Posts etiquetados ‘Jaffa’

Último día.

Publicado: 31 agosto, 2014 de accionenredinternacional en Sin categoría
Etiquetas:, , , ,

Empezamos el día con un madrugón, a las seis y media en pie después de llegar tarde a la fiesta en el desierto. Está claro que Palestina y ocho horas seguidas de sueño no es algo posible para nosotros. Hoy estaremos en Tel Aviv y en Jaffa, donde se quedarán los compañeros de Pau Sempre a dormir en un albergue. El grupo de Madrid salimos de madrugada, así que pasaremos la noche en el aeropuerto.

A las nueve más o menos nos encontramos con nuestra guía israelí, Ifat, que habla un perfecto castellano aprendido en Granada. Viene acompañada de Judith, una mujer israelí que reside en Jaffa desde hace muchos años. Es fotógrafa y colabora con el Comité Popular contra las Demoliciones de Casas en Jaffa. Nos va a hacer un tour por Jaffa que complementa al del día anterior. Judith tiene un conocimiento enciclopédico de la historia de la ciudad, y una auténtica devoción por la objetividad. Lo primero que nos dice es que existen varias narrativas de la historia de Jaffa y que tomemos la suya con espíritu crítico. A veces ha hecho el experimento junto a un compañero palestino de realizar un tour conjunto en el que ella daba la versión sionista de la historia: no coincidían en nada. Su compromiso con la causa palestina no le hace embellecer la historia, por ejemplo, nos estuvo hablando de los enfrentamientos entre palestinos y judíos en los meses previos al comienzo de la guerra de 1948, o descartó la explicación que da la versión palestina del abandono del puerto de Jaffa: no se debe a una conspiración sionista sino a que el suelo del puerto es rocoso y no era posible excavar para hacerlo más profundo.

Entre otras muchas cosas, nos ha hablado sobre el proyecto de gentrificación que está llevando a cabo el ayuntamiento. Consiste en convertir en Jaffa en un centro turístico para clases acomodadas desplazando a las clases populares que viven allí. Principalmente afecta a familias palestinas aunque también hay alguna familia de judíos mizrajíes (de origen árabe) que han sido expulsados. Todos ellos viven en casas alquiladas por el ayuntamiento que pertenecieron a palestinos expulsados en 1948. Tienen prohibido hacer cualquier tipo de reforma por lo que ha sido muy fácil echarles por incumplimiento de contrato. Las consecuencias de perder la casa varían según seas palestino o judío. Para estos últimos siempre está la posibilidad de trasladarse a algún barrio judío pobre de Tel Aviv, en el caso de los palestinos ésta opción supone perder la vida comunitaria, suponiendo que puedas permitirtelo. La mayoría deciden irse a otra ciudad en la que haya una comunidad palestina. El Comité Popular contra las Demoliciones de Casas se encarga de dar asistencia legal a estas familias, y de proponer planes alternativos al ayuntamiento que permitan el acceso a la vivienda.

Por la tarde, Ifat nos ha preparado un encuentro con activistas de diferentes organizaciones israelíes y palestinas. Nos reunimos con ellos en la sede de la Coalición de Mujeres por la Paz quienes nos recibieron con un surtido exquisito de tartas y dulces.

El primero en hablar fue Ramis, periodista que trabaja en la revista digital +972, quien nos habló de la lucha que desarrolla en su ciudad natal, al-Ludd (en hebreo, Lod). Nos impresionó especialmente una anécdota que le ocurrió cuando habló por primera vez sobre la Nakba a unos estudiantes palestinos en su instituto. Era un día festivo y los estudiantes no tenían clase (en un día normal de clase no hubieran podido hacerlo). Cuando comenzó a hablar de la Nakba se dio cuenta de las caras de pánico que ponían sus alumnos: desde siempre habían interiorizado que no podían hablar de la Nakba, que era un tema tabú que les podía poner en peligro.

