocen derechos como ser humano, que se le considera un esclavo, y por eso lucha contra el régimen. Como palestino ése es su deber: Resistir o resistir, o ser esclavo. Quien se rinde, su naturaleza interna y su dignidad le acabará moviendo otra vez.

“Gracias por estar aquí y ayudarnos en la práctica, teniendo opciones de viajar, ver Latinoamérica, montañas…Os habrán avisado que esto es peligroso y aun así elegís venir, gracias”.

Los palestinos tienen muchas mezclas de sangre, hay caras africanas, asiáticas y europeas. Este lugar ha sido una diana para todas las religiones que siguen a Dios. Muchas naciones han venido a controlar Jerusalén y ahora han forman parte de esta pequeña ciudad.  No es fácil ocultar o negar la injusticia de Palestina, es fácil encontrarlo sólo buscando en internet. El muro es más largo que el muro de Berlín y más alto que la Gran Muralla China.

Además se puede ver el tipo de vida de los palestinos.

Según los judíos ellos tienen derecho a esta tierra porque se lo prometió u Dios miles de años atrás. Así que aunque los palestinos hayan vivido aquí como no son judíos no pueden volver a su casa, a Palestina. Los judíos pueden entrar a Israel desde todas partes del mundo. Los palestinos pueden viajar por todo el mundo (menos los gazauis) pero él no puede entrar en Jerusalén.

Fathy no cree que necesite dinero para grandes escuelas, Universidades y calles, él cree que necesita su libertad como ser humano para construir su país.

“Por favor, volver a vuestro país, Universidad y ciudad y hablar de la injusticia”.  Tanto él como nosotros somos gente ordinaria. Queremos hacerlo lo mejor que sepamos, ellos como palestinos no-violentos, como parte del movimiento no-violento árabe, como parte del movimiento no-violento internacional. El 26 de Octubre quieren realizar un encuentro sobre movimientos no-violentos en el mundo árabe en Irak. Es la responsabilidad de todo el mundo árabe de oponerse ante situaciones injustas.

Él eligió vivir y trabajar en el Valle del Jordán porque es un lugar olvidado desde 2004 (retirada israelí de Gaza). El Valle del Jordán es “la franja olvidada de los territorios ocupados”.  Antes era el Director del Observatorio Palestino pero lo dejó por el valle. Ahora empieza a haber cierto interés por el valle, y hay 4-5ONGs que empiezan a trabajar aquí. Se empieza a hablar del Valle del Jordán en Palestina, en Israel y en el resto de las naciones. Antes de 2004 era difícil hablar incluso con ONGs palestinas.

JICA (Agencia Japonesa de la Cooperación) es un gran colaborador. Ayudaron a construir la primera escuela en el área C (y después la segunda, tercera, cuarta, quinta…). El Jordan Valley Solidarity Movement no es una ONG, es un grupo popular de solidaridad sin cuenta bancaria. Son voluntarios.

Voluntarios

El 1 de enero de 2010 2 grupos palestinos y 2 japoneses entraron con caravanas en el área beduina para construir una escuela, les confiscaron las caravanas pero este año lo conseguirán. Consiguieron construir una escuela de Fashai de 101 estudiantes en 18 habitaciones. También lograron construir una clínica en una noche, esto es importante, pero no es el objetivo principal, sino desafiar a la ocupación y demostrar a esta gente que tienen derechos y dignidad como seres humanos. Construir si destruyen, hacer manifestaciones y escribir a las autoridades palestinas e israelíes sobre el primer derecho de un ser humano. El movimiento lo forman 100 voluntarios sin afiliaciones políticas. Están también intentando ayudar a los beduinos del Sur de Hebrón.

Quieren hacer una conferencia en el Reino Unido el próximo Noviembre para discutir estrategias y cómo expandir su movimiento a otras zonas. Será del 6 al 9 de Noviembre en Brighton. Pretende unir a la comunidad beduina de Cisjordania y presentar una beca de largo plazo dentro de la organización. También quieren captar socios de todo el mundo. Van a decidir cómo hacerlo. Porque cada donación a una ONG que trabaje en Palestina se carga con un impuesto del 22% que va a los israelíes y quieren evitarlo. El objetivo principal es compartir la ocupación y llevarla a su fin, y hacer que la gente viva en esta tierra. Hacer publicidad como activistas, ONGs… Además necesitan observar y registrar las violaciones de derechos humanos y crímenes de los israelíes. Si hay un crimen, hay un criminal. Hay que llevarlo a la Corte o mandarle un mensaje “Algún día te haremos enfrentarte a la justicia”.

Algún día las cosas cambiarán

“Nadie creía que Mubarak  con 1.500 millones de dólares invertidos en seguridad caería en 2 semanas e iría a la cárcel. Nos dice. Nadie creyó que el muro de Berlín caería en una noche. Espero que algún día seamos capaces de cambiar las cosas juntos”. Esas son sus reflexiones al calor de la luz tenue de unas pocas lámparas.

Este movimiento se coordina con los comités Populares no violentos como el de Bilín. Todos son parte del Comité de Coordinación Popular del Movimiento No Violento. El Jordan Valley es el grupo que abarca más territorio y personas. Pero tienen distintas políticas, ellos no hacen manifestaciones sino que intentan crear hechos sobre el terreno. Siempre hecho no violentos.

