Posts etiquetados ‘niños’

Contabilidad de pres@s polít@s palestin@s actuales:

Statistics

Type of Prisoner Number of Prisoners
Total Number of Political Prisoners 5033
Administrative Detainees 145 (10 PLC members)
Female prisoners 16
Child prisoners 173 (16 under 16)
Palestinian Legislative Council members 14
East Jerusalem prisoners 169
1948 Territories prisoners 216
Gaza prisoners 395
Prisoners serving life sentences 494
Prisoners serving a sentence above 20 years 445
Prisoners serving more than 25 years 16
Prisoners serving more than 20 years 48
Prisoners before Oslo (1995) 53

 

Israel suele argumentar que la legislación sobre derechos humanos no aplica en los territorios ocupados.

Sin embargo, el Artículo 21 de la Convención internacional sobre Derechos Civiles y Políticos reconoce el derecho de Asamblea sin restricciones salvo amenazas a la seguridad nacional, pública, orden público, salud pública o la protección de los derechos de otros.

La libertad de expresión y de asamblea no son derechos absolutos y pueden ser restringidos, pero sólo en casos excepcionales.

EL MURO Y SUS CONSECUENCIAS, UNA HISTORIA DE RESISTENCIA PACÍFICA Y VIOLENTA REPRESIÓN

El pueblo palestino en Cisjordania está controlado geográficamente por un complejo sistema de permisos, puestos de control, seguridad, controles y vigilancia que existen para servir a la infraestructura del Muro ilegal y las colonias.

Las comunidades cercanas al muro, localizadas en la zona C principalmente 8contorl complete israelí se ven seriamente afectadas por estas restricciones.

Desde el inicio de la construcción del muro en 2002, l@s palestin@s que viven en dichos pueblos, junto con l@s activistas israelíes e internacionales se han enfrentado aserias violaciones de estos derechos humanos.

La población palestina ha adoptado 3 estrategias básicas para oponerse a la construcción del muro y la apropiación de tierras israelí

1)      Formación de Comités Populares contra el Muro para mobilizar un movimiento de solidaridad a través de la resistencia pacífica y manifestaciones semanales, a menudo involucrando a l@s jóvenes y niñ@s.

2)      Desafiando el diseño del muro mediante denuncias ante la Corte Suprema Israelí

3)      Y finalmente, buscando el apoyo internacional mediante tours de l@s activistas, mediante instrumentos de las Naciones Unidas y enviando protestas a sus instituciones con testimonios y defendiendo el movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones.

REPRESIÓN DE L@S DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS

1)      Violencia: Presiones físicas, acoso, toques de queda, bloqueos, disparos que dan lugar a numeros@s herid@s e incluso muert@s, mediante el uso de gas lacrimógeno, balas recubiertas de goma y munición frente a l@s manifestantes.

2)      Restricción de movimientos:

  1. Confiscando o denegando el acceso a sus tierras al otro lado del muro. Mediante la fragmentación de la tierra y restringiendo el acceso a sus cosechas.
  2. La resistencia se paga a menudo con el castigo colectivo del pueblo con la destrucción y confiscación de tierras y recursos acuícolas.
  3. Reforzando zonas militares cerradas alrededor de las aldeas, sobre todo los viernes, cuando se dan las manifestaciones.

3)      Redadas nocturnas: Dirigidas a familias enteras, incluyen la destrucción y confiscación de propiedades dentro de sus hogares, acoso y arresto de miembros de la familia. L@s soldados entran a media noche y sacan a l@s residentes para realizar “ejercicios de mapeado”, en lo que podría verse como una campaña para identificar nuevos objetivos para el arresto. Normalmente las acusaciones son participar en manifestaciones y lanzar piedra, con poca o ninguna evidencia.

4)       Detenciones de l@ defensores de derechos Humanos. Contra activistas (alcaldes/as, maestr@s, miembros de Comités populares), pero también contra cámaras y fotógraf@s. también jóvenes y niñ@s de hasta 12 años durante/tras manifestaciones o en las redadas nocturnas.

