Posts etiquetados ‘Belén’

Mientras en Gaza se apuran las negociaciones en torno a otro alto fuego, tras la masacre más sangrienta en los últimos años, la vida continúa en Cisjordania. Cómo continuará, es otro asunto.

Para los activistas de Acción en Red Madrid y Pau Sempre, esta calurosa mañana en la provincia de Belén, parece otra más, de cualquier mes de agosto, en sus campos de trabajo solidario. Sólo que esta vez, en la iglesia de la Natividad no hay largas colas de turistas y las conversaciones respiran otro aire. Gaza está en el ambiente. Un grito sordo se repite en las conversaciones de los cafés y los puestos de bocadillos de falafel, en la ciudad que vio nacer a Jesucristo: imposible ignorar, aunque algunos quieran, este conflicto que golpea desde hace ya demasiados años.

DSC_0052

En Belén aún huele a las aguas químicas fecales, que el ejército israelí lanzó desde el otro lado del muro, para disolver las últimas manifestaciones en protesta por la situación en Gaza. Un muro, que con el paso del tiempo, se ha convertido en una muestra artística que denuncia la represión y algunos comerciantes aprovechan como reclamo turístico.

Visitamos Deheiseh, uno de los tres campos de refugiados de Belén, donde aún se respiran las consecuencias de los últimos días. Hace dos semanas, mil soldados de las fuerzas israelíes entraron para arrestar a varios vecinos de Deheiseh, nos cuenta Aysar Alsafi, integrante de la organización comunitaria Ibda de Deheiseh. Y antes de ayer volvieron a entrar para arrestar a otro adolescente.

Grafiti en el muro de Belen

Estos hechos recuerdan a lo sucedido hace dos meses en Hebrón, cuando el secuestro y asesinato de tres adolescentes colonos desató el inicio de un castigo colectivo, primero en Cisjordania con cerca de 600 detenidos y 15 asesinados, y luego en Gaza, con unos dos mil muertos por el momento. Entonces, en Deheiseh, Belén, “los soldados entraron al centro comunitario y se llevaron ordenadores, rompieron cristales y amedrentaron a la poblacion”, denuncia Said.

El centro comunitario Ibda de Belén, bulle de una actividad que busca contagiar la alegria y conquistar un espacio del que carecen las trece mil personas que viven en apenas un kilómetro cuadrado de este campo de refugiados. Estos voluntarios palestinos quieren cambiar mentalidades dentro del campo y sembrar semillas de una nueva conciencia politica. Algo que resume Aysar Alsafi con la misma satisfacción que comparte con su hermana Kiam Alsafi. Ella describe con una gran sonrisa que, “cantar, bailar o actuar, es otra manera de luchar contra la ocupación.” Y cómo, gracias a la cooperación internacional, pudo estudiar teatro en California para volver y devolver ese beneficio a su comunidad. Como mujer también busca empoderar a otras mujeres, en un ambiente que describe como “muy conservador, algo que no sólo sucede en esta parte del mundo”.

DSC_0142

Enterrados bajo el manto de la ocupación israelí de los últimos cuarenta y siete años se encuentra la política de hechos consumados de la administración israelí. En contra del juego de declaraciones entre Estados Unidos e Israel sobre el fin de la colonización, la segregación se sucede a diario en los 14 asentamientos y puestos avanzados de las futuras colonias que planea Israel en Belén.

Baha, del centro de estudios y difusión Badil, describe cómo el avance de los asentamientos de Israel, el muro y la política de segregación están estrangulando la vida de la ciudad de Belén. Cargado con un conjunto de mapas, conduce al grupo de activistas a diferentes lugares donde se evidencia todo lo que explica.

Las colonias israelíes de Har Homa, Gilo y Efrata, que hay en Belén, se asientan en las laderas cercanas, y se entremezclan con el muro y las vallas que separan a los palestinos de sus tierras.

“Los israelies dicen que rodear completamente la tumba de Raquel para anexionarla dentro del muro es sólo por motivos religiosos, no porque quieran destruir la economia de Belen y quedarse con sus tierras” asegura irónicamente Baha, para explicar cómo tres cuartas partes de este lugar sagrado quedan fuera del muro.