Cuando construyen o realizan cualquier actividad siempre se aseguran de evitar verse envueltos en la violencia israelí. Empezaron hace 8 años y no han perdido ni una gota de sangre, no ha habido heridos, tan sólo un arrestado por una noche.

Le preguntamos si tienen mucho éxito en la Corte Israelí presentando casos. Dice que tienen muchos casos presentados, hace 3 años empezaron con las órdenes de demolición, pero hoy le dejan esa actividad a la ANP. En 2002 presentaron el primer caso en el Reino Unido contra una compañía israelí usando la ley internacional y ganaron, la compañía Caramel Agrisco.

¿Tenéis sistemas de tuberías? No. Todos unen con tuberías de plástico a los pozos ellos mismos sin necesidad de tanques de agua. (Los israelíes han prohibido a los palestinos captar agua del Jordán o de los acuíferos y manantiales del Valle, tienen que comprarla en tanques carísimos y entrarla). Tienen permitido comprar una cantidad de agua pero es muy limitada.

Hay 17 pozos israelíes en el Valle del Jordán, y se quedaron con todos los manantiales. Comenzaron en 1972 y el último se lo quedaron en 2006. Secaron todas las fuentes excepto el manantial a las afueras de Jericó, que es el único manantial del valle bajo control palestino (de la ANP).

Tienen un perfil de Facebook donde publican noticias de la zona: Jordan Valley Solidarity. Han publicado un vídeo sobre la compañía de agua israelí Mekorot. No pagan por la electricidad y el agua, la roban  de las instalaciones israelíes de la zona porque les cobran por ello más que a los propios colonos. En 1995 Fathi fue nombrado alcalde de su pueblo. Se encontró con todo el Valle del Jordán sin infraestructuras de tanques de agua o distribución. Se unieron a los cables de electricidad y construyeron su propia red de distribución. Sacan el agua de los 3 pozos de su pueblo y la distribuyen. Por cada vecino que plante un árbol le hacen un descuento de 5 shekel y cada vez más pueblos lo  hacen. No quieren donaciones para no pagar impuestos a los israelíes. El siguiente alcalde quiso implantar un prepago y tuvo que huir del pueblo. Si cortan el agua y la electricidad para quitársela los que no sabrán cómo vivir serán los colonos. Las tuberías y llaves pasan por sus pueblos, no pueden evitar que los tomen.

“No estoy en contra de los judíos o los israelíes, soy un secuestrado, quiero mi libertad. Quiero ver a mis niños libres, en un futuro libre. Tengo 47 años y he vivido siempre en la ocupación. Quiero enseñar a mis hijos a no ser esclavos.” Han reducido de 200 a 30 militares que vigilan a los palestinos de la zona. Sólo una persona vigila las construcciones ya que están seguros que los donantes no darán dinero para edificar. Si importan o exportan, si viajan, tienen que pagar a los israelíes. Tras Israel y Estados Unidos los palestinos son los terceros consumidores de productos israelíes.  La UNESCO les ofreció fondos y los rechazaron porque no querían pagar impuestos a los israelíes. La Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) financia Vento di Terra (una ONG italiana que trabaja en Palestina).  En el Jordan Valley Solidarity Movement los voluntarios pueden pagar (o no) 20-30 shekel por comida.

Es muy importante fomentar la vida de la gente en la zona C. Las Agencias sólo ayudan a vivir en las zonas A y B y eso favorece la ocupación. Han destruido hasta las cuevas donde vivían. El 38% del área C está considerado área militar.

Antes de la ocupación había 320.000 habitantes, ahora  60.000. 8500 de ellos viven en la ciudad de Jericó, completamente rodeada por un canal y de la que sólo se puede entrar y salir por una puerta de seguridad israelí. Esto convierte a la ciudad en un verdadero gueto. Compran el agua y la electricidad obligatoriamente a los israelís. Hace 2 días entraron en el pueblo y les quitaron 3 tractores. La semana pasada entraron y les confiscaron varias vacas. Les han confiscado 17 tanques de agua y encima les pusieron 15.00shekel de multa por actividades ilegales.

Si trabajas por los derechos humanos en un territorio ocupado no necesitas pedir permiso al ocupante. Nos vuelve a decir otra de esas declaraciones que quedan en flotando en el ambiente. Los palestinos son peores porque su salario y movimientos a Jerusalén dependen de Israel. Los primeros criminales son los que se benefician de esa ocupación, los palestinos y ONGs que trabajan con Israel. “Hace 10 o 20 años la situación era mejor, y cada día empeora.  Por eso, hay que seguir luchando, sólo hay una vida, y cada día empeora.  Ganaremos, hace 20 años Israel hacía lo que quería en Siria, Líbano, Egipto. Ahora está rodeados de su propio muro y de los 5 Millones de refugiados que sueñan con volver.  Algún día se acabará la electricidad y no tendrán cámaras. Algún día marcharemos por la libertad como en la plaza Tahir, nadie puede evitar que la gente marche por su libertad”.