Posts etiquetados ‘Jordan’

Muchos eventos se dan cada semana, y no podemos contarlos todos, como el 65 aniversario de la Naqba “celebrado” el miércoles pasado, pero hemos preferido seguir con las las injusticias actuales en este apunte.

La ONG de observación de los asentamientos israelí Peace Now, Paz Ahora en adelante, dijo el jueves que el Gobierno quiere dar la aprobación retroactiva a cuatro puestos avanzados (“outpost”) en Cisjordania que se había comprometido previamente a demoler parcialmente, al menos tres.

En una respuesta escrita a una petición que Paz Ahora presentó ante el Tribunal Supremo de Israel en contra de los puestos de avanzada, la oficina del fiscal del estado dijo que los colonos ya habían comprado la tierra privada palestina en la que se construyó, allanando el camino para que el gobierno diera su bendición.

“En la respuesta el Gobierno declara su intención de legalizar cuatro puestos de avanzada, en zonas aisladas”, según recoge un comunicado de Paz Ahora, agregando que la estrategia era una afrenta a los esfuerzos de EE.UU y de su secretario de Estado John Kerry para revivir las conversaciones de paz latentes entre israelíes y palestinos.

“La intención de legalizar puestos de avanzada como los nuevos asentamientos no es menos que una bofetada en la cara del nuevo proceso de paz del Secretario Kerry:” Ahora, dijo Paz.

“… El gobierno está indicando que no está comprometido con la paz ni a la solución de dos estados”.

Givat Assaf, Givat Haroeh, Maaleh Rehavam y Mitzpe Laquis son puestos de avanzada que se encuentran entre los seis que figuran en un informe del gobierno de 2005 como merecedores desalojo inmediato y que más tarde ordenó cerrar por una orden judicial. Las repetidas apelaciones del Gobierno han retrasado el proceso hasta ahora. El Tribunal Supremo escuchará la petición de Paz Ahora el 22 de mayo.

El gobierno de coalición en gran parte formado por la derecha del primer ministro Benjamin Netanyahu basa gran parte de su apoyo político en los colonos. Israel considera que los asentamientos de avanzada construidos sin la aprobación del gobierno son ilegales. Por lo general, consisten en poco más que unas pocas casas con remolque. Pero la comunidad internacional considera que todos los asentamientos construidos en Cisjordania – incluyendo el este de Jerusalén – son ilegales.

El tema es uno de los más polémicos en el conflicto palestino-israelí y puso la puntilla final a las negociaciones de paz en septiembre de 2010, cuando la congelación de Israel en la nueva construcción de asentamientos en Cisjordania expiró y Netanyahu se negó a renovarlo. El presidente Mahmoud Abbas dijo que las negociaciones no se reanudarán hasta que Israel detenga la construcción de asentamientos.

Se ha publicado también un informe  de Adalah que describe cómo son las políticas de desplazamientos y demoliciones a ambos lados de la línea verde, comparando el caso de dos pueblos.

Imagen1

Al-Araqib y Susiya: dos pueblos palestinos, uno en Israel, uno en Cisjordania, comparten una única historia de una lucha contra el desplazamiento forzado. Si bien las autoridades israelíes han amenazado la existencia misma de estas comunidades en su tierra, la presencia continua de la gente muestra sus profundas reservas de coraje y firmeza. En este trabajo se establece los métodos de desplazamiento forzado utilizados por Israel para expulsar a las comunidades palestinas de sus tierras, a ambos lados de la Línea Verde, y examina el contexto jurídico en el que se lleva a cabo. En el documento se acompaña de una película titulada “Desde Al-Araqib a Susiya”, producido por Adalah, que documenta un viaje entre estos dos pueblos palestinos. Contando las historias de los aldeanos, la película captura los sorprendentes paralelismos entre sus experiencias.

Un desplazamiento o desalojo forzoso entraña el “traslado involuntario de personas de sus hogares o sus tierras, directa o indirectamente atribuibles al Estado. “No se permite a los Estados desplazar a la fuerza a personas de sus hogares o sus tierras, salvo en circunstancias excepcionales y muy definidas y siempre con el máximo respeto a su derechos. En Israel y los Territorios Palestinos Ocupados (OPT), claros marcos jurídicos nacionales e internacionales teóricamente protegen a los palestinos del desplazamiento forzado. Sin embargo, en la realidad, Israel suspende estos derechos en ambos contextos con el fin de mantener su control sobre la mayor superficie de la tierra, conteniendo el número mínimo de palestinos. Donde debe funcionar la ley para salvaguardar sus derechos, Israel, en cambio, ha construido complejos y superpuestos marcos jurídicos que permitan al Estado perseguir agresivamente su política de desplazamiento forzoso de los palestinos en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados por medios “legales”, tanto si son sus propios ciudadanos o «personas protegidas» en virtud derecho humanitario internacional.

Al-Araqib es un pueblo de beduinos palestinos en Israel, cuyos residentes son ciudadanos israelíes. Hasta mayo de 2013, Israel ha destruido la aldea 50 veces para dar paso a dos bosques del Fondo Nacional Judío (JNF). Susiya es una aldea palestina en la zona “C” de Cisjordania, cuyos habitantes viven bajo la ocupación israelí. La mayoría de las estructuras en Susiya están sujetos a órdenes de demolición e Israel tiene la intención de desplazar a la fuerza a la comunidad para que la tierra quede disponible para un asentamiento judío. Estas historias muestran claramente que los palestinos son blancos deliberados de desplazamiento forzoso, independientemente del contexto geo-político y jurídico en el que existan. Al llamar la atención sobre estas similitudes, se espera que este proyecto apunte hacia una solución justa.

La historia de Al-Araqib

Al-Araqib es una aldea beduina “no reconocida”, ubicada en el desierto del Neguev (Negev) en el sur de Israel, al norte de la la ciudad de Beer Sheva (Beer el-Sabe). Los residentes beduinos de Al-Araqib, los ciudadanos palestinos de Israel, son miembros de un pueblo indígena. Han estado viviendo en su pueblo ancestral, siguiendo su modo de vida tradicional desde hace más de dos siglos. En 2010, unos 300 miembros de las tribus Al-Uqbi, Al-Agencias, Abu-Medeghem, Abu-Freih y Abu Zayed residían en el pueblo. El 27 de julio de 2010, la Autoridad de Tierras de Israel (ILA), junto con más de 1.000 agentes de policía, arrasó toda la aldea: 46 estructuras, incluyendo 30 casas, fueron destruidas y unos 4.500 olivos arrancados. Los habitantes del pueblo, más de la mitad de los cuales son niños, se quedaron sin hogar, y la mayoría de las familias se desplazaron al cercano municipio urbano planeado por el gobierno de Rahat. Un puñado de familias se han comprometido a permanecer reconstruyendo sus hogares contínuamente, a pesar de los incansables esfuerzos del gobierno para destruir el pueblo y los bosques de sus tierras.

La demolición de Al-Araqib no es sino el más reciente intento del gobierno para desplazar por la fuerza a la comunidad. El Gobierno militar israelí desplazó primero a las tribus de sus tierras en 1951. Después de decirle a las familias que podrían volver a su tierra en seis meses, el Estado se apropió de la tierra por ‘razones de seguridad’ supuestas bajo la Ley de Adquisición de Tierras (Acciones y Compensación) (1953), y declaró que eran “tierras del Estado”. En 1972, Israel permitió a los ciudadanos presentar las solicitudes de registro de tierras bajo la Ordenanza de Registro de Tierras(1969). Las familias de Al-Araqib presentaron sus reclamaciones de tierras e hicieron un esfuerzo concertado para intentar volver, sin embargo, su aplicación, al igual que en los demás casos, no ha sido considerada, dejando la disputa legal sobre la tierra sin resolver.

En 1998, el jeque Sayyah, sus hijos, y otras 45 familias decidieron regresar a su tierra, por temor a que el Fondo Nacional Judío (JNF) planea plantar un bosque allí. Desde su regreso, el pueblo se ha enfrentado una andanada de métodos directos e indirectos de desplazamiento. Como “aldea no reconocida” el estado niega el acceso Al-Araqib a los servicios básicos e infraestructuras del estado, incluyendo agua, electricidad, alcantarillado, carreteras, escuelas y servicios de salud. En 2003 y 2004, la ILA comenzó fumigación aérea de los campos de cultivo de Al-Araqib con un químico tóxico llamado Roundup, causando daños a los cultivos, el ganado y las personas. Si bien la Corte Suprema de Israel considera esta práctica ilegal desde 2007 (HCJ 2887/04) a raíz de una petición presentada por Adalah, el estado ha recurrido a arar anualmente los cultivos con los informes de que los campos son envenenados, con el fin de poner en peligro los medios de vida de los aldeanos. El Estado y la JNF comenzaron la forestación de la tierra en 2006, dando la bienvenida  a diplomáticos de 49 países a la inauguración del “Embajador del Bosque “en la parte sur de Al-Araqib. En 2009, el JNF unió fuerzas con Dios-TV, una televisión evangélica cristiana, para comenzar a plantar un millón de árboles en la tierra del oeste de la aldea.