Desde un punto elevado de la ciudad de Beit Jala, muestra como será el siguiente paso para aumentar la colonia de Gilo. De momento está comunicada por una carretera de uso exclusivo para colonos, algo habitual en Cisjordania. En estas vías sólo pueden circular vehículos con una determinada matrícula, amarilla frente a las verdes o blancas de la mayoría de los palestinos, y además hay controles a lo largo de la carretera

También explica a los activistas cómo en el cercano pueblo de Al Khader se proyecta una terminal checkpoint, que acabará por encerrar otras tres poblaciones dentro del muro abiertas sólo por una puerta de control israelí. Entre ellas está la ciudad de Battir, pueblo declarado patrimonio mundial de la humanidad por la Unesco.

DSC_0122

“Los colonos siempre actuan con el mismo patrón”, cuenta Baha. Los puestos avanzados de los colonos están dentro del plan urbanístico del asentamiento para ganar mas terreno, y amenazan con demoliciones de las viviendas palestinas cercanas. El gobierno israelí provee a los colonos de servicios, seguridad y subvenciona tanto sus actividades que hacen muy ventajoso vivir alli.

La ocupación israelí en palestina muestra lo confuso que puede ser algunas veces el lenguaje. Decir “valla” podría parecer una simple reja, y no una extensión de entre 15 y 50 metros para anexionar tierras. “Ocupación” podría significar una mera presencia de soldados en una hipotética frontera, y no un complejo sistema de políticas orientadas a la segregación, el aparheid y un exilio silencioso… pero forzado.

David Perejil/Chris Muckraker

Anuncios

Las mal llamadas negociaciones de paz se están estancando. Tras el intercambio de 26 presos por nuevas colonias, la amenaza de utilizar el muro como futura frontera palestina, los desplazamientos de l@s beduin@s del desierto del Naqab…ahora están retomando la construcción del muro en el valle del Jordán.

Esto permitiría a Israel controlar las fronteras con todos los países de alrededor y que el futuro estado palestino sólo tuviera fronteras con Israel, lo que lo seguiría dejando a su merced y completaría el proceso de bantustanización.

Pero hoy especialmente nos queremos centrar en la carta pública que la alcaldesa de Belén, Vera Baboun, le ha dedicado a Kerry en medio de estas negociaciones.

Querido Secretario Kerry,

Seas el más bienvenido a la ciudad santa de Belén. Es un honor para mí, como alcaldesa de Belén, darle la bienvenida en su último viaje a nuestra tierra ocupada, para conseguir la solución de 2 estados, Israel y Palestina, viviendo uno al lado del otro en paz y seguridad. La nobleza de sus objetivos me enorgullece enormemente de su visita, y particularmente porque Belén sirve para muchos para abrirles los ojos.

La ciudad bíblica puede ser una de las principales fuerzas de nuestro estado.  Sólo por darle un ejemplo: La distancia entre la iglesia de la Natividad en Belén y la iglesia del santo sepulcro en Jerusalén es solo de 10 km, y la carretera que nos uniría con el Mar Muerto está a menos de 20 minutos. Sin embargo, el control palestino de Belén se ha reducido a un 13% del distrito. El resto de nuestra tierra ha sido tomada por l@s colon@s israelíes o un ejército extranjero. De hecho, justo cuando el vicepresidente Joe Biden nos visitaba en 2010, algunas horas antes de su llegada, Israel aprobó cientos de nuevas viviendas en las colonias que rodean nuestra ciudad sitiada. Esta aprobación incluye Gilo y Har Homa, ambos construidos en nuestra tierra con el objetivo de dificultar la conexión histórica entre Belén y Jerusalén.

Secretario Kerry, igual que nuestra ciudad recibió a José y María más de 2000 años atrás, en 1948 Belén recibió oleadas de refugiad@s expulsad@s de sus hogares en el área de Jerusalén.  Hoy viven sobre todo en 3 campos de refugiad@s dentro y alrededor de la ciudad: Duheisha, al-Azza y Aida. Much@s conservan las llaves durante generaciones de las casas originales. Sus llaves, querido Secretario, no son un símbolo de venganza, sino una llamada de humanidad. Ell@s reflejan una herida abierta que solo sanará con la restauración de su dignidad a través del respeto de su derecho a elegir su futuro.

Secretario Kerry, nosotr@s somos una nación de refugiad@s. Tod@s nosotr@s hemos sido víctimas de las políticas de desplazamiento forzoso y sustitución por colon@s israelíes del estado de Israel. Éste crimen de guerra debe pararse para dar una oportunidad a la paz. Hoy, mientras colon@s extranjer@s siguen llegando a nuestro distrito, miles de hijas e hijos de Belén están repartidos por todo el mundo, en lugares lejanos como Australia, Chile o los Estados Unidos, todos ellos denegando el derecho al retorno a su tierra. Esto es moralmente inaceptable.