Addameer ha documentado al menos 292 casos confirmados de Defensores/as de Derechos Humanos entre 2003 y Agosto de 2009, incluyendo niñ@s desde 12 años. En 2010, se documentaron al menos 233 arrestos de activistas, para 2011, Addameer documentado al menos 295, 58 menores de edad y 6 menosres de 14 años.

PRESUNCIÓN DE CULPABILIDAD—UNA INTRODUCCIÓN AL SISTEMA JUDICIAL MILITAR

Cargos exagerados y sin verificar

Si se acusa de tirar una piedra a un tanque puede  tomarse como intento de asesinato, el acusado debe demonstrar que su acto no podía haber herido a un soldado.

El abogado Limor Goldste lo ejemplifica así:

En Al Masara cualquier activista que toca un micrófono es acusado de incitación a la violencia, sin tener en cuenta lo que hallan dicho.

Muchas de las fotos que l@s soldados toman en las manifestaciones se usan en la corte y a menudo solo muestran a la gente en la manifestación o caminando por su pueblo, pero se utilizan como purebas de ataques. L@s arrestados pueden ser liberad@s o puestos en detención administrativa, pero l@s acusad@s serán condenad@s en un 99,7%. En 2010 de 8516 acusaciones  sólo 82 agotaron los procedimientos legales ( el resto se declararon culpables de un delito menor `para no ser acusados de uno mayor), y de esos 82 sólo 25 fueron exonerados de toda culpa.  Muchas confesiones se toman bajo coerción y/o lo que deja poco margen a un/a abogad@ defensor@

Por rutina, la mayoría de abogad@s aconseja aceptar confesar el delito menor en vez de probar su inocencia, ya que serán encontrad@s culpables invariablemente y la sentencia será entonces el doble.

La dificultad de exoneración- Incluso sin evidencias contra l@s activistas

Para reforzar los casos se reactivan también antiguos casos contra l@s activistas cuyos cargos se mezclan y unen con los nuevos.

CAMBIO DE ESTRATEGIA: ORDEN MILITAR 101 E INCREMENTO DE LOS ARRESTOS Y DETENCIONES DE DEFENSORES/AS DE DERECHOS HUMANOS Y NIÑ@S

Órden militar 101

La legalidad de las manifestaciones en Cisjordania se regulan por la orden 101 de 1967” Orden acerca de la prohibición de la incitación y las acciones de propaganda hostil”

La orden prohibe cualquier asamblea, vigilia, procession o publicación relacionada con cualquier asunto politico o interpretable como político, sin definir más el concepto.

Cualquier asamblea, vigilia o procession de más de 10 personas necesita el permiso del/la comandante de las fuerzas militares si tiene un objetivo político, incluyendo lugares públicos o privados (como una casa). La orden también permite que ésta potestad se delegue en cualquier otro miembro de las fuerzas de seguridad.

Bajo la categoría de incitación, la orden prohíbe a cualquier persona “influenciar la opinión pública que pueda afectar el bienestar público. L@s activistas suelen ser acusad@s de incitación, lanzar piedras y participar en manifestaciones sin permiso.

Trato de l@s activistas israelíes e internacionales

En teoría cualquier persona arrestada en los Territorios Ocupados puede ser  juzgado mediante las órdenes militares, que permitirían retener al arrestad@ por periodos mayores de 90 días.

Sin embargo l@s activistas israelíes e internacionales rara vez son acusados bajo las órdenes militares en contraposición con l@s palestin@s

Normalmente se les aplica una multa entre  1,000 a 10,000 shekels, y el acuerdo de no volver a Cisjordania por un tiempo, normalmente de 1 mes. L@s ciudadan@s israelíes suelen recibir sólo un aviso.

Addameer opina que no se  juzga bajo órdenes militares a no-palestin@s porque atraería mucha atención internacional.

ARRESTOS A NIÑ@S Y JÓVENES

L@s niñ@s de 12 años o más son a menudo objetivos de los arrestos en manifestaciones. Aunque  l@s niñ@s no son tradicionalmente considerad@s defensores/as de los Derechos Humanos por la Comunidad Internacional, en los Territorios Ocupados son un grupo numeroso que participa activamente en las manifestaciones. Se cree que estos arrestos obedecen a un intento de incrementar la presión sobre las poblaciones, las familias o para que incriminen a otr@s niñ@s y activistas que toman parte en las manifestaciones, tal y como recogen numerosos testimonios.