El 16 de enero de 2011, los habitantes del pueblo obtuvieron una orden temporal contra el JNF para detener su trabajo de plantación. El 23 de Enero de 2011, sin embargo, el juez rechazó una apelación de extender la medida cautelar y concedió 10.000 shekels a la JNF en costos legales. No obstante, el tribunal recomendó que el JNF se comprometiera seguir trabajando hasta que una resolución final fuera alcanzada. No se ha llegado a ninguna resolución, y sin embargo la siembra continúa en la actualidad, junto con cada vez más agresivos métodos de desplazamiento. Durante las repetidas demoliciones de casas, el Estado también ha recurrido a atacar, detener, y acusar a los residentes y los manifestantes. Además, el Estado ha presentado una demanda en contra de los habitantes del pueblo, en julio de 2011 de 1,8 millones de shekels para cubrir los costos asociados con sólo tres de las demoliciones. Los habitantes del pueblo, representados por el abogado Michael Sfard, han presentado cuatro casos en el Tribunal de Distrito de Beer Sheva exigiendo que se reconozca el pueblo y que se les declararen los legítimos propietarios de sus tierras. En uno de los casos, la Corte Suprema sostuvo que el Estado debe resolver el problema de propiedad de los aldeanos y no simplemente registrar la tierra como tierra estatal. Estos casos están pendientes aún hoy.

La historia de Susiya

Susiya se encuentra en las colinas del sur de Hebrón, en la zona C de Cisjordania. Hoy cuenta con una población de 350, incluyendo 120 niños. La historia del pueblo es un microcosmos de la política de desplazamiento forzado en los territorios palestinos ocupados por Israel. En las últimas tres décadas, Susiya ha sufrido repetidas demoliciones, desalojos, amenazas y restricciones impuestas por Israel en su intento de obligar a la gente a irse de sus tierras con el fin de expandir un asentamiento cercano y llevar a cabo “proyectos de desarrollo” de los israelíes en los Territorios Palestinos Ocupados.

Los habitantes de Susiya originalmente vinieron de Tel Arad, en el Neguev, ahora un pueblo beduino no reconocido. Tras la Nakba, las personas fueron desplazadas de sus tierras ancestrales a la Ciudad Vieja de Susiya en Cisjordania, donde se les negó el acceso a todos los servicios básicos e infraestructuras, incluyendo agua, electricidad, alcantarillado, carreteras, escuelas o clínicas de salud. Después de la ocupación de los territorios palestinos ocupados en 1967 por Israel, que comenzó a establecer asentamientos judíos ilegalesen toda Cisjordania. En 1983, en la misma tierra que el pueblo de Susiya, el Estado estableció el asentamiento judío ilegal de Susiya, que fue conectado de inmediato al agua de Israel y los sistemas eléctricos. En 1986, las autoridades israelíes declararon el área principal de la aldea palestina lugar arqueológico, y demolieron las casas de las 60 familias. Los habitantes del pueblo reconstruyeron su pueblo en la tierra vecina, y en 2001, todo pueblo fue demolido y sus habitantes desplazados una vez más. Una década después a finales de 2011, las autoridades israelíes pusieron en marcha otra serie de demoliciones masivas de 41 estructuras, principalmente tiendas de campaña y chozas en las que los habitantes del pueblo residían, fueron destruidas. Hoy, según la OCHA, el 70% de las estructuras existentes en Susiya tienen órdenes de demolición pendientes en su contra, incluyendo una escuela local, una clínica apoyada por CARE International, paneles solares financiadas por el Gobierno alemán y refugios para la granja de animales. Israel ha utilizado una variedad de métodos para hacer que la situación de los que viven en Susiya sea intolerable. Los colonos judíos con frecuencia llevan a cabo actos de violencia física y psicológica contra los habitantes del pueblo y de sus bienes, pero no han sido procesados penalmente por estos actos por parte de las autoridades israelíes. Además, el ejército israelí impide a los residentes de Susiya la entrada y el cultivo de grandes extensiones de sus tierras debido a su proximidad a los asentamientos, dañando seriamente los medios de vida de los habitantes del pueblo, que siguen siendo dependientes de la agricultura y el pastoreo.

En 2010, los residentes de Susiya presentaron una petición ante el Tribunal Supremo de Israel a través de la ONG Rabinos por los Derechos Humanos exigiendo que el ejército y los colonos les dejaran de negar el acceso a sus tierras de cultivo. La petición argumenta que los habitantes del pueblo, como propietarios legítimos, deben poder cultivarla, y que el ejército falla en su protección contra la violencia de los colonos. En su decisión, la Corte ordenó al ejército y la Administración Civil israelí (ICA, parte de los militares israelíes) a determinar quién era dueño de los derechos de propiedad de cada pedazo de tierra. Desde entonces, el ICA ha trazado a sólo una fracción de la propiedad de la tierra, y los militares han hecho sólo gestos simbólicos de cumplimiento de la decisión, excepto los israelíes que entraron en un 10% de la tierra. Sólo en enero de 2013 se dio la orden judicial al ejército para determinar exhaustivamente quién tiene los derechos sobre la tierra en cada zona alrededor Susiya. En esta ocasión el ejército recibió 90 días para completar la tarea.

En un caso relacionado en 2012, los colonos judíos de Susiya presentaron una petición en contra a través Regavim, la organización no gubernamental de derecha, argumentando que todas las estructuras en Susiya palestinas son ilegales y deben ser destruidas inmediatamente. Rabinos por los derechos humanos defendieron a los habitantes del pueblo palestino, y pidieron a la ICA la aprobación de un plan maestro para el pueblo. Un plan aprobado permitiría a los residentes de Susiya presentar los permisos para sus casas y estructuras, que les brinden la legalidad largamente retrasada.

El ICA no ha iniciado un plan maestro para la Susiya palestina y los aldeanos han tenido que aumentar los fondos para enviar un plan por sí mismos. El plan maestro de los aldeanos, presentado en 2012, sigue pendiente.

El desplazamiento forzado de los palestinos: la suspensión de la Ley

Desde 1948, Israel ha creado una matriz compleja de discriminación de la tierra, planificación y militares de las leyes y reglamentos discriminatorios para tomar el control de las tierras palestinas y el desplazamiento de cientos de miles de sus habitantes a través de medios “legales”. Al hacerlo, ha suspendido efectivamente las protecciones nacionales e internacionales para los palestinos. Hoy, Israel continúa desplazando a las comunidades palestinas situadas dentro de su esfera de control en Israel y en los Territorios Palestinos Ocupados. Las comunidades que viven en las aldeas beduinas no reconocidas ”en el Neguev y en la zona C de Cisjordania viven particularmente bajo la amenaza de desplazamiento forzoso al ser estas dos áreas de exclusiva importancia estratégica para Israel por razones demográficas y de seguridad.

Los ciudadanos palestinos de Israel, incluido el pueblo de Al-Araqib, tienen derechos constitucionales, según se detalla en las leyes Fundamentales de Israel, como el derecho a la propiedad y la dignidad. Los palestinos que viven bajo la ocupación, incluido el pueblo de Susiya, están protegidos por el Derecho Internacional Humanitario (DIH), que prohíbe a Israel, como una “potencia ocupante”, el traslado por la fuerza, desalojo, deportación, desplazamiento y la destrucción de sus bienes como ‘personas protegidas’. La legislación internacional sobre derechos humanos protege los derechos de todas las personas, incluidos los derechos a una vivienda adecuada, la salud, la educación, a un nivel de vida digno, la no discriminación y la libre determinación. Los Principios Rectores de los Desplazamientos Internos proporcionan el marco normativo que identifican las normas de derecho internacional aplicables a los desplazados internos (PDI). De acuerdo con el Principio 6, por ejemplo, todo ser humano tiene el derecho a ser protegidos en contra de ser arbitrariamente desplazado de su hogar. Sin embargo, en la realidad, Israel ha suspendido la ley y la violación de los derechos de los palestinos en ambas áreas, lo que les deja sin protección y sin acceso a un recurso efectivo.

El desplazamiento forzado en el Neguev tras la guerra de 1948, alrededor del 88% de los beduinos palestinos que viven en el Neguev se vieron obligados a huir de sus tierras. Sólo alrededor de 11.000 beduinos se mantuvieron en el Neguev, convirtiéndose en ciudadanos israelís. En la década de 1950, el estafo forzó el desplazamiento y concentró a los beduinos en el ‘Siyag’ (valla), una zona militar cerrada en el  Norte del Neguev. Aquellos cuyas ancestrales aldeas se encuentran en el Siyag se vieron despojados de sus derechos de propiedad y sus aldeas declaradas ilegales. La mayoría, fueron desplazados al interior de sus tierras ancestrales, negándoseles de manera similar los derechos a la tierra en la que fueron trasladados. A través de la promulgación de varios leyes territoriales, como la Ordenanza de Tierras (adquisición a efectos Públicas) (1943), La Ley de Adquisición de tierras (Acciones y Compensación) (1953), y de la Ley de Propiedad de los Ausentes(1950), la tierra del Neguev se convirtió en “tierras del Estado”, y con el Plan Nacional y la Ley de Construcción (1965) Israel negó el reconocimiento a todos los pueblos beduinos árabes.