Nurit es una activista en el Neguev que trabaja con familias beduinas a las que se quiere expulsar de sus tierras. El año pasado estuvieron haciendo campaña contra el plan Prawer que pretendía reagrupar en ciudades a las familias beduinas. Consiguieron pararlo aunque ella lo achaca más a los miembros de extrema derecha del gobierno que prefirieron abortar el plan antes de concederle una mínima porción de tierra a los beduinos.

Sebastián es un judío de origen argentino que trabaja con Ramis en la misma revista. Nos ha hablado del aumento del racismo anti árabe en la sociedad israelí desde el comienzo de la masacre en Gaza. Nos cuenta de numerosos casos en los que miembros destacados de los partidos de ultraderecha han hecho declaraciones públicas en las que pedían atrocidades como que se matara a las madres de los terroristas o la expulsión de todos los árabes. En ningún caso han sido perseguidos judicialmente. Hace unas semanas un grupo de supervivientes y de descendientes de supervivientes del Holocausto hicieron pública una carta en la que condenaban la masacre de Gaza. La reacción ha sido virulenta, llegando a escribir frases como esta “necesitáis que os den otra ducha de gas”.

La última charla de la tarde ha sido la de Naomi, miembro de la Coalición de Mujeres por la Paz. Nos ha hablado de las agresiones sufridas por los manifestantes izquierdistas en Israel ante la mirada impasible de la policía. De hecho, han tenido que organizarse para protegerse de los ataques. Esta es una situación más propia de una dictadura que de la “única democracia de Oriente Medio”. Hasta ahora era una democracia solo para los judíos, a partir de este verano, parece ser que solo será una democracia para los “buenos judíos”.

Aquí llega el final de nuestro viaje por Palestina. Han sido dos semanas muy intensas. Ahora queda volver y contar lo que hemos visto, algo que nos han pedido prácticamente en cada encuentro. Nos llevamos de allí el recuerdo de los amigos que hemos hecho allí, y también la preocupación por ellos. Será difícil leer las noticias de allí sin sobresaltarse. Para terminar me gustaría recordar una cita de un rabino estadounidense que luchó por los derechos civiles de los afroamericanos. La cita no es exacta pero viene a decir lo siguiente: en una sociedad democrática cuando se comete una injusticia, algunos son culpables de haberla cometido, pero todos somos responsables de dejar que se cometiera.

Carlos H.

Anuncios

Día 14. Jaffa

Publicado: 29 agosto, 2014 de accionenredinternacional en Sin categoría
Etiquetas:, , , ,

Amanece en Beit Sahour y nos disponemos a exprimir nuestros días. Después de disfrutar de un desayuno a base de humus, algo que echaremos de menos a la vuelta, nos lanzamos a la carretera y después de unos 70 minutos llegamos a Tel Aviv. Allí nos espera Omar para hablarnos de su proyecto.

 

Omar forma parte de la organización Zochrot, que significa “recordar” en hebreo. Su historía personal es ligeramente diferente a la del resto de palestinos puesto que su familia quedó en Israel después de la Nakba.

ZOCHROT

Esta organización fue establecida hace 12 años por activistas israelíes. Su particularidad se centra en que para encontrar una solución al conflicto no es suficiente hablar de los palestinos de Cisjordania y Gaza, sino que hay que comenzar por entender su profundidad. Es necesario dar marcha atrás en la historia y comprender lo que ha supuesto la Nakba, algo que la mayoría de israelíes desconocen o no reconocen.

Una de las paradojas del conflicto es la divergencia en la significacion y la memoria historica de la guerra de 1948 para palestinos e israelíes. El pueblo palestino lo rememora como la Nakba, es decir, el “desastre”, mientras que los Israelíes se refieren al suceso como su “guerra de independencia”. Estos últimos consideran que dicha guerra solo constituyó uno de los “tantos ataques que ha sufrido el pueblo judío” y que no tiene conexión alguna con la situación actual. Esto sucede porque desconocen que 600  pueblos y ciudades fueron destruidos durante dicha guerra. La falta intencionada de rigor histórico por parte del estado hace que la población israelí considerase esta tierra como “vacía”.