La acusación más común es lanzar piedras y se les suele detener cerca del muro y las colonias.

L@s niñ@s palestin@s mayors de 16 pueden encarcelarse con adultos.

Las órdenes militares no reconocen el derecho de l@s menores a que su padre o madre asista al interrogatorio o a que se grabe en vídeo.

El número de niñ@s detenidos entre 12 y 15 años parece estar creciendo de modo perturbador en los últimos años.

Entre Abril de 2010 y Marzo de 2011, de 71 casos con menores  juzgados en la Corte Militar de Ofer, el 100% fueron condenad@s, la mayoría relacionados con el lanzamiento de piedras y cócteles Molotov, incluso sin pruebas del lanzamiento o de los daños causados.

Durante los arrestos y detenciones l@s niñ@s sufren duros interrogatorios y hasta torturas, y suelen ser coaccionados para firmar confesiones y revelar el nombre de participantes en las protestas así como de otr@s menores del pueblo.

L@s niñ@s tienen menos experiencia lidiando con interrogadores/as y son menos conscientes de su derecho a permanecer en silencio.

Todos estos ataques contra los derechos civiles y políticos así como contra sus paladines es un abuso en base a la legislación internacional con el objetivo único de anular el activismo social y promover una población sumisa a los atropellos contra su libertad y el resto de sus derechos básicos frente a los que la comunidad internacional no puede ser ciega, sino que debe prevenir, condenar y perseguir.

Anuncios

MENORES PALESTINOS PRESOS

Publicado: 22 abril, 2013 de accionenredinternacional en Sin categoría
Etiquetas:, , , , , , ,

Esta semana pasada se conmemoraba el día de los presos palestinos, y en medio de la creciente tensión por las manifestaciones y huelgas de hambre que están llevando a cabo en protesta por sus condiciones, hemos querido dedicarle el blog a los más indefensos de todos, los menores presos. March Stats Chart 2013 Desde comienzos de 2013 las detenciones y agresiones a menores de edad se han ido incrementando en número e intensidad:

  •           7 de Febrero: Chico de 13 años y otro de 17 años detenidos en Tel Rumeida
  •          17 de Marzo: La policía israelí detiene a 3 niños de 14, 15 y 16 años al sur de Hebrón
  •          20 de Marzo: 27 niños detenidos cuando iban de camino a la escuela en Hebrón
  •          28 de Marzo 2013: Un niño de 12 años en estado crítico por una bala de goma en enfrentamientos en Hebrón
  •           1 de Abril: 7 niños heridos tras un ataque de colonos cerca de Nablus
  •           10 de Abril: Un niño palestino-estadounidense de 14 años es detenido en Silwad
  •          16 de Abril: Niño de 13 años detenido y con los ojos vendados usado como escudo humano, Hebrón.
  •          17 de Abril: Vídeo de soldados de nuevo intimidando y provocando niños en Hebrón.

También queremos dejaros un reportaje  de 972 mag con los testimonios de presos palestinos entre 8 y 18 años, el más joven fue detenido cuando tenía 6 años, otros con 15 años ya han estado hasta 8 veces delante de u tribunal. En el reportaje se recogen sus historias, contadas por ellos o por sus familias cuando su trauma no les ha permitido hablar. Ninguno quiso denunciar por miedo a represalias Y para contextualizarlo todo nos vamos a referir al informe de DCI Palestine, una organización dedicada específicamente a documentar e investigar específicamente sobre detenciones de menores. En su informe de Marzo de 2013 se recojen las cifras y estadísticas de la situación, que pueden ayudarnos a entenderla un poco mejor.

Cifras a Marzo de 2013:

  •           236 niños detenidos (1 de ellos es una niña)
  •           141 detenidos dentro de Israel (el 59% de ellos)
  •           39 de ellos con edades comprendidas entre los 12 y los 15 años.