Hoy en día, hay 35 aldeas “no reconocidas”, a las que Israel niega deliberadamente los servicios básicos e infraestructura del estado, y cuyos habitantes viven bajo la amenaza constante de desalojo. Israel está tratando de forzar a estos habitantes en siete estrechos municipios planificados y diez aldeas recientemente reconocidas con el fin de utilizar la poca tierra beduina restante como bosques, zonas militares y nuevas ciudades y pueblos judíos. En 2011, el Gobierno aprobó el Plan Prawer para legitimar la política del estado de desplazamiento forzado en el Neguev, la legislación en el Plan está ahora pendiente de evaluación por la Knesset. Si se aplica, se traduciría en el desplazamiento forzoso de hasta 70.000 personas.

El desplazamiento forzado en la zona C

Israel ejerce el control sobre la zona C en las áreas de seguridad, planificación y zonificación. Una serie de órdenes militares han hecho el Registro de propiedad de la tierra palestina y la obtención de permisos de construcción casi imposible, dejando de lado vastas extensiones de tierras para los asentamientos judíos en los territorios palestinos ocupados. Según la OCHA, el 70% de la tierra está totalmente fuera del alcance de los 150.000 palestinos residentes en la zona C y se ha asignado a los asentamientos judíos y zonas de amortiguamiento circundantes, o designados zonas militares, ‘zonas de fuego’ o reservas naturales.

El desplazamiento de la mayoría de la zona C y las restricciones a la construcción palestina y el desarrollo en el 30% restante de tierra resulta en que las viviendas sean consideradas ilegales por el ICA. Las viviendas “ilegales” de los 27.500 beduinos en la zona C son especialmente señaladas, con un notable aumento de las demoliciones desde 2011. Además, los pueblos están desconectados de cualquier infraestructura y es muy limitado el acceso a los servicios, creando condiciones intolerables, a fin de coaccionar a las familias a abandonar su tierra y modo de vida rural.

“Desde 1948, Israel ha creado una compleja matriz discriminatoria con la tierra, la planificación y las leyes militares y regulaciones para aprovechar el control de la tierra Palestina y el desplazamiento cientos de miles de sus habitantes a través de medios “legales”. ”

Métodos de Israel de desplazamiento forzado en la actualidad

Israel utiliza los siguientes métodos para desplazar a la fuerza a los palestinos a ambos lados de la Línea Verde:

1. Demoliciones de hogares

Según el régimen de planificación nacional de Israel, los pueblos “no reconocidos” en el Neguev son estructuras ilegales y todo en ellos está sujeto a demolición. A partir de 2008-2011, 2.200 casas palestinas fueron demolidas en el Neguev y más de 14.000 personas displazadas. Por el contrario, desde 1997, Israel ha legalizado retroactivamente 35 ‘asentamientos individuales”, que se establecieron estas granjas fuera de la ley nacional o plan Nacional; casas individuales de familias judías en vastas extensiones de tierra.

De acuerdo con el régimen de planificación en los Territorios Palestinos Ocupados, los palestinos que viven fuera zonas designadas se les niegan los permisos para construir viviendas, dejando a todas las estructuras ilegales y amenazadas por la demolición. El Comité Israelí contra la Demolición de Casas informa de que en el período 2008-2010, unas 1.000 estructuras palestinas fueron demolidas y más de 2.200 personas fueron desplazadas por la fuerza sólo en la zona C.

2. La negación de los servicios básicos

El Régimen de planificación discriminatoria de Israel también ha legitimado la negación de servicios básicos a los palestinos que viven en las aldeas no reconocidas, por el condicionamiento del acceso a agua, electricidad, alcantarillado, calles pavimentadas, escuelas y centros de salud. Por ejemplo, el artículo 157A Del Plan Nacional y la Ley de Construcción prohíbe a las empresas nacionales de servicios conectar a un edificio a las redes nacionales de electricidad, agua y teléfono si carece de un permiso de construcción, que se aplica a todas las aldeas no reconocidas, así como la mayoría de las estructuras en las diez aldeas beduinas  recientemente reconocidas.

Considerado la violación de las órdenes militares y el régimen de planificación discriminatoria, a muchos pueblos palestinos en el territorio palestino ocupado se les niega el acceso a los servicios básicos, infraestructura y servicios de un modo similar. Según la OCHA, más del 70% de las comunidades palestinas que viven en la zona C no son conectadas a la red de agua y, en consecuencia, el consumo de agua en algunas de estas comunidades es sólo una quinta parte del volumen recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

3. La destrucción de los medios de vida

Israel destruye regularmente los cultivos sembrados por los beduinos en aldeas no reconocidas, privándolos de su principal fuente de sustento. En la tierra de Israel y el régimen de planificación, todos los cultivos plantados y cultivados en la tierra de los pueblos no reconocidos están sujetos a la destrucción.

Israel crea obstáculos físicos en Cisjordania, por ejemplo, puestos de control, bloqueos de carreteras, carreteras segregadas y el muro de separaciónl, todos los cuales se dirigen a restringir severamente la libertad de circulación de los palestinos, sobre todo en la zona C. Estas restricciones niegan el acceso de los palestinos a sus tierras agrícolas. Israel también arranca olivos y destruye las fuentes de agua y pozos que pertenecen a los palestinos

4. Confiscación de tierras con “fines públicos”

La Ordenanza de la Tierra (Adquisición para fines públicos) (1943) permitió a Israel confiscar grandes extensiones de la tierra palestina como ‘utilidad pública’, para proyectos de forestación, carreteras y zonas militares. Hasta el 66% de la enorme masa terrestre del Neguev ha sido confiscada por supuestos fines públicos y los beduinos tienen acceso sólo a una pequeña fracción del 34% restante. Sin embargo, el gobierno tiene previsto desde Octubre de 2011 establecer siete nuevas ciudades judías y un nuevo complejo militar situado en un terreno que amenaza directamente a cerca de 18.000 ciudadanos beduinos con el desplazamiento forzoso.

Aunque el 70% de la tierra de la zona C ya está fuera de los límites para el desarrollo palestino y se ha asignado a los asentamientos judíos o uso militar, 38 comunidades están situadas en una zona recientemente designada como una nueva zona de disparo para el entrenamiento militar y las 5000 personas que viven allí se enfrentan a un desplazamiento forzado de sus hogares.

5. Forestación y Reservas Naturales

El JNF cuasi gubernamental se define como un “administrador del pueblo judío” y considera que “no tiene que actuar con equidad hacia todos los ciudadanos del Estado”.

El JNF está muy involucrado en la plantación de bosques, reforestación y lo utiliza como medio de confiscación de tierras palestinas, lo que resulta en el desplazamiento de sus habitantes. En diciembre de 2011, por ejemplo, el gobierno anunció un plan para expandir el bosque Yatir existente en el Neguev que desplazaría a los 500 habitantes del pueblo beduino no reconocido de Atir.

En la zona C, el ICA ha designado el 20% del valle del Jordán y el Mar Muerto como reservas naturales. Esta designación no sólo prohíbe residir en esas zonas, sino que también restringe el movimiento de los 48.000 palestinos que viven en el valle y evita que los cultivos y el pastoreo de su ganado.

6. La expansión de los asentamientos y puestos de avanzada judíos en la zona C

Israel ha utilizado su sistema laberíntico de las órdenes militares para desplazar a la fuerza a los palestinos en Cisjordania y aprovechar sus tierras para la construcción y expansión de los asentamientos judíos ilegales. Unos 325.000 colonos viven ahora en 235 asentamientos y puestos de avanzada en el Área C. Cabe destacar que la zona de influencia para la expansión es nueve veces mayor que la existente de área urbanizada.

7. Violencia de los colonos

Los palestinos en Cisjordania se enfrentan regularmente con violencia física extrema, la intimidación y el acoso de los colonos judíos, mientras que la ley fracasa sistemáticamente para enjuiciar penalmente o sancionar a los responsables o incluso a intervenir. La misión de investigación de la ONU sobre los asentamientos israelíes en el 2013 llegó a la conclusión de que “la motivación detrás de esta violencia y la intimidación contra los palestinos y sus propiedades es conducir a las poblaciones locales fuera de sus tierras y permitir que los asentamientos se expandan. “Israel ha utilizado sistemáticamente la ley como una eficaz herramienta para lograr una realidad geopolítica de un Estado judío en la cantidad máxima de tierra que contenga el mínimo número posible de palestinos”.

8. Acoso del Estado

La violencia del Estado se utiliza con frecuencia para obligar a los palestinos a abandonar sus tierras. Por ejemplo, los manifestantes que protestan por el desplazamiento forzado, las demoliciones de casas, o violación de los derechos territoriales son arrestados, procesados ​​y encarcelados durante y después de las operaciones de demolición y evacuación. El estado también ha demandado a los palestinos individualmente a pagar millones de shekels para los costos asociados con la destrucción de sus hogares, incluido el pueblo de Al-Araqib.

La ley que se aplica tanto en Israel como en los Territorios Palestinos Ocupados falla, en su forma y aplicación, para proteger a los palestinos de estos métodos de desplazamiento forzado. Cuando la ley, nacional o internacional, ofrece protección a los palestinos del desplazamiento forzado. En cambio, Israel ha utilizado sistemáticamente la ley como un instrumento eficaz para lograr una realidad geo-política de un Estado judío en la cantidad máxima de tierra que continga el número mínimo de Palestinos.