Querido Secretario, hemos oído de sus proyectos económicos para Palestina. Parecen muy positivos y la gente de Belén estamos agradecid@s  de la atención prestada a nuestra ciudad. Pero por favor permítame reiterar que no habrá verdadero desarrollo económico mientras Israel continúe con la ocupación de nuestro país.  Como confirmó el Banco Mundial hace algunas semanas, continuamos perdiendo billones de dólares por la ocupación israelí.

Una vez seamos libres estarmos preparad@s para desarrollar nuestro estado como exitos@s profesionales palestin@s han ayudado a desarrollar las economías de cualquier lugar donde hayan vivido. Ahora es su momento de desarrollar libremente su propio país sin intervención extranjera. Es el momento de Palestina de alcanzar su potencial, empezando por la libertad de movimiento, y soberanía genuina, incluyendo el control de nuestras fronteras internacionales. En nuestro caso, Secretario Kerry, el mismo muro que atravesó para entrar a nuestra ciudad debe caer para revitalizar nuestros lazos históricos con Jerusalén, nuestra capital nacional.

En Belén nosotr@s resistimos la ocupación con amor y esperanza. Espero que tenga la oportunidad de participar en una semana católica que nuestra comunidad organiza en Cremisan. Un tiempo en el que nosotr@s rezamos contra las últimas órdenes de expropiación que dejarán a 58 familias sin acceso a sus tierras en una de las últimas zonas verdes de nuestro distrito. Espero que también encuentre tiempo para ser testigo de la constancia de la gente de Walaja, una comunidad que fue originariamente desplazada en 1948 y que hoy está completamente rodeada por el muro de anexión israelí.  A lo mejor puede ver las demostraciones pacíficas de la gente de  Maasara, quienes son reprimid@s violentamente por las fuerzas de ocupación israelíes, o el trabajo de defensa legal de la gente de Artas ,  Khirbet Nakhle y el área sur de Belén contra los nuevos planes de expansión de la colonia de Efrat en sus tierras.

Querido Secretario Kerry, sea la persona mejor bienvenida en Belén, una ciudad rodeada por 27 colonias en expansión, sellada por un muro de anexión construido en el interior de las tierras de nuestro distrito. Incluso bajo estas circunstancias, nosotr@s trabajamos duramente para cuidar de nuestra ciudad. Las restauraciones de la iglesia de la Natividad apoyadas por la UNESCO tras la obtención de palestina de su completa membresía en la organización es otro gran ejemplo de cómo, en Belén, nosotr@s desafiamos la ocupación con amor y creatividad. Querido Secretario Kerry, sea la persona más bienvenida en nuestra ciudad, por favor siéntete como en casa.

Sinceramente,

Vera Baboun, Alcaldesa de Belén

vera

Una de las organizaciones con la que nos encontramos este año fue con el Sindicato Agrícola Palestino (1993).

Consiste en un grupo de 16 asociaciones de agricultores de todos los distritos palestinos con 9831 agricultores. El PFU trabaja con 73 cooperativas de 3040 miembros.

Trabaja organizando y representando a los agricultores para que sean capaces de defender sus beneficios y derechos sociales, económicos y políticos, es una organización nacional que actúa de paraguas creando una red entre las organizaciones locales y/o sectoriales. Crenado una red de representación, permite a su vez asociarse con otras organizaciones dentro y fuera del mundo árabe para dar continuidad al desarrollo agrícola, mejorar las capacidades recolectivas, desarrollo y mantenimiento del medio ambiente

Desde que en  1987 se cerraran los accesos a Israel desde Gaza y Cisjordania, el movimiento de l@s trabajadores/as palestin@s se ha visto limitado por los permisos en el caso de Cisjordania, y completamente bloqueado en el caso de Gaza. Es por ello que mucha gente volvió a trabajas la tierra, renovando las luchas entre agricultores y soldados israelíes.

Les cortaban los árboles, les robaban la tierra, echaban sal a los cultivos, productos químicos a las semillas, les robaban los olivos y cultivaban las tierras palestinas. En Naalin les envenenaron el pozo, dejando 500 dunams de tierra inutilizados.

Este mismo verano una organización sionista denominada Green woman compuesta por colonos robó tierras de cultivo con financiación de US Aid.