La realidad es que antes de que comenzara la guerra, ya tenían tomada la decisión de no dejar volver a ningún palestino a su pueblo o ciudad, y en caso que lo hicieran existía orden de disparar. A finales del año 1948 ya habían 750.000 palestinos expulsados y transferidos a países vecinos como Siria, Jordania y Egipto. Actualmente, hay un total de 7.000.000 de refugiados repartidos por el mundo. El territorio que ocuparon los sionistas  supuso la expulsión del 90 % de la población.

La Nakba tuvo dos objetivos estratégicos:

-El empleo de la violencia extrema para la creación del Estado de Israel.

-El bloqueo permanente para evitar que los palestinos expulsados retornaran a sus casas y violar así su derecho al retorno.Esta medida continúa vigente.

La organización Zochrot tiene por objetivos informar a la población Israelí para que tomen conciencia y asuman  su responsabilidad, pues lo consideran un paso muy importante para la solución del conflicto.

 

Para traspasar esta información a la población israelí llevan a cabo proyectos tales como:

  • Realización de tours mixtos de palestinos y judíos a lugares que fueron destruidos durante la Nakba.
  • Elaboración de material pedagógico para los alumnos de escuelas israelíes (dossier informativo).
  • Formación de profesorado acerca de los pueblos que han sido destruidos por la ocupación.
  • Creación de mapas en hebreo sobre los pueblos y ciudades destruidos.
  • Creación de una aplicación para móvil llamada “iNakba” que permite localizar aquellos pueblos y ciudades destruidas, información y fotografias sobre dichos lugares en árabe, hebreo e inglés.

inakba

http://www.zochrot.org/en

Tras esta breve charla nos reunimos con nuestro guía en la majestuosa ciudad de Yaffa. No tardamos tiempo en darnos cuenta de la naturaleza turística del tour.

Yaffa es una ciudad costera situada al sur de Tel aviv.  Antes de la guerra del 1948 gozaba  de un pleno desarrollo tanto a nivel económico,  social y cultural debido a su posición estratégica, enclave marítimo con puerto, y lugar de peregrinaje.

DSC01845

En dicha ciudad convivían once religiones y aunque la mayoría de la población era árabe, musulmana, también habitaban la periferia de la ciudad población judía que fue creciendo paulatinamente, situándose en las zonas sur, este, y norte de la periferia,  localización que actualmente se conoce como Tel Aviv. Por entonces, Tel Aviv se conformaba como un suburbio de la ciudad de Yaffa. Tel Aviv se convierte en una gran colonia y pasa a ser la capital de Israel, lo peligroso e incongruente es que un asentamiento se convierta en la ciudad más importante de un Estado que ocupa.

Los israelíes comenzaron a poblar la ciudad de Yaffa, trayendo inmigrantes principalmente europeos. Para estas personas era obligatorio realizar el servicio militar, esto ocasionó que la población palestina tuviera que convivir, día a día, y muy de cerca con las mismas personas que los oprimen.

DSC01878

Aparte de las consecuencias geopolíticas e históricas que tuvieron estas acciones, la sociedad palestina sufrió, a nivel general, importantes traumas psicológicos producto de la ocupación.

Todas las historias tienen su forma de contarse y dos o varios puntos de vista. Haciendo referencia a la wikipedia podemos ver como los hechos son contradictorios dependiendo del cristal con que se mire.

http://es.wikipedia.org/wiki/Jaffa#Mot.C3.ADn_.C3.A1rabe_de_Jaffa

Después de visitar Yaffa volvimos a nuestro “hogar” con la sensación de haber vivido una realidad muy diferente a la del resto de los días de nuestra estancia. Esto es un indicativo de la existencia de una burbuja protectora dentro de la sociedad israelí. La normalización es un hecho cotidiano que hace ahondar aún más las diferencias entre los dos pueblos.

Para finalizar el día los brigadistas disfrutamos de una agradable celebración regada por música en directo con un grupo de artistas que fusionaban la música local y la influencia andaluza, exquisita comida y un manto de estrellas que hicieron de la noche una experiencia mágica que quedará grabada en nuestras retinas.