Conclusión

Durante su misión de investigación a Israel y los territorios palestinos ocupados en 2012, el Relator Especial de la ONU sobre Vivienda Adecuada Raquel Rolnik declaró que había “sido testigo de un modelo de desarrollo que excluye sistemáticamente, discrimina y desplaza a las minorías en Israel y que ha sido replicado en el territorio ocupado desde 1967. “También en 2012, el Parlamento Europeo emitió una resolución histórica que condena enérgicamente las políticas israelíes de desplazamiento forzado en Cisjordania y Jerusalén Oriental, y que unen, por primera vez, este tipo de políticas con el desplazamiento de la Comunidad de beduinos en el Neguev. Cada vez más, la comunidad internacional, incluyendo los tratados de la ONU sobre derechos humanos, están llamando la atención y a la preocupada sendsibilización por la política de desplazamiento forzado de Israel, dondequiera que ocurra.

La adopción de un enfoque basado en los derechos sobre el desplazamiento forzado permite centrarse en las personas y comunidades cuyos derechos están siendo violados, dondequiera que estén, y exige únicamente que las violaciones cesen. Este enfoque no es rígido en términos de análisis de temas dentro de los marcos jurídicos distintos, uno para Israel, una para los Territorios Palestinos Ocupados, ambos son incapaces de detener la violación de los derechos palestinos, sino que también han mantenido durante mucho tiempo un paradigma que está divorciada de los hechos en los sobre el terreno.

Aunque esta discusión se encuentra todavía en una etapa incipiente, se desprende de la historia de Al-Araqib y Susiya que los palestinos están amenazados por el desplazamiento forzado por parte de Israel tanto si son ciudadanos israelíes como si son personas protegidas que viven bajo Ocupación. La esperanza es que cuando la realidad del desplazamiento forzado de palestinos se coloca y se entiende en su verdadero contexto, también lo serán los pasos que se necesitan para poner fin a las violaciones.

Anuncios

EL AGUA EN PALESTINA

Publicado: 26 diciembre, 2012 de otroviajeapalestina en Sin categoría
Etiquetas:, , , , , , , , ,

Esta semana queremos dedicar el blog al tema de los recursos acuícolas de Palestina

asignación de recursos hídricos compartidos según los Acuerdos de Oslo

GEOGRAFÍA DEL AGUA

Según la ONU las fuentes de agua de Israel se obtienen como sigue: 67% fuera de sus fronteras (Cisjordania) / 35% afluentes del Jordán / 22% meseta del Golam

Aguas superficiales (30%)

  •         Río Hasbani (Siria): Parte de su curso está en el Líbano. Afluente del Jordán
  •         Dan y Banyas (Altos del Golán, Siria) Anexionados desde 1981, ocupados desde 1997
  •         Lago Tiberíades (o Mar de Galilea)
  •         Yarmouk (Siria): bordea Jordania, Siria y los Altos del Golán

La toma de agua del lago Tiberíades para trasvase a Tel Aviv y la zona costera, y hacia el sur y el desierto del Neguev conlleva consecuencias ecológicas importantes como la disminución del caudal de 1.250 Millones de m3 en 1953 a 200 M m3 (2011). Además el agua lleva altos niveles de minerales.

El caudal del río Jordán se reparte de la siguiente manera: Israel 45% / Jordania 34% / Siria 20% / Líbano 1%

Respecto al Mar Muerto, su nivel desciende 1m cada año. Ya está cerca de la mitad de su máximo nivel histórico.  Uno de los factores más contaminantes son las explotaciones de potasio junto con la producción de sales para cosmética y barro para balnearios. En la década de los 70 su área era de  1.000 km2,  hoy es de 650 km2

Existe un proyecto del Banco Mundial para financiar junto con Israel y Jordania un trasvase de agua salada hacia el Mar Muerto donde se procedería a su desalación con un coste de  6.000 M €. Cuenta con dos opciones:

  •               tomar agua del mar Rojo en un trasvase  de 180 km en frontera jordano-israelí por medio de tuberías lo que supondría un acuerdo entre Israel y resto países árabes lo cual supone reticencias por parte de Israel, Arabia y Egipto.
  •               tomar agua del mar Mediterráneo en un trasvase 120 km, para ello Israel no necesitaría negociar con nadie al no traspasar sus fronteras. Jordania se opone ya que daría todo el control del proyecto a Israel. Otro problema es que atraviesa el valle de Arava, que es una zona con alta sismicidad y por tanto existen riesgos de filtraciones de agua salada a los acuíferos

En cuanto al agua de los Altos del Golán hay que recalcar su uso por parte de la empresa israelí Eder Spring, que extiende sus negocios por Europa.  La perforación de pozos y explotación de fuentes está prohibida a población no israelí desde los años 70. El Lago Ram (3 M m3/año para ganadería y riego),  fue confiscado y canalizado para asentamientos judíos. Además se han destruido tanques de agua sirios para agricultura.

Acuíferos (70%)

  •           El Acuífero de la Montaña (25%)
  •           Este (23%)
  •           Oeste (23%)
  •           Gaza (23%)

En  General en Palestina se dan abundantes precipitaciones concentradas en el tiempo y el espacio (costa mediterránea en invierno), el resto del año hay sequía  lo que da una  irregularidad en los cursos de los ríos y en el volumen de agua de los acuíferos subterráneos

El acuífero de Gaza fue explotado por los colonos judíos que estuvieron asentados hasta 2007. Ahora se extrae agua desde fuera de la propia Gaza. La sobreexplotación origina la penetración de agua de mar, empezando a ser complicada su utilización por la salinidad que esto provoca, tanto para el uso agrícola como para uso humano Existe una fuerte contaminación por el  uso masivo de pesticidas e insecticidas junto con la falta de depuración de las aguas residuales. Casi el 40% de los gazatíes no tiene acceso a agua potable asegurada. La PWA informa de que el 85% de los pozos de agua potable en Gaza no son adecuados para el consumo humano.

Además en los acuíferos se ha detectado una disminución de entre 3-4%/año

Gaza_Water_REV1_AUG28

HISTORIA

  • Mandato Británico: la población judía, y el Fondo Nacional Judío compran tierras. Presionan a las autoridades británicas para lograr concesiones que les permitan explotar los recursos hídricos.durante largos períodos de tiempo. Concesión Rothenberg: la Palestine Electric Corporation recibe la concesión para producir energía eléctrica en el Yarmouk, utilizando sólo mano de obra judía. Impidieron desarrollo agrícola en la zona.
  • 1948: declaración unilateral del estado de Israel. Nacionaliza el agua, que queda bajo el control del Ministerio de Agricultura, junto con la Comisión del Agua. Plan a 7 años para el desarrollo y gestión de los recursos hídricos: el Acueducto Nacional.
  • 1953-1963. Acueducto Nacional: sistema integral de captación de fuentes superficiales en el norte para distribuirla a todo el país (6.500 km de canalizaciones y conducciones). Transporta agua desde lago Tiberíades hasta el sur y el desierto del Neguev. Cubre la demanda doméstica, agrícola e industrial con 1.000 hm3 anuales (400 lago Tiberíades + 350 acuífero de la Montaña + 250 acuífero Gaza). Desvía el 75% del agua a Israel. Siria queda con 160 M m3/año, Jordania con 320 M m3/año y Palestina tiene prohibido el acceso. Se originan constantes problemas en las obras y con la financiación: la política estadounidense trata de mantener buenas relaciones con los países árabes, para lo que es necesario determinar la soberanía de los recursos antes de llevar a cabo ningún reparto.
  • 1967. Guerra de los 6 días: ocupación total de la península del Sinaí, Cisjordania, Gaza, Jerusalén Este (incluyendo la Ciudad Vieja) y los Altos del Golán lo que se traduce en la adquisición del lago Tiberíades más la mitad de las riberas del valle del Yarmouk (939 M hm3) y declaran como propiedad todos los recursos hídricos de la zona ocupada. En parte  el inicio de la guerra fue que Siria quiso desviar el río Hasbaya, apoderándose de todas las fuentes de abastecimiento de Palestina (80 M hm3 de agua renovable), además de la cuota proveniente del río Jordán (250 M hm3).
  • 1982: control de todos los recursos hídricos por parte de la empresa israelí Mekorot.
  • 1986: Israel reduce la cuota para la cantidad de agua que los palestinos podían bombear desde sus pozos en un 10%, lo que resultó en una amplia escasez de agua.
  • 1993-1995: Acuerdos de Paz de Oslo: transferencia de responsabilidad parcial de los recursos hídricos de Cisjordania y de Gaza a la PWA, que no tiene poder para gestionar los recursos hídricos, sino que simplemente asigna el suministro limitado que Israel pone a su disposición. Se crea el Comité Mixto de Recursos Hídricos, que impone las normas para la cantidad y profundidad de los pozos, mientras que Mekorot sigue controlando el 53% de los recursos hídricos de Cisjordania. Los jordanos y los palestinos pretendían resolver el problema de la soberanía, pero Israel pretendía simplificar el problema a una cuestión de reparto con el  reconocimiento de un status quo, léase la  legitimación del uso que se venía haciendo. La división de las fuentes de agua se designó como un asunto “para las negociaciones sobre el estatuto final” por lo que siguen con la apropiación ilegal de recursos hídricos. Los Acuerdos no piden la redistribución de las fuentes de agua existentes ni exigen ninguna reducción en la extracción o consumo de agua por parte de israelíes o colonos. Israel reconoce las necesidades de los palestinos sólo en cuanto al consumo humano, excluyendo el agua para cultivos, desarrollo industrial, construcción…
  • 1994: Israel y Jordania han colaborado en la construcción de instalaciones de almacenamiento de agua en el lago Tiberíades, lo que ha mejorado la asignación de agua para los agricultores jordanos. La estructura institucional también ha contribuido al arbitraje de las disputas originadas por las variaciones anuales y estacionales del flujo del agua.
  • 2000: tras la II Intifada, se dio una intensificación de la destrucción y confiscación de infraestructuras de agua en Cisjordania y Gaza.
  • 2002: Líbano comienza a modificar el cauce del Hasbani, para la transformación de sus campos en regadío lo cual fue paralizado ante la  amenaza de intervención militar israelí.