También utilizan piscinas naturales para bañarse y las ensucian.  Como por ejemplo en las piscinas naturales de Soleiman, al sur de Hebrón, un territorio que aunque gobernado por la Autoridad palestina los colonos utilizan como zona de baño.

Esto unido a la prohibición de cavar nuevos pozos o muros en el área C se convierte en un factor decisivo para expulsarl@s de sus tierras, ya que tras envenenarles pozos les niegan construir purificadoras de agua, como le pasó al propio sindicato.

Manantial natural del Valle del Jordán

Manantial natural del Valle del Jordán

El sindicato está intentando rehabilitar las tierras al norte de Hebrón (Al  Jalil), pero para ello les piden permisos que pueden alcanzar los 20.000 shekels sin garantías de que al pagarlos les den el permiso. Cuanod no consiguen el permiso, les marcan los árboles y las puertas, y los colonos van acompañados de soldados que les destruyen las vallas, muros, corrales…al no tener permisos no les dejan cambiar nada del material, así que no pueden arreglarlo.

En el pueblo de Beit Jala, los colonos arrancaron los olivos y los plantaron en su colonia. Olivos y uva son los cultivos más importantes de la zona.

IMG_0024

Casa reconstruida en 2011 por las brigadas, con su pequeño espacio para el huerto

En otros lugares como Jericó, el cultivo de dátiles es una tradición centenaria, pero igualmente los colonos les piden permisos para dichos cultivos y como la administración israelí no se los dá les roban sus tierras y palmeras.

Con todos estos impedimentos que ponen a l@s agricultores/as palestin@s  y con las subvenciones que les dan a l@s agricultores/as israelíes/as, tratan de arruinar la economía a base de precios más bajos.

Cultivar en Cisjordania es mucha más caro porque la compañía israelí de agua, Mekorot, les vende el litro mucho más cara, como ya hemos mencionado en otros post.

Otro problema es que no existe una política agrícola programada en Cisjordania, ni por parte de Israel ni por parte de la Autoridad Palestina.

Los agricultores que existen son un@s poc@s minifundistas, los jóvenes no se dedican a la tierra, si no que hoy en día por la política de transferencia indirecta l@s palestin@s tienden a agruparse en las grandes ciudades.

Por ello se están fomentando desde el PFU la organización en cooperativas para mejorar las cadenas de producción y comercialización.

También se estimula la formación de cooperativas de mujeres que, entre otras tareas, se dedican a la costura. Normalmente recogen entre todas dinero y montan su propio proyecto.

Una amenaza especialmente significativa en el área de Belén son las negociaciones en las que les quieren cambiar tierras de cultivo fértiles por zonas desérticas, como por ejemplo pasa igualmente con el Plan Prawer.

Al norte de Beit Sahour existe un terreno declarado parque natural que l@s militares israelíes expropiaron para zonas de entrenamiento, pero acabaron desmontando las estructuras militares y cediendo el terreno a Green Woman, que lo ha utilizado para construir una escuela para la Torah.

En algunos lugares l@s israeléis han cerrado los vertederos  de la Autoridad sin permitir una alternativa para los residuos generados.

Todo ello crea un desplazamiento lento pero diario de la población rural hacia las ciudades, a su vez cercadas por el muro y condenadas a crecer tan sólo a lo alto.

Como nota positiva el sindicato ha descubierto que la agricultura tradicional palestina encaja perfectamente con los criterios de cultivo ecológico de la Unión Europea, y está empezando a tejer uan red de comercialización con ayuda de otros sindicatos agrícolas italianos (Overseas), franceses y suizos para vender aceite de oliva y vegetales.

Algunos variedades vegetales específicas de la zona (calabacines, pepinos fagoa de Belén, las berenjenas de Batir…) que se encontraban en peligro de extinción se están recuperando por ser cultivos más adaptados a la tierra y a la meteorología de la zona.

Esta nueva opción comercial viene a dar una alternativa a la situación de indefensión creada por el protocolo de Paris en 1994, según el cual sólo los productos palestinos que los israelíes acepten en una lista pueden ser comercializados en Israel, lo cual atenta con cualquier discurso de libre mercado que quisieran defender.

A veces el cultivo de la tierra es no sólo un medio de vida sino un símbolo de la resistencia en sí mismo. En algunos de los pueblos agrícolas de alrededor de Jerusalén el cultivo de 1 kilo de uva se vende a 3 shekels, pero el transporte cuesta 30 shekels. Algunas mujeres, la mayoría mayores se levantan a las 5 de la mañana y transportan en capazos hasta 80 kilos para llevarlos a la puerta de Damasco. “La mujer es la espina dorsal de la agricultura” nos explican.

