Posts etiquetados ‘Ignacio Gutiérrez de Terán-Benita’

bilin3Durante los pasados 7 y 9 de marzo, el grupo internacional de Acción en Red Madrid organizó las jornadas ¿Qué está pasando en el mundo árabe? Alzamientos por la dignidad y la contestación social para seguir conociendo la actualidad de los alzamientos, revueltas y revoluciones de los países árabes, abrir un espacio de debate para jóvenes activistas de uno y otro lado del Mediterráneo y posibilidades de involucración. Aquí tienes un reportaje en un vídeo de tres minutos de duración realizado por Celia Hernández, con la colaboración de David Perejil, Lucía Miret y Olmo Couto, con imágenes y voces de cuatro protagonistas de las jornadas.

El Jueves 7 de Marzo se realizó una proyección de cortos palestinos One Minute Project e introducción de la campaña BDS con Borja de Sodepaz. Además, proyectamos una entrevista con Marc Almodovar, director del documental Erhal, realizada desde Alejandría. Durante el sábado 9 de marzo el programa fue:

  • 12:00h Presentación y bienvenida
  • 12:30h Conferencia de Ignacio Gutiérrez de Terán. Arabista y profesor titular de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad Autónoma de Madrid. El profesor realizó un repaso de los dos últimos años en las revueltas árabes, sus inicios, causas y distintas evoluciones. Esta actividad, que se realizó en las instalaciones del Chaminade, se sumó a #launienlacalle, actividad reivindicativa a la que se han sumado más de 600 clases, casi 450 profesores, 7 universidades públicas y centros adscritos en Madrid. Esta actividad defendía una universidad pública y accesible sin discriminación alguna.
  • 14:00h Comida intercultural y Mercadillo Solidario
  • 16:00h .”La revolución a través de la expresión gráfica”. Mohamed Tayeb, Rami Abbas y Husseim Khzam. A través de vídeos y grafitis los artistas nos contaron cómo la expresión gráfica puede ser vehículo e inspiración de una revolución, recuperando el espacio público robado por las dictaduras y como símbolo y mensaje para los pueblos.
  • 17:00h Taller Musical: Hames Bitar (laúd). El virtuosos Hames repasó la historia de la música en el mundo desde España, África del Norte, península arábiga, imperios otomano, persa…explicando los diferentes estilos, las escalas, formas de ejecución etc y realizó una pequeña actuación como muestra de la misma.
  • 18:00h Visita guiada por la exposición fotográfica: “Brigadas de reconstrucción de casas en Palestina”. Maria Jesus Sastre y David Perejil contaron la ocupación a través de unos paneles con imágenes de nuestro proyecto de reconstrucción de casas en Palestina
  • 19:00h Mesa redonda de activistas árabes en España: Los ponentes explicaron la situación y origen de los activismos actuales en sus países y establecieron un debate con los asistentes sobre vías de lucha social y resistencia, el papel de las mujeres árabes, los métodos no-violentos compartiendo su experiencia vital en estos temas.
    • Siria: Ussama Jandali
    • Egipto: Basel Ramsis
    • Palestina: Maysa A. Hajjaj Makan
    • Sahara.

Más información en la crónica de la web de Acción en Red Madrid.

Anuncios

Al Manatiar protest village, Burin, West Bank, 2.2.2013

El pasado 2 de Febrero se construyó el tercer campamento protesta de los palestinos en Cisjordania. Al Manatir, en el terreno municipal del pueblo palestino de Burin. La localización se eligió por la cercanía de colonos que a menudo acosan a los habitantes de Burin.

Pronto llegaron los soldados, que separaron colonos de palestinos y empezaron a expulsar a los palestinos de modo violento con gas lacrimógeno, granadas de sonido y gas pimienta.

Como los activistas y residentes volvieron a Burin los soldados invadieron las calles principales del pueblo, los vecinos les lanzaban piedras a las que respondían con más granadas de gas y algunas balas. Un vecino fue herido en la pierna y varios ciudadanos, incluidos niños, tuvieron que ser evacuados en ambulancia por inhalación de gas.