DSC01941

Gabriela,Anna, Cris & Carlos

La extinción de un pueblo

Publicado: 27 enero, 2014 de accionenredinternacional en Sin categoría
Etiquetas:, , , , , ,

La separación de los territorios palestinos con realidades diferentes, pero unidos en el sufrimiento agosta la realidad de una futura nación.

En Gaza el Ministro israelí de Defensa Moshe Ya´alon ha aprobado planes para permitir la entrada de materiales de reconstrucción de la Franja de Gaza tras las inundaciones de Diciembre, aunque no ha mencionado cuando y por otro lado siguen sufriendo la falta de combustible y electricidad.

A esto se suma la reducción de inversión y servicios por parte de la UNWRA en los campos de refugiad@s a pesar de la cada vez más difícil situación que se vive en la región. Estas protestas llegan tras 2 meses de huelgas por parte de los trabajadores de la UNWRA por sus bajos salarios y las políticas de la Agencia con l@s emplead@s que ha sido previamente detenid@s por los militares israelíes.

Esta Agencia fue creada en 1949 para atender a l@s refugiad@s expulsad@s tras la creación del estado de Israel en 1948. Actualmente  provee de servicios sanitarios, educación, servicios sociales y otras formas de ayuda a un@s 5 millones de refugiad@s palestin@s.

La situación dentro de Israel también resulta cada día más difícil para l@s palestin@s

En el barrio histórico de al-Mahatta, en la ciudad de Haifa, muchas de las casas antiguas han sido demolidas. La municipalidad israelí planea demoler muchas más para expandir las vías del tren, construir nuevas viviendas, clubs nocturnos y restaurantes. Unas 160 personas pertenecientes a 30 familias se enfrentan a la expulsión a pesar de tener la ciudadanía israelí.

El barrio se enfrenta a un proceso de gentrificación. Durante el Mandato Británico (1920-1948) habitaban la zona más de 600 familias palestinas. En los años 90 se contabilizaban unas 1500 habitantes.

Hoy solo 33 casas siguen en pie, el resto han sido demolidas. La mitad de ellas pertenecen a Amidar, una compañía estatal que acumula viviendas. En la mayoría de los casos, Amidar niega a las familias la reparación hasta que las estructuras se vuelven demasiado peligrosas para habitar y l@s residentes se van. Entonces demuelen la vivienda.

Al-Mahatta está rodeada por una larga valla entre el puerto, las vías del tren y la autopista 2, que conecta Tel Aviv con la costa Norte de Israel.

En el caso de Al-Mahatta todas las casas tienen permisos de construcción y pagan impuestos municipales y nacionales. A pesar de ello al igual que otros barrios palestinos se les ha negado durante años los servicios municipales básicos, restricciones de construcción, desarrollo, expansión y compra de tierras. Aparte de electricidad y agua no reciben ningún otro servicio municipal, desde 1948 no ha habido clínicas, escuelas o luz en las calles.

Para rematar Israel planea electrificar la vía del tren que pasa a través de al-Mahatta, lo que supone un serio riesgo para la salud debido a la radiación según el Ministerio israelí de Protección Medioambiental.

Gentrificaciones similares ocurren en todas las ciudades palestinas históricas a lo largo y ancho del estado de Israel. En Jaffa, Akka, se demuelen casas, se expulsa a sus habitantes, se destruyen los templos y se borra su historia.

El 20% de la población en Israel es de origen palestino (1.5Millones). A pesar de la ciudadanía se enfrentan a una discriminación de hecho con restricciones en sus derechos políticos, culturales y sufriendo constantes robos de tierras y destrucción de sus hogares.

Otros pueblos son asfixiados mediante el muro y sus checkpoints, como el pueblo de Nabi Samuel. Ocupado en 1967, cuatro años después sus habitantes fueron deportados a un área cercana y sus casas demolidas. La tierra del pueblo ha sido declarada parque nacional y el año pasado la Administración Civil estableció un centro arqueológico alrededor de la mezquita y cementerio.

De las casas aún en pie los familiares y amigos no pueden visitarlos por los checkpoints y muros, y hasta para plantar un árbol necesitan un permiso de la Corte.

Ésta es su historia