Durante la segunda intifada el ejército israelí colocó bloques de hormigón en las carreteras para que los pueblos no pudieran usar los vehículos, así que las mujeres se escapaban con las cestas cargadas en la cabeza por las colinas para poder vender en otros pueblos y ciudades. Muchos de esos bloques siguen hoy impidiendo el acceso a algunos pueblos.

Sin embargo poco se pudo hacer entonces por las colmenas, ya que al no poder salir de los pueblos para moverlas de zona según la estación, o tratar las enfermedades que aparecieran muchas murieron, y hoy quedan poc@s apicultores/as palestin@s. Al principio trataron de comprar las abejas reinas a Israel para repoblar pero como ya no se las venden se las compran a Italia. El sindicato está dando cursos de apicultura para recuperar esta actividad, y se han formado algunas cooperativas al sur de Cisjordania con 120 colmenas, que dan mucha miel y de mucha calidad y la venden después en Suiza.

Pequeños gestos y caminos que siguen abriendo para continuar viviendo y cuidando su tierra, su herencia, su medio de vida y su cultura.

Tierras de cultivo del pueblo de Batir

Tierras de cultivo del pueblo de Batir

Día 15: Nablus y despedida

Publicado: 27 agosto, 2013 de accionenredinternacional en Sin categoría
Etiquetas:, , , ,

Amanecemos por última vez en el Valle del Jordán tras una noche en las que algunos oyeron disparos, que según Yasser debían ser de entrenamientos militares cercanos.
El último día visitamos Nablus, ciudad milenaria donde se elaboran jabones de aceite de oliva y se creó el dulce típico del kanafeh. Visitamos un hammam y una tienda de especias centenaria y recorremos sus calles de piedra que susurran diferentes lenguas, latina, otomana…y el campo de refugiados de Balata.
Pero la historia reciente de la ciudad nos devuelve a la cruda realidad de sus habitantes. Una de las mayores ciudades palestinas (135.000 habitantes) fue a su vez una de las más castigadas durante la segunda intifada por su feroz resistencia miliciana. La ciudad vieja con sus estrechas calles no permitía el paso de tanques o de vehículos militares, por lo que para reducir el riesgo de mandar a los soldados israelíes a pie acabaron bombardeando la ciudad y a todos sus habitantes (incluyendo l@s civiles) hasta que se rindieron.
En su afán de erradicar la oposición de sus gentes aplicaron terribles castigos colectivos, demoliendo enteros de viviendas si en alguno de ellos habitaba (o se sospechaba algún/a milician@). Una de las casas se demolió con la familia dentro, sólo lo sobrevivieron el abuelo y la abuela, pero el abuelo murió a los pocos días.
Para parar a l@s colaboracionistas que desde dentro de la ciudad actuaban se desarrolló un cuerpo de milicianos que detenían, juzgaban y ejecutaban a l@s “traidores”, aunque nuestro guía local reconoce que con algun@s se equivocaron.
Tanto dolor y sufrimiento marca aún los muros mellados por los disparos, que se entremezclan con los carteles de los mártires que no quieren, y no pueden olvidar.
Todas las familias tienen una historia. Nuestro guía local nos cuenta que a su padre lo detuvieron y una semana después murió en el centro de interrogación, que un hermano suyo lleva encarcelado 10 años y durante la detención le dispararon en una pierna, que a otro le han detenido más de 40 veces y aún le queda parte de una bala en el cráneo…
Es difícil calcular cuántas generaciones harán falta para que cicatrice tanto horror, miedo y odio. Pero la vida se abre paso y aquí como en otros lugares que visitamos, las comunidades se organizan para salir adelante. Sólo en el campo de refugiados de Balata, con unos 28.000 habitantes hacinados en 1km2, existen 6 asociaciones que fomentan las cooperativas de mujeres, los talleres de vídeo y música entre l@s jóvenes, la música…
Tras otra jornada intensa volvemos a nuestro hostal en Beit Sahour y nos damos la primera ducha en condiciones desde hace 4 días.
El grupo de Acción en Red Madrid se despide del resto cenando en el desierto de Belén bajo las estrellas.
A la vuelta alguno encontró un pequeño escorpión en su habitación como regalo de buenas noches, pero nuestros intrépidos hombretones se impusieron a la terrible bestia.
En la mañana del lunes tras abrazos y alguna lagrimilla nos dirigimos al aeropuerto donde afortunadamente los controles de seguridad van como la seda, debemos aparentar un “guirismo” estupendo.
Otro año que ha pasado, donde nos hemos podido encontrar con familias que aún viven en la casa reconstruida, con la anciana de Sheir Jarrack que sigue resistiendo vivir con los colonos que le quitaron la mitad de su hogar, los perros y los insultos.
Otros ya no están, como una de las tiendas de Kufiyas frente a la tumba de Abraham, que ha cerrado porque el ejército israelí no permite acceso a la población palestina, l@s colonos y soldad@s obviamente no compran allí y la mayoría de turistas son religios@s que no conocen el sufrimiento que subyace. EL hombre al que llevaba 2 años comprándole los pañuelos ya no está, el año pasado se hizo una foto conmigo con el móvil para que pudiéramos recordarla cuando volviera éste. Ahora no sé dónde cómo está ni de qué vive.
Los reencuentro con viejos amig@s como Meir, Roberto o Jeff sólo son comparables a la alegría de conocer otr@s nuevos como Lea, Rasheed o Yasser. Y aquell@s que nos acompañaron como Ofer y Chaska.
¿Y qué será el año próximo?
Sumergidos en un “proceso de paz” en el que siguen asesinando a palestin@s cada semana, construyendo colonias, demoliendo casas o cortando agua y electricidad. ¿Cómo estaréis el año que viene?
¿Y cómo podremos nosotr@s volver en medio de la crisis económica y sin subvenciones?
Sólo nos queda seguir vuestro ejemplo y EXISTIR; y deciros hasta la vista, porque si no han doblado vuestra voluntad en 65 años de ocupación, no doblegarán la nuestra.
VOLVEREMOS, construiremos, y seguiremos aprendiendo de vosotr@s a ser un desierto de granitos de arena.
Beatriz Piqueras