LEYES/INSTITUCIONES

  • Ley de Aguas para Israel, 1959: todos los recursos hídricos son propiedad pública y están destinados a las necesidades de sus habitantes y al desarrollo del país. Toda persona tiene derecho a recibir y usar los recursos que están bajo control y supervisión del Comisionado del Agua.
  • Orden 92 (15/08/1967): confiere al ejército israelí la autoridad absoluta sobre los asuntos hídricos de los TPO
  • Orden 158 (19/11/1967): los palestinos no pueden construir ninguna instalación hídrica nueva sin solicitar previamente permiso al ejército israelí. Toda instalación o recurso hídrico construido sin permiso será confiscado.
  • Orden 291 (19/12/1968): Israel anula todas las disposiciones sobre tierras y aguas anteriores a la ocupación de Cisjordania.
  • El fundamento principal de la Ley Internacional para la División de las Aguas Compartidas entre Estados es el principio de equidad y uso razonable (Reglas de Helsinki sobre los Usos de las Aguas de Ríos Internacionales, 1966)
  • El art. 6º de la Convención de las NNUU sobre la Ley de Usos No Navegacionales en Aguas Internacionales (1997), incluye las necesidades sociales y económicas para el uso de los recursos hídricos, la protección y el desarrollo de los recursos, la conservación y la disponibilidad de alternativas para el uso planificado o existente del agua.
  • Acuerdo Interino Palestino-Israelí 1995: desarrollo de 70-80 M m3 agua/año para palestinos (menos de lo que sería razonable y equitativo). En realidad, 12 M m3, porque usa un poder de veto otorgado a través de éste, para evitar que los palestinos emprendan proyectos diseñados para desarrollar recursos de aguas subterráneas en West Bank
  • El derecho al agua es un derecho humano: “el derecho humano al agua es indispensable para llevar una vida en dignidad humana. Es un pre-requisito para la realización de otros derechos humanos”.

DATOS CONSUMO AGUA

  • Israel + Territorios Ocupados Palestinos (Gaza + Cisjordania + Altos del Golam) = 1.700 hm3 anuales
  • Actualmente, consumen 2.000 hm3 anuales = déficit anual de 300 hm3
  • TOP: acceso a 320 hm3/año = uno de los niveles de disponibilidad de agua más bajos del planeta, muy por debajo del umbral de escasez absoluta.

consumo agua

DESIGUALDADES

  • A los palestinos se les obliga a pagar 5,5 veces más que a los israelíes
  • Los gazatíes pagan 1,2$/m3/mes vS colonos israelíes, 0.10$/m3/mes
  • Asignación de agua a los habitantes de Gaza y Cisjordania = 40 l/día vS 450-500 l/día de los colonos israelíes
  • En Cisjordania: colonos israelíes = 620 m3/pc/año vS 100 m3/pc/año palestinos
  • 89% Israel vS 11% Palestina. Si se repartieran por igual per cápita, el 36% sería para palestinos
  • Palestino de TPO (no incluye a los palestinos del 48 que viven en Israel ni a los refugiados): recibe un promedio de 60 l/per cápita/día. Muchas comunidades reciben sólo 10 l/per cápita/día vS 100 l/per cápita/día recomendados por la OMS vs 480 l/per cápita/día de colono israelí (4 veces más)
  • Israelí que vive en fronteras anteriores a 1967: 375 m3/pc/año
  • Palestino: 107-156 m3/pc/año
  • Colono israelí: 640-1.480 m3/pc/año
  • Israelí: 0.04€/m3 agrícola y 0.06€/m3 doméstico vS palestino 0.18€/m3 todo
  • En Gaza, existen solamente 3 depuradoras de aguas residuales, que acogen diariamente 40.000-50.000 m3 de aguas fecales. Se encuentran operando por encima de sus posibilidades = sólo una pequeña parte es tratado = efluente de aguas residuales nocivas que son descargadas directamente al mar = + de 80.000 m3 de aguas residuales parcialmente tratadas son lanzadas al mar diariamente.
  • Origen: los campamentos de refugiados que se encuentran en los perímetros de las grandes ciudades están desconectados del sistema central de bombeo, lo que hace que las aguas residuales corran por las calles
  • 160 localidades de Cisjordania están desconectadas de la red de abastecimiento de agua. Incluso las que lo tienen, el mantenimiento de la infraestructura es tan deficiente que se desperdician grandes cantidades de este precioso recurso, además del hecho de que los vehículos militares pesados han dañado tuberías y cisternas, y que los check-points obstaculizan la distribución de agua en camiones cisterna

INTERESES Y USOS DEL AGUA POR ISRAEL

  • uso aguaLos inmigrantes incorporan hábitos de consumo distintos (centroeuropeos, no campesinos, no conocen el entorno medioambiental de Palestina): buscan “hacer florecer el desierto” mediante un uso intensivo del agua, despreciando la adaptación histórica a los recursos que los Palestinos llevaban a cabo mediante el pastoreo y la explotación de árboles como el olivo
  • El 75% volumen total de agua es para agricultura (ahora más reducido por modernización regadío)/ el 25% para abastecimiento ciudades + consumo industrial
  • Se está fomentando la desalinización israelí en Askaleon, a precios competitivos gracias a empresas francesas.
  • Centro de Investigación para la Desalinización en Oriente Medio en Omán ha venido promoviendo la investigación multilateral sobre técnicas efectivas de desalinización. En su consejo se encuentran representantes de la CE, Israel, Japón, Jordania, Corea, Holanda, ANP, EEUU
  • Se ha realizado un estudio desde 1989 para importar agua desde Turquía (Israel + empresas privadas) pero existe un temor a la  dependencia hídrica de país musulmán.
  • El daño ambiental se produce por la combinación del derroche + descarga de desechos domésticos, agrícolas e industriales (contaminantes: Aluminio y plásticos) hacia los valles cercanos sin tratamiento.

ESTRATEGIAS DE ISRAEL

  • Desde el momento en el que los sionistas pretenden construir un estado judío en Palestina, se dan cuenta de la necesidad de controlar el territorio, la “judaización” de la tierra. Para obtener la ocupación efectiva de la tierra es necesario conseguir su propiedad y darle un uso a dichos territorios. La agricultura se convierte en herramienta y objetivo. Mediante la explotación agrícola se podrá controlar el territorio, dándole un uso que es además excluyente de cualquier otro, y además asegurar la alimentación de la población judía que mediante sucesivas inmigraciones acudiría a Palestina. Para poder llevar a cabo este desarrollo de la agricultura, es necesario asegurarse el acceso a unos recursos hídricos en grandes cantidades.
  • Determinación de posibles fuentes de agua en Palestina: estudios conjuntos con las autoridades británicas: Plan Lowdernik (1944) – Plan Hays-Savage (1948): Los resultados indicaban que existen recursos para mantener tanto a la población nativa como a la inmigrante

Por lo que vemos, el agua en todos los casos pero más aún en lugares como Palestina e Israel tiene un papel económico, político y de seguridad

Desde 1967 (recrudecido desde la II Intifada en 2000)

  • Restricción de la perforación de nuevos pozos palestino de agua (si quieres, pides permiso, con un informe sobre qué pozos hay en las cercanías: justificación de escorrentía y sobreexplotación, lo que les facilita a las autoridades israelíes la identificación para su posterior destrucción)
  • Restricción del bombeo o la profundización de pozos existentes
  • Negativa a palestinos de Cisjordania a acceder al Río Jordán
  • Restricción del acceso a áreas con vertientes de agua fresca
  • Limitación de la capacidad de los palestinos para usar el agua superficial.
  • Limitación de la capacidad de los palestinos para desarrollar infraestructuras de agua y alcantarillados

Pero…

  • Israel continúa excavando pozos intensivos en los TPO para su uso que disminuye el nivel de los acuíferos compartidos, secando los pozos palestinos adyacentes menos profundos por las altas tasas de bombeo. Al final estos palestinos se ven forzados a comprar agua a Mekorot
  • 1967-1995: Israel es el único responsable de la gestión hídrica, pero no invirtió en infraestructuras
  • 1989: “No habrá ningún desarrollo en los TOP impulsado por el gobierno israelí, y no se darán licencias para la expansión de la agricultura o la industria que pudiera competir con el estado de Israel”, Rabin, NY, ONU

En realidad…

El modelo económico israelí puede enfrentarse a una crisis provocada por la carestía del agua porque:

  • el desarrollo de las infraestructuras necesarias para distribuir el agua a todo el país requiere de una gran inversión
  • el suministro de agua de Israel depende de recursos que tienen la consideración de internacionales, y por tanto tienen que tener en cuenta las necesidades de los otros países que lo comparten.