UNICEF también publicó el 7 de Marzo un informe titulado “Niños en detención militar israelí: observaciones y recomendaciones”.  DCI-Palestine ha documentado en los últimos meses un incremento en los ataques físicos a niños arrestados durante las manifestaciones en Cisjordania en apoyo de los prisioneros palestinos en huelga de hambre en las prisiones israelíes En un incidente a uno de ellos le dieron tal paliza que le rompieron la nariz y el dedo y le causaron múltiples contusiones. En otro caso, los interrogadores israelíes golpearon con un palo en la cara al niño y le agitaron violentamente. Ningún niño debería ser juzgado en una corte militar y que carece de un juicio justo comprensivo y de los estándares de justicia juvenil. DCI-Palestine hace las siguientes recomendaciones como mínimos para salvaguardar los derechos del menor:

  1. Asegurar que ningún niño es interrogado en la ausencia de un abogado de su elección y de un miembro familiar
  2. Asegurar que todos los interrogatorios de niños son grabados audiovisualmente
  3. Asegurar que toda evidencia sospechosa de haber sido obtenida mediante maltrato o tortura será rechazada por la corte militar
  4. Asegurar que todas las reclamaciones creíbles sobre maltrato y tortura serán investigadas imparcialmente y los responsables se llevarán ante la justicia

Basados en la recopilación de 311 casos de niños detenidos el análisis elaborado muestra los siguientes datos. Entre Enero de 2008 y Enero de 2012 las quejas más comunes y los puntos de mayor preocupación fueron:

  1. Manos atadas (296) 95%
  2. Ojos vendados (281) 90%
  3. Violencia física (234) 75%
  4. Detenciones dentro de Israel (196) 63%
  5. Arrestos entre medianoche y las 5 de la madrigada (188) 60%
  6. Confesiones durante el interrogatorio (180) 58%
  7. Amenazas (178) 57%
  8. Insultos y humillaciones (169) 54%
  9. Cacheos desnudos(102) 33%
  10. Traslados en el suelo metálico de los vehículos militares (98) 32%
  11. Mostrar y hacer firmar documentos escritos en Hebreo (91) 29%
  12. Confinamiento aislados (38) 12%

En general, las cortes militares israelíes juzgan a los palestinos de Cisjordania, mientras que los palestinos de Jerusalén se llevan ante cortes civiles del sistema judicial. Desde Septiembre de 2005 en que Israel “desconectó” Gaza, los palestinos de Gaza son juzgados bajo la legislación de seguridad civil, y no bajo la ley militar. Los palestinos que viven en Israel y tienen la residencia son juzgados por el sistema de justicia civil criminal, como los niños israelíes, incluidos los que viven en colonias de Cisjordania y Jerusalén Este. Los palestinos de Cisjordania con acusaciones de ofensas contra otros palestinos son juzgados en cortes palestinas

Estructura

imagesEl sistema de detención israelí consiste en una red de bases militares y centros de detención e interrogación así como comisarías de policía en Cisjordania, Jerusalén Este e Israel. Los palestinos, sobre todo de Cisjordania, son llevados inicialmente a estas instalaciones como detención temporal e interrogatorios. Algunas de las instalaciones están en colonias. Los palestinos, incluidos los niños, permanecen allí a la espera de la sentencia de la corte militar o son transferidos a prisiones, la mayor parte de las cuales se encuentran en Israel. La transferencia (incluyendo a los niños) a instalaciones y prisiones en territorio israelí viola el artículo 76 de la Cuarta Convención de Ginebra.

Hay dos Cortes militares habilitadas para juzgar a los palestinos, incluyendo a los niños, ambas en Cisjordania. Los jueces son oficiales militares en reserva o en el servicio regular militar, así como los fiscales. Los abogados son israelíes y palestinos que trabajan o para bufetes privados o para ONGs

Entramado legal

A pesar de que en los territorios ocupados se juzgue a los palestinos bajo cortes militares la población local que vive bajo una ocupación según la legislación internacional debería ser juzgada por sus propias leyes penales y en sus propias cortes de justicia. Las acusaciones más comunes contra los niños suelen ser las de  arrojar piedras.