Día 5: Badil, Fatah, Aída, Al Haq

Publicado: 15 agosto, 2013 de accionenredinternacional en Sin categoría
Etiquetas:, , , , ,

Hoy hemos iniciado la jornada ampliando nuestro grupo de brigadistas con la presencia de los 4 miembros de Pau sempre: Raquel, Bea, Alice y Jordi.

Tras bienvenidas y desayunos nos hemos dirigido a la oficina de Badil o alternativa en árabe (el centro de recursos para la residencia palestina y los derechos de los refugiados). La organización trabaja realizando estadísticas e informes y defendiendo el derecho al retorno de los palestinos refugiados acorde con la legislación de derechos humanos internacional.

Allí Lubna nos ha explicado cómo entrevistan a familias palestinas desplazadas y refugiados, llevando las historias personales al público para dar a conocer la realidad de esta población.

El 66% de los 7.4 Millones de palestinos son refugiados, es decir unos 6.8 Millones, mientras que unos 519.000 son desplazados dentro del propio territorio.

Explicándonos los mecanismos planeados y organizados desde los inicios del sionismo para expulsar a los palestinos de su tierra mediante el sistema de la ocupación, nos ha transmitido que ellos trabajan por los derechos de los refugiados pasados, de los que se dan cada nuevo día, y de los futuros.

Más tarde el diputado de al Fatah Fayyez A. Saqqa ha accedido a concedernos una entrevista en vídeo en el que hemos tratado temas como las conversaciones de paz actuales, las negociaciones con Hamas para unas nuevas elecciones, los prisioneros políticos palestinos, la corrupción en el partido y las acusaciones de colaboracionismo con Israel (esperamos poder editarla y que la veáis a nuestra vuelta lo más pronto posible).

Fayyez A. Saqqa en su entrevista con Arantza

Fayyez A. Saqqa en su entrevista con Arantza

Ya por la tarde hemos realizado un tour por Belén donde nuestro guía Yasser nos ha relatado el asedio y ataque a la iglesia de la natividad durante la segunda intifada. En 2002 cuando el ejército israelí invadió Belén muchas personas se refugiaron en la iglesia en busca del suelo sagrado, incluidos algunos ciudadanos que participaban en la resistencia armada palestina.Tras 21 días de asedio a la iglesia sin dejar entrar ni siquiera alimentos y la muerte de varias personas a manso de los francotiradores del ejército se consiguió negociar la liberación de la gente encerrada, pero los que participaron en la lucha fueron exiliados a Gaza y otros países, de los que no pueden salir ni de la ciudad en la que se exilian por el resto de su vida.