BOICOT ISRAELÍ

  • Cuando existen marcos de cooperación, éstos suelen ser bilaterales en vez de multilaterales. Incluso las cuencas multilaterales se manejan mediante series de acuerdos bilaterales. En la cuenca del Jordán, existen acuerdos entre Siria y Jordania, Jordania e Israel, e Israel y los TOP
  • A principios de los 70: Israel bombardea una presa siria en construcción que desvía parte del agua de un afluente del Jordán en los Altos del Golam, así como un canal jordano que aprovechaba otro afluente del Jordán.
  • El muro confisca recursos hídricos palestinos. El 70% del área de recarga del acuífero costero quedará aislada entre el muro y la línea verde y caerá bajo control israelí.
  • Israel destruyó durante 2011 59 obras en los TOP levantadas con financiación de la UE, según el recuento de la CE, la ONU y activistas: 22 depósitos de agua y 37 estructuras con fines agrícolas. Ha paralizado las obras para la construcción de 14 depósitos de agua, 34 instalaciones de saneamiento, 8 instalaciones de energía solar, 2 escuelas y 1 dispensario. (Fuente: WebObserver). En la última década, Israel ha destruido infraestructuras valoradas en 49 M € de financiación europea.

SOLUCIONES

  • Se necesita reconocer que la crisis hídrica no es tanto de carencia como de una distribución equitativa
  • Estrategias para la gobernabilidad de las aguas: pasar de las estrategias unilaterales, nacionales internas a estrategias de cooperación multilateral internacionales; y situar el desarrollo humano en el centro de la cooperación transfronteriza
  • Sobre los lagos: son menos recursos menos renovables, son ecosistemas cerrados pero interdependientes por lo que son más sensibles a la contaminación y a las extracciones de agua, lo que repercute en que suministren agua de mala calidad en el caso de verse afectados
  • Acuíferos: Es muy complicada la medición  de los mismos para supervisar las tasas de extracción. Además, se pueden extraer con bombas privadas de difícil control
  • El hecho de que el agua sea un recurso finito crea una percepción general de que compartirla beneficiará a algunos en detrimento de otros, pero la gestión del agua en las cuencas fluviales puede desarrollarse de tal forma que amplíe el alcance del beneficio general al optimizar el uso del agua, generando un incremento de los regadíos, la generación de energía y los beneficios medioambientales. La cooperación a escala de la cuenca puede promover eficientes técnicas para el almacenamiento y la distribución del agua, ampliando de esta manera la superficie de riego

Obstáculos a la cooperación multilateral

  • Visión de soberanía nacional, ya que las negociaciones podrían ser perjudiciales para sus planes nacionales de desarrollo, que se diseñan de manera independiente de cualquier estrategia regional, y que no toman en consideración la verdadera disponibilidad del agua.
  • Débil liderazgo político: compartir el agua equitativamente es bueno para el desarrollo humano en una cuenca, pero malo para los votos en casa. Los beneficios nacionales se concretan fuera del tiempo de mandato de un gobierno.
  • Asimetrías de poder
  • Ausencia de participación en las iniciativas relativas a las cuencas
  • Guías: la gestión de las aguas compartidas es parte de la seguridad nacional, y puede disminuir la vulnerabilidad y la imprevisibilidad generados por la dependencia de un recurso hídrico compartido; y  las cuencas son tan importantes como las fronteras. La planificación integrada no puede detenerse en las fronteras
  • Ámbitos de cooperación: coordinación (compartir información); colaboración (planes nacionales adaptables); acción conjunta (infraestructuras comunes)
  • Beneficios de la gestión compartida de los recursos hídricos: flujo de recursos financieros (hidroeléctricas, infraestructuras de riego,…); comercio de recursos energéticos; compartir información; y ayuda a las negociaciones políticas de paz

APOYO INTERNACIONAL

FAME (Foro Alternativo Mundial del Agua), Marsella, 14-17 marzo 2012:

  • Oposición a la expansión de la Mekorot en los mercados internacionales
  • Boicot a los productos agrícolas israelíes
  • Apoyo a la campaña Stop JNF
  • Boicot a Veolia, la mayor privatizadora de suministro de agua mundial, la que más se aprovecha del apartheid israelí
  • Apela a sanciones gubernamentales contra Israel

PNUD introdujo nuevas técnicas de captación de agua y riego en el marco de un proyecto financiado por la Agencia de EEUU para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) = 50 estanques artificiales de 200 m2 para la captación de agua de lluvia

PNUD: 28 camiones cisterna; Luxemburgo: 13 camiones cisterna; Japón: 16 camiones cisterna

PAPP: Program of Assistance for the Palestinian People (desde 1979): apoyo en la preservación medioambiental y para el desarrollo de programas sanitarios y para el agua: construcción, fortalecimiento institucional, desarrollo de infraestructuras. 130M$ en planes estratégicos para luchar contra la desertificación, y para la construcción de suministro de agua, redes de distribución, reservas y conexión de hogares a la red. Programas concretos en los distritos de Tulkarem y Jenin, y en Jericó, en Hebrón y en Nablus

BIBLIOGRAFÍA

>Informes Oficiales

  •  Informe del Desarrollo Humano 2006, Capítulo 6: “Gestión de las aguas transfronterizas”, PNUD
  •  ”Valoración del impacto de las restricciones sobre el Desarrollo en el Sector del Agua Palestino”, Banco Mundial (2009)
  •  “Israel y los Territorios Ocupados. Aguas Turbulentas. Negociación del Derecho de Acceso al Agua a la Población Palestina”, Amnistía Internacional, 2009
  • “Biodiversidad en peligro”, informe realizado por la ONG Amigos de la Tierra, en colaboración con http://www.derechoshumanosdelcampesinado.org // http://www.mundubat.org

>Páginas Web

  •  www.palestina.int.ar Misión de Palestina en la República de Argentina
  •  www.palestinalibre.org // http://www.alcor.palestina.cat  _ Campaña de solidaridad con Palestina llevada a cabo por más de 50 entidades catalanas
  •  www.undp.ps _ PAPP (Programme of Assistance to the Palestinian People) _ Programas
  •  www.fame2012.org _ (Foro Alternativo Mundial del Agua 2012_  Declaración de Marsella
  •  www.rebelion.org _ Diversos artículos
  •  De “Mondialisation.ca”: “La apropiación de los recursos hídricos por parte de Israel, un importante obstáculo para la paz”, por Georges J. Nasr, traducción por Beatriz Morales Bastos, 07/07/2007

>Biblos

  • Álvarez-Ossorio, I. (editor), “Informe sobre el conflicto de Palestina. De los Acuerdos de Oslo a la Hoja de Ruta”, Ediciones del Oriente y del Mediterráneo, Madrid, 2003
  • Ayeb, H, “Agua y poder. Geopolítica de los recursos hidráulicos en Oriente Próximo”, Ediciones Bellaterra, Barcelona, 2001
  • Izquierdo Brichs, F, “Guerra y Agua: Objetivos y Actitudes de los Actores en el Conflicto por Palestina”, Barcelona 2002, Tesis Doctoral
  •  Jerusalem Media and Comunicaion Centre: Israeli Obstacles to Economic Development In The Occupied Palestinian Territories”, Jerusalem, 1994

>Newspaper

  • Diario Digital Nueva Tribuna, Sección de Medio Ambiente, 24 enero de 2011 “Conflicto judeo-palestino y agua”
  •  www.haaretz.com _ Rotativo israelí
  • “Francia acusa a Israel de la apropiación ilegal de los recursos hídricos en Cisjordania”, Barak Ravid, traducción por Sergio Escriche para SODEPAZ, 17/01/2012
  • http://www.vientosur.info _ “Los costes ambientales de la ocupación”, Alejandro Fierro, 12/06/2012

>Datos y estadísticas

  •  Palestinian Central Bureau of Statistics
  •  Palestinian Hidrology Group (PHG)
  •  Palestinian Water Training Institute (PWTI)
  • 100 agorots = 1 shekel
  • 1 shekel = 0.2536$
  • 1 dunum = 10.000 m2

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nos sentamos en una casa de adobe muy antigua restaurada por este grupo como símbolo de resistencia ante la ocupación. Se dedican entre otras actividades precisamente a eso, a hacer ladrillos de adobe para la gente a la que destruyen casas, para construir escuelas, clínicas… Empezaron a usar el adobe porque necesitaban evitar el control de los israelíes sobre los materiales de construcción.

Además después de 17 años de trabajo ya no aceptan las donaciones de grandes ONGs ya que eso facilita la ocupación, porque ayudan a su vida pero siguen las leyes israelíes, por lo que no les ayudan a vivir en lo que es el 95% de su tierra, la zona C, como es por ejemplo todo el Jordan Valley.  Las propias ONG empezaron a vigilarlos para que el propio movimiento cumpliera las leyes israelíesy no vivieran en la zona C.