Pero, ¿os hemos contado cómo se  empieza una colonia israelí alguna vez? A veces ocupan casas palestinas, como ocurre a menudo en Sheir Jarrack, otras son colonias planificadas y directamente financiadas por el propio estado de Israel, como quieren hacer en la zona E1, pero a veces no son más que iniciativas individuales aparentemente inocuas:

Israeli settlement outpost, Jayyous, West Bank, 28.1.2013

El 21 de Enero 2 caravanas iniciaron una nueva colonia en la tierra perteneciente al pueblo de Jayyous. El 28 de enero estas dos caravanas ya estaban conectadas a las tuberías de la colonia Zufin, próxima a la zona. La localización parece escogida para cambiar la decisión de la Corte Israelí en 2009 de modificar el trazado del muro de separación, devolviendo al pueblo de Jayyous parte de su tierra que el muro les va a arrebatar.

De pueblos que luchan por recuperar su tierra y de manifestaciones va el documental “5cámaras rotas” de los directores Emad Burnat y Guy Davidi.

Grabado en el pueblo de Bilín, que el grupo ha visitado en los campos de verano anteriores, el título del mismo se debe a que la grabación le ha costado al autor la rotura de 5 cámaras.

5CAMARASROTAS

La historia de Bi´lin la podéis encontrar en entradas anteriores en nuestros viajes. Y también podéis aprovechar para verla en los cines Renoir en Madrid

Además hay otra película que llega este año a los oscar y que habla del conflicto “The gatekeepers” (ésta no ha llegado a España). En ella se entrevista a 6 trabajadores en el Shin bet (Servicio Interno de Seguridad) que han servido en las fuerzas armadas desde los inicios de Israel hasta hoy, y a través de preguntas del director israelí Dror Moreh va surgiendo las dudas de ámbito ético. Los 6 hombres, respetados en Israel por su puesto, están de acuerdo en que la ocupación de Gaza y Cisjordania debe acabar. Al contrario que se ha visto últimamente en EEUU con Homeland o Zero Dark Thirty no justifica o embellece el llamado contraterrorismo. Aunque se centra sólo en la opinión de israelíes y no refleja la realidad palestina, simplificándola a lo que estos hombres han vivido, la lucha armada.

Tras el reciente reconocimiento como Estado No miembro de Palestina en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el hecho de que en los Óscar haya dos películas tratando el conflicto es un signo de que el mundo empieza a vislumbrar el horror creado por el Estado de Israel.

Los discursos políticos y resultados de las pasadas elecciones israelíes sugieren que estas películas no tendrán mucho impacto sobre la opinión de los ciudadanos israelíes, pero si alguna ganara un óscar sería un toque de atención del mundo a esta población por lo general tan ajena al sufrimiento provocado por su propio gobierno.

También sería recomendable para ilustres literatos y académicos como Antonio Muñoz de Molina, recién ganador del premio de literatura de la municipalidad de Jerusalén, que se ha negado a  rechazar dicho premio a pesar de los intentos del Movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones. El argumento de que en Israel hay muchos activistas pro-palestinos y por tanto no hay que denigrar el país es un tanto vacuo cuando esos mismos activistas israelíes también apoyan el movimiento BDS y quisieran que rechazara el premio.

Como explicación os dejamos la carta de Ignacio Gutiérrez de Terán en respuesta a la actitud del escritor:

Estimado Sr. Muñoz Molina:

He leído sus declaraciones en las que confirma su intención de asistir a Jerusalén para recibir el premio que lleva el nombre de la ciudad . Por supuesto, es libre de obrar como mejor le parezca y de considerar que su participación en la ceremonia de entrega redundará en el entendimiento entre los pueblos y que, por lo mismo, no se puede boicotear a un pueblo ni una sociedad, plural y con voces discordantes en un sentido u otro, en su conjunto. Le daría plenamente la razón si no fuera porque el permio Jerusalén no es un galardón concedido por la sociedad civil, un grupo de particulares sin implicación en la labor de representatividad del estado de Israel o una asociación cívica u organización no gubernamental; este premio, como usted bien sabe, tiene carácter oficial, está financiado con fondos públicos (del estado de Israel) y representa, quiera usted o no, el punto de vista de la municipalidad de Jersualén, la cual, como usted bien sabe, promueve una política de asentamientos y expansión que conculca, de manera evidente, los derechos de los ciudadanos palestinos, habitantes originarios de buena parte del área metropolitana de Jerusalén y sus alrededores, por mucho que un porcentaje muy elevado haya sido expulsado de sus hogares y que la propaganda sionista ponga en duda la condición de propietarios primeros de muchos de ellos o disfrace la política sistemática de confiscación y expulsión con eufemismos y fábulas de todo signo. Este premio, pues, no contribuye al entendimiento entre los pueblos ni favorece un debate sosegado y plural sobre la política de discriminación articulada por el estado de Israel hacia la población palestina. Tampoco representa siquiera la pluralidad de voces y opiniones existentes en el seno de la sociedad israelí; más bien, refleja el posicionamiento de unas autoridades que no han demostrado, usted bien lo sabe, predisposición ninguna a dialogar sobre la flagrante situación de injusticia que padece Palestina. De hecho, no conocemos a ningún intelectual occidental, de los que han mantenido una actitud abiertamente crítica hacia el estado de Israel, que haya sido distinguido con el premio; y algunos, como su antecesor, el británico Ian McEwan, el cual criticó de forma explícita la política de asentamientos y la discriminación ejercida sobre los palestinos, al tiempo que lamentaba el “nihilismo” de las dos partes, poniendo de este modo al ocupado y el ocupante en el mismo nivel de “responsabilidad”, hubieron de ver cómo su presencia era utilizada por el alcalde de Jerusalén para comparar la pulsión de respeto y fomento de las libertades individuales apreciables en los libros de McEwan, virtud que, según parece, valora en sumo grado la comisión que falla el premio, para encomiar “la tolerancia que nosotros practicamos en Jerusalén”.

No lo olvide: se fotografiará usted con personas que representan a las instituciones de un estado, incluido el presidente, que no respeta los derechos humanos ni la legalidad internacional. Y no se equivoque: yendo allí no ayudará a colocar en un contexto de crítica y debate saludables la situación de millones de palestinos privados de sus derechos básicos; al contrario, contribuirá a reforzar las tesis de un régimen, el de Tel Aviv, que disfruta de un poder de acción y decisión en la región de Oriente Medio que difícilmente justifica su supuesta condición de estado cercado o sometido a amenazas permanentes. Más bien habría que hablar de la vulnerabilidad de palestinos y árabes ante la formidable maquinaria militar de Israel y el apoyo incondicional de las potencias occidentales.

Y lo que más nos duele a nosotros como gente que tratamos de leer, pensar y reflexionar sobre lo que nos rodea, sobre nosotros mismos, sobre valores tan humanos como la libertad y el respeto mutuo: ver a intelectuales como usted, cuyas palabras y actuaciones no dejan de tener eco mediático, utilizar argumentos inconexos e irreales para justificar lo que, si se tiene una visión de solidaridad y compromiso con los débiles, los oprimidos y los vilipendidados, difícilmente puede justificarse.

Una última petición, dando por hecho que no ceja en su intención de acudir a Jerusalén: no abuse de los recursos retóricos y las matizaciones terminológicas. Los particulares y organizaciones que le hemos solicitado que reconsidere su decisión distinguimos perfectamente entre judíos, Israel y sionismo. Estamos ante un caso de violación de los derechos humanos, no disquisiciones confesionales o étnicas que, al cabo, únicamente sirven para que algunos desvíen la atención de lo que verdaderamente debería importar con sutiles y capciosas cortinas de humo.

No deberían ser tiempos de sutilezas sino de obrar con consecuencia y honradez. Si usted es partidario del sionismo o cree que, pese a todo, hay que “comprender” lo que hace Israel porque, queramos o no, representa un manantial de libertad y conciencia creativa, dígalo. Mas déjenos de retruécanos. Desprecie u obvie los escritos que, como este, le piden que reflexione pero absténgase de decirnos cosas extrañas y un tanto pintorescas.

Buen viaje a Palestina. Millones de personas que nacieron allí no pueden hacerlo. Acuérdese de ellos al menos, un instante nomás, cuando el Sr. Nir Barkat le estreche con ardor sus manos y proclame al mundo libre que las calles de Jerusalén componen un hermoso ejemplo de tolerancia, igualdad y amor por la humanidad.

Suyo atentamente,

Ignacio Gutiérrez de Terán Gómez-Benita