Tras ver la devastación de una colina para construir la colonia semi-deshabitada de Har Homa y pasear alrededor del muro entramos en el campo de Aída, desde cuyos tejados observamos el trazado serpenteante que arrebató las tierras agrícolas a Belén para dejar a la población hacinada en el casco urbano y sin opciones de desarrollo económico.

 

El muro y la carretera militar colindante separan a Belén de sus tierras agrícolas

El muro y la carretera militar colindante separan a Belén de sus tierras agrícolas

Tras la cena, para cerrar un largo día nos reunimos con Ziad Hmaidad para conocer a Al Haq (el derecho), una organización que se centra en la documentación, difusión y defensa de los derechos de los palestinos. En su web se pueden encontrar visitas virtuales a lugares donde una familia palestina haya visto sus derechos violados, un googlemaps que te sitúe geográficamente el muro y sus consecuencias, informes, documentales y mucho más.

Al Haq colabora con el Consejo Palestino por los Derechos Humanos, donde las principales ONG palestinas enfocadas a la legalidad comparten información, recursos y construyen sus casos.

“En Palestina todo el mundo es político”.

Tras pasar 4 veces por prisión, la más larga por 2 años en detención administrativa (es decir, sin presentar cargos), puede cualquiera entender que se levanten y decidan actuar y ser motor del cambio en su propia sociedad, en su país. Todo un ejemplo para otras sociedades civiles más dormidas a la hora de defender sus propios derechos o de los de cualquier otro ser humano del mundo.

 

 

 

Día 2: Visitando aldeas palestinas pegadas al muro.

Publicado: 12 agosto, 2013 de accionenredinternacional en Sin categoría
Etiquetas:, ,

Hemos comenzado nuestro segundo día visitando Al Walaja uno de los muchos pueblos que se han visto afectados por el diseño del muro de hormigón que Israel está construyendo en territorio palestino. Verse afectado en este caso significa que a muchos de sus habitantes se les han expropiado sus tierras, que han quedado en la parte anexionada por Israel. Todos han intentado luchar contra este abuso y alguno han tenido un cierto éxito.

IMG_6672

Sección de muro en construción

La casa de Omar quedaba al otro lado del terreno escogido para construir el muro. Llevó el caso hasta el Tribunal Supremo y consiguió que se le reconociera su título de propiedad. Ahora su casa está separada del resto del pueblo por el muro y rodeada por un valla electrónica, y para llegar a ella pasa por un túnel por debajo del muro.

El caso de Ahmed también es ilustrativo. Ahmed nos ha contado parte de su vida mientras compartía con nosotros todo tipo de frutas de su huerto y dulces árabes. Durante muchos años este fontanero se ganó la vida en Jerusalén, muchos de sus hijos viven repartidos en diferentes países: Rusia, Suecia, Jordania. Su familia era la propietaria de la casa en la que estábamos y de tierras que han sido expropiadas para construir el muro. Al lado de su casa se encuentra el cementerio que su familia decidió construir para poder enterrar juntos a los miembros cristianos y musulmanes de la misma (los cementerios musulmanes y cristianos solo admiten a sus propios creyentes). Este cementerio quedó al otro lado del muro. Llevó el caso a los tribunales y consiguió que se respetara su derecho a visitar las tumbas de sus familiares: construyeron otro túnel . Por supuesto, el resto de sus tierras no le han sido devueltas.

En el mismo pueblo de Omar y Ahmed el estado israelí ha demolido 35 casas. De hecho, mientras nos lo contaba, oíamos a las excavadoras a lo lejos preparando la tierra para seguir construyendo el muro.

IMG_6689

Ahmed charlando con nosotros

Por la tarde hemos visitado Battir y Bait Jala, uno de los pueblos pertenecientes al distrito de Belén. Hemos podido ver cómo el muro rodea todo el distrito de Belén y los asentamientos de colonos judíos en lo alto de las colinas.

A la vuelta a Beit Sahour, hemos parado en casa de Roberto, un israelí miembro de la AIC (un centro de información alternativa que pretende dar una visión alternativa a la que ofrecen los medios de comunicación israelíes). Roberto fue el guía del año pasado. Al ser israelí tiene prohibido por el estado de Israel el residir en los Territorios Ocupados palestinos.