Por ello pidieron dinero a ONG para hacer escuelas o tanques de agua pero se los negaron por ser zona C.  Así que construyeron una escuela con una tienda de campaña militar de segunda mano y empezaron a hacer escuelas de adobe sin necesitar el dinero de los donantes. Sólo necesitaban la tierra, la paja y restos del ganado y comprar el agua.

Esto fue de vital importancia ya que a partir de 2006 con el secuestro del soldado Gilad Shalit Israel prohibió también la importación de cemento. La casa de adobe que ahora usan como punto de encuentro y alojamiento para activistas internacionales que vamos a visitarlos tiene más de 100 años, la han usado como ejemplo para el resto del Valle del Jordán.  Los ladrillos de adobe los van renovando según se necesita. Tras una asamblea con distintas ONGs y Agencias internacionales les permitieron construir 30 casas en una zona militar pequeña, pero no cerca de asentamientos. El resto de las casas de la zona tienen orden de demolición. La Agencia Española para la Cooperación y el Desarrollo (AECID) es la única agencia nacional que ha aceptado dar dinero para construir casas en la zona C hasta ahora. El antiguo cónsul español hizo buenas relaciones en la zona, es el único cónsul que visitaba la Corte Militar Israelí para Observar los casos contra los activistas no violentos.

Fathi Khdirat nos pide que le contemos a todo el mundo en nuestro país la situación que viven, que presionemos a nuestros políticos para que hagan algo. Nos cuenta también que es imposible que Palestina se desarrolle económicamente con600 checkpoint interrumpiendo e impidiendo el tráfico de mercancías.

Antes de 1967 Palestina tenía tren, transporte público…pero la guerra y la ocupación destruyeron la mayor parte de las infraestructuras y han evitado que se desarrollen nuevas. Fathi piensa que no se le reconocen derechos como ser humano, que se le considera un esclavo, y por eso lucha contra el régimen. Como palestino ése es su deber: Resistir o resistir, o ser esclavo. Quien se rinde, su naturaleza interna y su dignidad le acabará moviendo otra vez.

“Gracias por estar aquí y ayudarnos en la práctica, teniendo opciones de viajar, ver Latinoamérica, montañas…Os habrán avisado que esto es peligroso y aun así elegís venir, gracias”.

Los palestinos tienen muchas mezclas de sangre, hay caras africanas, asiáticas y europeas. Este lugar ha sido una diana para todas las religiones que siguen a Dios. Muchas naciones han venido a controlar Jerusalén y ahora han forman parte de esta pequeña ciudad.  No es fácil ocultar o negar la injusticia de Palestina, es fácil encontrarlo sólo buscando en internet. El muro es más largo que el muro de Berlín y más alto que la Gran Muralla China.

Además se puede ver el tipo de vida de los palestinos.

Según los judíos ellos tienen derecho a esta tierra porque se lo prometió u Dios miles de años atrás. Así que aunque los palestinos hayan vivido aquí como no son judíos no pueden volver a su casa, a Palestina. Los judíos pueden entrar a Israel desde todas partes del mundo. Los palestinos pueden viajar por todo el mundo (menos los gazauis) pero él no puede entrar en Jerusalén.

Fathy no cree que necesite dinero para grandes escuelas, Universidades y calles, él cree que necesita su libertad como ser humano para construir su país.

“Por favor, volver a vuestro país, Universidad y ciudad y hablar de la injusticia”.  Tanto él como nosotros somos gente ordinaria. Queremos hacerlo lo mejor que sepamos, ellos como palestinos no-violentos, como parte del movimiento no-violento árabe, como parte del movimiento no-violento internacional. El 26 de Octubre quieren realizar un encuentro sobre movimientos no-violentos en el mundo árabe en Irak. Es la responsabilidad de todo el mundo árabe de oponerse ante situaciones injustas.

Él eligió vivir y trabajar en el Valle del Jordán porque es un lugar olvidado desde 2004 (retirada israelí de Gaza). El Valle del Jordán es “la franja olvidada de los territorios ocupados”.  Antes era el Director del Observatorio Palestino pero lo dejó por el valle. Ahora empieza a haber cierto interés por el valle, y hay 4-5ONGs que empiezan a trabajar aquí. Se empieza a hablar del Valle del Jordán en Palestina, en Israel y en el resto de las naciones. Antes de 2004 era difícil hablar incluso con ONGs palestinas.

JICA (Agencia Japonesa de la Cooperación) es un gran colaborador. Ayudaron a construir la primera escuela en el área C (y después la segunda, tercera, cuarta, quinta…). El Jordan Valley Solidarity Movement no es una ONG, es un grupo popular de solidaridad sin cuenta bancaria. Son voluntarios.

Voluntarios

El 1 de enero de 2010 2 grupos palestinos y 2 japoneses entraron con caravanas en el área beduina para construir una escuela, les confiscaron las caravanas pero este año lo conseguirán. Consiguieron construir una escuela de Fashai de 101 estudiantes en 18 habitaciones. También lograron construir una clínica en una noche, esto es importante, pero no es el objetivo principal, sino desafiar a la ocupación y demostrar a esta gente que tienen derechos y dignidad como seres humanos. Construir si destruyen, hacer manifestaciones y escribir a las autoridades palestinas e israelíes sobre el primer derecho de un ser humano. El movimiento lo forman 100 voluntarios sin afiliaciones políticas. Están también intentando ayudar a los beduinos del Sur de Hebrón.

Quieren hacer una conferencia en el Reino Unido el próximo Noviembre para discutir estrategias y cómo expandir su movimiento a otras zonas. Será del 6 al 9 de Noviembre en Brighton. Pretende unir a la comunidad beduina de Cisjordania y presentar una beca de largo plazo dentro de la organización. También quieren captar socios de todo el mundo. Van a decidir cómo hacerlo. Porque cada donación a una ONG que trabaje en Palestina se carga con un impuesto del 22% que va a los israelíes y quieren evitarlo. El objetivo principal es compartir la ocupación y llevarla a su fin, y hacer que la gente viva en esta tierra. Hacer publicidad como activistas, ONGs… Además necesitan observar y registrar las violaciones de derechos humanos y crímenes de los israelíes. Si hay un crimen, hay un criminal. Hay que llevarlo a la Corte o mandarle un mensaje “Algún día te haremos enfrentarte a la justicia”.

Algún día las cosas cambiarán

“Nadie creía que Mubarak  con 1.500 millones de dólares invertidos en seguridad caería en 2 semanas e iría a la cárcel. Nos dice. Nadie creyó que el muro de Berlín caería en una noche. Espero que algún día seamos capaces de cambiar las cosas juntos”. Esas son sus reflexiones al calor de la luz tenue de unas pocas lámparas.

Este movimiento se coordina con los comités Populares no violentos como el de Bilín. Todos son parte del Comité de Coordinación Popular del Movimiento No Violento. El Jordan Valley es el grupo que abarca más territorio y personas. Pero tienen distintas políticas, ellos no hacen manifestaciones sino que intentan crear hechos sobre el terreno. Siempre hecho no violentos.

Cuando construyen o realizan cualquier actividad siempre se aseguran de evitar verse envueltos en la violencia israelí. Empezaron hace 8 años y no han perdido ni una gota de sangre, no ha habido heridos, tan sólo un arrestado por una noche.

Le preguntamos si tienen mucho éxito en la Corte Israelí presentando casos. Dice que tienen muchos casos presentados, hace 3 años empezaron con las órdenes de demolición, pero hoy le dejan esa actividad a la ANP. En 2002 presentaron el primer caso en el Reino Unido contra una compañía israelí usando la ley internacional y ganaron, la compañía Caramel Agrisco.

¿Tenéis sistemas de tuberías? No. Todos unen con tuberías de plástico a los pozos ellos mismos sin necesidad de tanques de agua. (Los israelíes han prohibido a los palestinos captar agua del Jordán o de los acuíferos y manantiales del Valle, tienen que comprarla en tanques carísimos y entrarla). Tienen permitido comprar una cantidad de agua pero es muy limitada.

Hay 17 pozos israelíes en el Valle del Jordán, y se quedaron con todos los manantiales. Comenzaron en 1972 y el último se lo quedaron en 2006. Secaron todas las fuentes excepto el manantial a las afueras de Jericó, que es el único manantial del valle bajo control palestino (de la ANP).

Tienen un perfil de Facebook donde publican noticias de la zona: Jordan Valley Solidarity. Han publicado un vídeo sobre la compañía de agua israelí Mekorot. No pagan por la electricidad y el agua, la roban  de las instalaciones israelíes de la zona porque les cobran por ello más que a los propios colonos. En 1995 Fathi fue nombrado alcalde de su pueblo. Se encontró con todo el Valle del Jordán sin infraestructuras de tanques de agua o distribución. Se unieron a los cables de electricidad y construyeron su propia red de distribución. Sacan el agua de los 3 pozos de su pueblo y la distribuyen. Por cada vecino que plante un árbol le hacen un descuento de 5 shekel y cada vez más pueblos lo  hacen. No quieren donaciones para no pagar impuestos a los israelíes. El siguiente alcalde quiso implantar un prepago y tuvo que huir del pueblo. Si cortan el agua y la electricidad para quitársela los que no sabrán cómo vivir serán los colonos. Las tuberías y llaves pasan por sus pueblos, no pueden evitar que los tomen.