Israel ha ratificado la Convención por los derechos del niño, la Convención contra la tortura y el Pacto sobre los derechos civiles y políticos. En estos tratados cabría destacar:

  •           En toda acción contra niños es prioritario asegurar el mejor interés para los mismos, sólo deben detenerse como último recurso y durante el periodo más corto posible
  •           Todas las personas deben acceder a una audiencia pública y justa por un tribunal competente, independiente e imparcial.
  •           Estos derechos se deben garantizar sin discriminación
  •           Se prohíben completamente la tortura y el maltrato, sin excepción Además la legislación internacional obliga a que todos los documentos penales se traduzcan y distribuyan en árabe, lo cual a día de hoy no se ha realizado en todos los casos, lo que supone una desventaja para los abogados palestinos y amenaza la oportunidad de tener un juicio justo.

Establecimiento de una corte militar juvenil

En Septiembre de 2009 se implantó una corte militar para menores de 12 años En la medida de lo posible se detienen en instalaciones separadas de los adultos y los tribunales están formados por personal especializado, pero en la práctica se usan los mismos tribunales y personal que para adultos Por ahora sigue aplicándose la legislación de adultos en términos del tiempo que puede negárseles un abogado o de liberación bajo fianza Los niños siguen llegando esposados por los pies, en grupos de 2-3 y con los uniformes de adultos. Las esposas se le retiran de los brazos al entrar en el tribunal y se le vuelven a colocar a la salida Se debería preparar un informe sobre el bienestar del niño por trabajadores sociales pero tampoco suele cumplirse En Septiembre de 2011 la edad  de mayoría de edad ante un juicio se elevó de 16 a 18 años para lagunas acusaciones pero en la práctica nada ha cambiado substancialmente para los menores de 16 y 17 años a los que les siguen aplicando penas de adultos

La notificación del arresto a los padres

La orden militar 1676 sólo dice que un oficial de policía debe notificar a los padres el arresto tras haber trasladado a la comisaría al niño “lo más pronto posible” . Pero cuando el niño está siendo investigado sin haberse producido un arresto formal la notificación puede demorarse más de 8 horas si la policía cree que a notificación puede alterar la investigación O se cree que puede haber una “amenaza a la seguridad Pero como esto solo aplica a la policía israelí y normalmente las detenciones las lleva a cabo el ejército, los niños pueden permanecer en custodia por días antes de ser entregados a la policía y el ejército no tiene una regla que delimite el tiempo máximo de notificación. Tampoco tienen la obligación de permitir la presencia de los padres mientras se interroga al menor

Notificación del arresto a un abogado

La misma orden militar 1676 también reconoce el derecho  a que se contacte con el abogado que el niño mencione antes de comenzar la investigación, pero tal contacto no retrasará la investigación por lo que no se garantiza que se atienda al niño legalmente ni antes, ni durante del interrogatorio. Y tampoco se les suele informar de su derecho a permanecer en silencio. El truco vuelve a estar además en que se asume que el niño tendrá los datos de contacto de un abogado

Delitos y penas bajo la ley militar

La edad mínima de responsabilidad criminal se establece en 12 años, por lo que los menores de 12 no pueden juzgarse en cortes militares. Las sentencias también varían con la edad:

– 0 –11 años: Los niños no deben juzgarse en juzgados en corte militares.

– 12–13 años Máximo de 6 meses en prisión

– 14–15 años Máximo de 12 meses en prisión salvo que el delito per se conllevara una pena de 5 o más años

– 16-17 años Las penas son iguales a las de los adultos.

Cada año entre 500 y 700 niños entre 12 y 17 años son detenidos en Cisjordania y juzgados en Cortes militares tras ser detenidos e interrogados por militares, policías y agentes de seguridad. Sólo desde el año 200 se estima que en torno a 7,500 niños han sido detenidos y condenados.

El 60% son detenidos en sus casas entre media noche y las 5 de la madrugada, muchos despertados por los golpes y gritos de los soldados en la puerta y algunos incluso con un soldado armado ya en su dormitorio. A menudo los documentos mostrados para el arresto están en hebreo, como pasó con una detención en Junio de 2010 con un niño de 7 años.