“No estoy en contra de los judíos o los israelíes, soy un secuestrado, quiero mi libertad. Quiero ver a mis niños libres, en un futuro libre. Tengo 47 años y he vivido siempre en la ocupación. Quiero enseñar a mis hijos a no ser esclavos.” Han reducido de 200 a 30 militares que vigilan a los palestinos de la zona. Sólo una persona vigila las construcciones ya que están seguros que los donantes no darán dinero para edificar. Si importan o exportan, si viajan, tienen que pagar a los israelíes. Tras Israel y Estados Unidos los palestinos son los terceros consumidores de productos israelíes.  La UNESCO les ofreció fondos y los rechazaron porque no querían pagar impuestos a los israelíes. La Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) financia Vento di Terra (una ONG italiana que trabaja en Palestina).  En el Jordan Valley Solidarity Movement los voluntarios pueden pagar (o no) 20-30 shekel por comida.

Es muy importante fomentar la vida de la gente en la zona C. Las Agencias sólo ayudan a vivir en las zonas A y B y eso favorece la ocupación. Han destruido hasta las cuevas donde vivían. El 38% del área C está considerado área militar.

Antes de la ocupación había 320.000 habitantes, ahora  60.000. 8500 de ellos viven en la ciudad de Jericó, completamente rodeada por un canal y de la que sólo se puede entrar y salir por una puerta de seguridad israelí. Esto convierte a la ciudad en un verdadero gueto. Compran el agua y la electricidad obligatoriamente a los israelís. Hace 2 días entraron en el pueblo y les quitaron 3 tractores. La semana pasada entraron y les confiscaron varias vacas. Les han confiscado 17 tanques de agua y encima les pusieron 15.00shekel de multa por actividades ilegales.

Si trabajas por los derechos humanos en un territorio ocupado no necesitas pedir permiso al ocupante. Nos vuelve a decir otra de esas declaraciones que quedan en flotando en el ambiente. Los palestinos son peores porque su salario y movimientos a Jerusalén dependen de Israel. Los primeros criminales son los que se benefician de esa ocupación, los palestinos y ONGs que trabajan con Israel. “Hace 10 o 20 años la situación era mejor, y cada día empeora.  Por eso, hay que seguir luchando, sólo hay una vida, y cada día empeora.  Ganaremos, hace 20 años Israel hacía lo que quería en Siria, Líbano, Egipto. Ahora está rodeados de su propio muro y de los 5 Millones de refugiados que sueñan con volver.  Algún día se acabará la electricidad y no tendrán cámaras. Algún día marcharemos por la libertad como en la plaza Tahir, nadie puede evitar que la gente marche por su libertad”.

Dia 5: Manifestación en Bilin y valle del Jordán

Publicado: 26 agosto, 2012 de otroviajeapalestina en Sin categoría
Etiquetas:,

Hoy nos hemos levantado un poco más tarde que el resto de días; los viernes son festivos y hoy no iremos a la obra. Algunos se levantan con resaca porque volvieron tarde de ver el Barça-Madrid. Desayunamos tranquilamente, el mismo que siempre, hacemos las maletas y nos vamos a buscar el bus que será nuestro bus durante estos dos días. Llegamos a Bil’in, un pequeño pueblo agrícola palestino fronterizo con Israel. Entramos a los bajos de la casa Abdullah Abu Rahm, activista no-violento palestino, que se encontraba con otros activistas internacionales. Allí, Abdullah nos explica la historia del pueblo de Bil’in.

Explicaciones de Abdullah

El año 2002 el pueblo se dio cuenta de la intención por parte del Estado de Israel de construir un muro para separar las tierras, que se comería una gran superficie de tierra perteneciente a los palestinos que pasaría a formar parte del lado israelí. A partir de entonces la gente del pueblo se organizó en comités populares y comenzó a organizarse pacíficicamente contra el muro. En 2005 llegaron los bulldozzers para iniciar la construcción del muro, pero un muro humano de 500 personas frenó a los soldados. El recorrido del muro fue marcado por una vallla de alambre de espino que impedía a los agriculturos acceder a sus campos de olivos. Tras muchos años de movilizaciones (gente encadenándose a olivos, manifestaciones…) se consiguió que el muro de verdad (de 8 metros de altura y hecho de hormigón armado) fuese construido unos cientos de metros más atrás. De esta manera se consiguió una pequeña victoria. A pesar de todo, el muro aun ocupa parte de las tierras palestinas de los agricultores del pueblo. Se han seguido organizando y manifestando durante años contra la injusticia que esta ocupación representa. El pueblo ha recibido una continua represión durante todos estos años por parte del ejército israelí: se detienen a los niños para que delaten a los activistas, se prueban nuevos métodos para disolver las manifestaciones (agua química, gases…) y se encarcela a activistas (el mismo Abdullah ha pasado un año y medio en la prisión durante el año 2009). A pesar de todo esto, en el pueblo no se paran y siguen las movilizaciones pacíficas contra el muro. Esta gente tiene una energía increíble!

http://www.bilin-village.org/
Una vez terminada la oración de mediodía, salimos del pueblo en dirección al muro (situado a las afueras) junto con otros activistas internacionales y la gente del pueblo, que ondea banderas palestinas. Nos plantamos a unos 200 metros del muro. A nuestros alrededores se observan olivos quemados y el muro, de 8 metros de altura, tiene soldados israelís en su parte superior. Al otro lado del muro, se observan los edificios nuevos del asentamiento colono. Durante la acción, algunos palestinos se acercan al muro, ondeando las banderas y gritando cánticos. Nosotros nos quedamos a una distancia prudente. Al cabo de un rato los soldados israelíes comienzan a disparar un cañón con un chorro de agua química que sale del otro lado del muro. Finalmente nos disparan bombas de gas y corremos hacia atrás. Por suerte, todos conseguimos escapar de los gases lacrimógenos sin consecuencias. La gente vuelve al La manifestación se acerca al muropueblo animada y nosotros volvemos de nuevo al bus, que nos llevará al Valle del Jordán.

Paramos a comer en un área de servicio en pleno desierto, con vistas al Mar Muerto y con un calor asfixiante que seguro supera los 40ºC. Comemos nuestros bocadillos de pan de pita i algún helado para digerir el calor, bajo la atenta mirada de un camello aburrido.

Después de un rato en autobús a través del Valle del Jordán, a media tarde llegamos a una casa que pertenece al ‘Jordan Valley Solidarity Movement’ (JVSM). La casa está construida con adobe, una mezcla de arena, agua y paja. La brigada del año pasado estuvo echando una mano en la reconstrucción de esta casa.
Al poco rato llega Fathy, líder del JVSM. Nos explica la problemática que tiene allí con la ocupación israeliana. Para empezar hay que decir que nos encontramos en la Zona C, i por tanto, bajo control militar del ejército israelí. Esto dificulta todavía más la vida de los palestinos de este valle y la llegada de la ayuda internacional. Toda el agua del valle se encuentra bajo control israelí. Nos muestra campos de cultivo israelíes que cuentan con instalaciones eléctricas i sistemas de riego i justo en el otro lado de la carretera campos palestinos secos i sin agua y luz.
A los palestinos que se encuentran en el área C no se les permite construir nada, ni escuelas, ni clínicas… También tiene restringido el acceso al agua. Se ven obligados a comprar a los israelís, auqnue a pesar de ello les limitan la cantidad que pueden comprar.

Otra de las complicaciones de esta ocupación son los continuos registros y confiscaciones de tractores, tanques de agua y hasta vacas, por parte del ejército israelí en los pueblos palestinos del Valle. Así que Fathy nos explica que optan por combatir la ocupación por la vía pacífica del desorden civil. Desdel JVSM han empezado acciones como construcción de varias escuelas en la zona usando, incluso, tiendas de campaña militares de segunda mano. También optan por la construcción de instalaciones con el material que tienen en la zona, con la paja y el barro. De esta manera evitan tener que comprar el material a los israelíes. También nos explica que rechazan las ayudas económicas “oficiales”, ya que están gravadas con un 22% de impuestos por parte del estado israelí y es una manera de subvencionar la propia ocupación. Finalmente, Fatty nos anima a explicar lo que está pasando en el Valle del Jordán, y también a colaborar con todos aquellos que puedan, sobre todo, trabajando en algunos de sus proyectos. Así que si alguien está interesado en ayudarlos, ya sabe!!! http://www.jordanvalleysolidarity.org/

Trabajando en la casa del JVSM

Al atardecer, les ayudamos a transportar tierra para hacer mahones de tierra. Como no tenemos agua no podemos hacerlos, así que los dejamos apunto para cuando tengan la oportunidad de hacerla. Durante la tarea nos invitan a un té y una vez acabada, cenamos arroz con tomate, mientras Fatty sigue explicándonos cosas. Terminamos de cena y Fatty se despide de nosotros y después de una tertulia nos fuimos a dormir. El día ha sido muy largo y estamos cansados. Esta noche unos cuantos tendremos la suerte de taparnos con la sábana de las estrellas palestinas.