La detención se suele acompañar con la explicación a los padres de “nos lo llevamos, lo traeremos más tarde”. Tampoco hay un proceso oficial para notificar a los padres dónde se llevan al niño en medio de la noche y los progenitores se acaban enterando por los abogados que atienden al niño en la corte militar o por vías no oficiales. En el 95% de los casos los niños se llevan atados con una brida de plástico ( en algún caso con esposas de metal) y muchos confiesan haber sentido mucho dolor y la circulación cortada. Muchos informan también de haber permanecido maniatados durante largos periodos de tiempo, incluyendo durante su interrogatorio. El 30% de los niños declara haber sido agredido durante su arresto. Las agresiones más comunes fueron empujones, bofetadas y patadas, algunos testimonios revelan que las agresiones se produjeron con el niño maniatado y/o vendados los ojos, circunstancias que no justifican bajo ningún concepto el uso de la fuerza. En algunos casos incluso informan de puñetazos, golpes de la cabeza contra la pared y 3 niños informaron de descargas eléctricas en la comisaría de la colonia de Ariel. Los niños comentan haber sido interrogados por hombres con los uniformes azules de la policía en comisarías, a veces por militares, y otras veces por gente vestida de civil sin posible identificación de su autoridad. Ninguno de los 311 niños fue interrogado en presencia de su abogado, y sólo 2 (0,6%) estaba acompañado de por un progenitor lo que impide garantizar que el niño no es maltratado, torturado o manipulado durante las preguntas.

Aunque el niño tenga derecho a consultar con un abogado no se le espera para el interrogatorio, pero además si el niño es detenido durante una “operación antiterrorista donde las circunstancias de la detención eleven alguna sospecha de amenaza a la seguridad de la región”, no tendrá derecho a ver a un abogado en las primeras 48 de la detención, es más, se le puede negar acceso a un abogado más de 90 días si así lo ordenan las autoridades relevantes En el 52% de los casos los niños denuncian amenazas durante los interrogatorios tales como violencia física, mantenerlos en prisión por mucho tiempo, amenazas sexuales, contra sus familias, de descargas eléctricas, mantenerlos en aislamiento o de muerte. El 12% de los niños fueron mantenidos en aislamiento por un periodo medio de 11 días.

El detrimento psicológico y los efectos físicos del confinamiento han sido bien documentados e incluyen ataques de pánico, miedo a una muerte inminente, depresión, aislamiento social, desesperanza, furia no provocada, dificultad de atención a corto plazo, desorientación, paranoia, episodios psicóticos, automutilación e intentos de suicidio.

En el 58% de los casos los niños confesaron tras un interrogatorio coaccionado. Algunos mencionan haber firmado documentos sin leerlos, el 29% en Hebreo, lengua que la mayoría de los niños palestinos no habla.  En el 87% de los casos los niños no se liberan bajo fianza si no que permanecen en custodia hasta que termina el proceso judicial. Aunque la mayor parte de las pruebas son débiles, suelen basarse en la propia confesión del niño y a veces en la de otro niño, el 90% son condenados con una sentencia no muy dura, lo que hace que el tiempo de detención haya sido mayor a la condena. Esto hace que declararse culpable sea la forma más rápida de salir. El periodo máximo que pueden permanecer detenidos sin cargos es de 188 días, y entre los cargos y el juicio de 2 años.

Las condiciones en la prisión

Uno de los detalles más llamativos es que los niños detenidos no tienen derecho al contacto telefónico con sus familiares. Otras quejas comunes en prisión son el hacinamiento, la mala ventilación y acceso a la luz natural, pobre calidad y cantidad de comida, trato rudo de los oficiales de prisión y aburrimiento. La consecuencia práctica de que las prisiones estén en suelo israelí violando la cuarta convención de Ginebra es que debido a las restricciones de movimiento por el territorio y el tiempo que tardan en conseguir los permisos para las visitas a prisión (hasta 2 meses)  resulta muy difícil que las familias puedan visitar a sus niños. En principio tienen derecho a visitas cada 2 semanas por 45 minutos a través de cristal reforzado.

Liberación y rehabilitación

En algunos casos los padres son informados con anterioridad de la fecha de liberación, eso sí, sin especificar la hora. Pero en otros a los niños simplemente se los deja en un checkpoint con el ejército y deben encontrar su camino de vuelta a casa solos, a veces tardan horas.

Efectos psicológicos

De los testimonios se extrae que desde el momento de un traumático arresto en medio de la noche con la separación de su familia, de su vida diaria los chicos se sienten a menudo solos, expuestos a violencia, asustados, con sufrimiento físico y psicológico, experiencias que les desorientan y humillan, impotentes y muchos habiendo presenciado la impotencia, y posiblemente el miedo de sus padres. El modo en que se describen los interrogatorios crea serias dudas sobre la fiabilidad de las confesiones, pero lo que es aún más grave, la exposición  a tan traumáticos eventos probablemente les deja secuelas psicológicas y debilitados.

1287692284gaza_bullet_holes_ageDe acuerdo con el Manual de estadística y diagnóstico de desórdenes mentales (DSM-IV) los criterios para el Desorden de Estrés post traumático, un evento potencialmente traumatizante es uno en que el individuo experimenta, presencia o se  enfrenta a un evento o eventos que involucran una amenaza de muerte o serio daño, una amenaza a la integridad física o de otros y en que la respuesta del individuo es de intenso miedo, sensación de falta de ayuda u horror.

La falta de control en situaciones  dolorosas y estresantes engendra impotencia, que puede causar el trauma. Como la mayoría de los testimonios se recogieron de niños aún detenidos solo se han identificado los efectos a corto plazo. Sin embargo la concentración y gravedad de los eventos potencialmente traumatizantes hace muy probable que puedan sufrir traumas a largo plazo. Esto puede llevar a importantes impedimentos en el desarrollo de su vida diaria, en la escuela, el hogar y con sus amigos. Incluso sin considerar el trastorno por estrés post-traumático pueden haber reacciones emocionales y psicosomáticas como insomnio, dificultad en la concentración, estado de hiperalerta, pérdida de interés, pesadillas, mojar la cama, pérdida de autoestima, desórdenes de ansiedad y depresión.

El apoyo de la familia es muy importante para la sensación de seguridad del niño, lo cual se ve alterado durante la detención. Esto a su vez puede resultar en que tras la liberación no se recupere la sensación de seguridad en el hogar o con los padres, cuya autoridad y dignidad han sido dañadas. Los cuales a su vez sufrirán un sentimiento importante de culpa por no haber podido proteger a sus hijos, y cuya capacidad de ayudar a sus hijos a procesar y recuperarse de la experiencia puede verse seriamente comprometida Es realmente chocante que en los testimonies del informe no se reflejan emociones, al menos no directamente. Aunque se puede achacar a que son adolescentes tratando de probar su virilidad, o que los testimonios los han recogido abogados y trabajadores sociales podría ser una señal de que los acotan para poder superar la situación o una disociación de las emociones propias (uno de los peores resultados de un trauma).

Más adelante esta inhibición les puede desembocar en una incapacidad de expresar sus emociones. La mayor parte de las expresiones se refieren al modo en que la confesión fue obtenida, aduciendo mucho miedo. Esto puede sugerir que muchos sienten la vergüenza y necesidad de justificar porqué confesaron o dieron nombres de compañeros. Hay muchas preguntas sin respuesta sobre cómo influye la impotencia de los padres y la propia, los sentimientos de miedo, vergüenza y culpa, los recuerdos con la interrupción de la escuela y con las manifestaciones emocionales y psicosomáticas de las personas que pasaron por estos eventos traumáticos.

Es más difícil de entender en el contexto en el que viven estos jóvenes, embebido en la experiencia colectiva de la ocupación y la amenaza militar. Es muy difícil estimar las repercusiones sociales y psicológicas para los maltratados y humillados durante la infancia y adolescencia tras su retorno al hogar. Y podemos asumir que habrá recriminaciones recíprocas en las heridas de un entramado familiar y la vida social dentro de la comunidad, y disminuirá la posibilidad de apoyo social.

Terminamos explicando que en el momento de publicación de este informe (abril 2013) hay unos 311.000 colonos israelíes viviendo en Cisjordania y cerca de 200.000 en Jerusalén Este en clara violación de la legislación internacional. Aunque técnicamente los colonos están bajo las mismas 1700 órdenes militares que la población palestina en realidad viven bajo la legislación civil israelí.