Mañana iremos a Jerusalén, pero Yasser, nuestro coordinador palestino, no nos podrá acompañar porque, como todos los residentes en Cisjordania, no puede entrar a Jerusalén a menos que Israel te conceda un permiso. Hoy hemos podido contemplar Jerusalén desde Al Walaha, tan solo hay unos quince kilómetros de distancia. Resulta paradójico que gente que llega de lugares a miles de kilómetros pueda visitar Jerusalén, y a gente que lleva siglos viviendo al lado se le prohíba.

La importancia de elegir bien a tus héroes/heroínas

Publicado: 15 julio, 2013 de accionenredinternacional en Sin categoría
Etiquetas:, , , , ,

El video estrella del verano entre los jóvenes israelíes se llama “los francotiradores”. Aunque el videoclip fue grabado por francotiradores hace 4 años, hoy es masivamente visitado en youtube (más de 250.000 visitas) por jóvenes a l@s que se publicita la posibilidad de convertirse en asesin@s a sangre fría, desde la distancia.

Con este tipo de iniciativas tomadas por el ejército y con una población que lo encuentra normal no sorprenden algunas noticias publicadas la semana pasada.

Mohammad Al-Azza, el fotoperiodista disparado en la cara el 9 Abril 2013 mientras cubría las manifestaciones en el campo de Aida, fue arrestado la semana pasada.  Ha pasado meses evitando a los soldados que le dispararon con una bala cubierta de goma en el campo de Aída, donde vive.

Le encontraron bajo una cama al registrar de noche por tercera vez una habitación de la casa familiar y empezaron a pegarle con puños y rifles. Él trataba de cubrirse la cara aún en proceso de cicatrización tras las cirugías faciales que necesitó en Abril. Cuando ya estaba en la calle su hermana tuvo que rogarles que no le pegaran en la cara, que la fractura de su pómulo aún no había terminado de cerrarse.

La acusación contra él es que conocía de antemano las manifestaciones y que por tanto formó parte de las mismas (todas las manifestaciones palestinas son consideradas ilegales por los israelíes).

La gente del campo de refugiados de Aida se enfrenta a una represión brutal por parte del ejército israelí. La situación de empobrecimiento del campo a la sombra del muro ha desembocado en frecuentes enfrentamientos entre jóvenes que lanzan piedras y soldados israelíes, así como incursiones militares regulares y operaciones de detención. Bajo el balcón donde Mohammad fue disparado, también fue asesinado el 18 de enero un muchacho de  15 años de edad por herida de bala, Saleh Elamareen. Apenas un mes más tarde, Mohammad Khalid al-Kirdis de 12 años de edad, fue uno de dos niños heridos de bala durante una protesta en Aida. Más tarde, en febrero, el hermano pequeño de Mohammad, Saed, un estudiante en su último año de estudios de cocinero, fue detenido por las tropas israelíes. En marzo, 16 personas entre las edades de 15 a 29 fueron detenidos en redadas de madrugada.

La otra noticia ampliamente difundida la semana pasada es la detención de un niño de 5 años en Hebrón durante varias horas por tirar piedras, con el niño se llevaron al padre al que mantuvieron maniatado y con los ojos vendados. Betselem grabó el vídeo de la detención que se ha difundido por las redes sociales y youtube

En una cultura donde se justifican estos actos y los héroes son asesinos, las ONG de denuncia como Betselem, que tratan de concienciar a su propia sociedad y a los actores internacionales, lo sacrifican todo, hasta volverse parias para los suyos, en aras de la defensa de los derechos humanos.

Y más aun cuando Danny Ayalon, viceministro de asuntos exteriores de Israel y miembro del muy derechista Yisrael Beitenu, justifica esta acción en nombre de la seguridad, sin respetar ninguna de las convenciones de protección del niño, y acusa a B’Tselem de actuar, no por los derechos humano sino en beneficio de los palestinos y para dañar la imagen del ejército israelí con su campaña de documentación con vídeos todo lo que sucede en Cisjordania. O como declaró sobre la detención del niño de 5 años, el actual ministro de economía,  Naftali Bennett, de la casa judía, también muy derechista y a favor de los colonos,  “estamos rodeados por millones de musulmanes que no nos quieren aquí, así que piensas ¿que vamos a bailar ballet con ellos en las colinas?”

Lecciones y elecciones

Publicado: 28 enero, 2013 de accionenredinternacional en Sin categoría
Etiquetas:, , , , , , ,

Esta semana se ha hablado mucho de las elecciones israelíes, y por supuesto que queremos realizar un pequeño análisis de los resultados al final de esta entrada. Pero de lo que no se ha hablado tanto es de la cantidad de personas que han muerto en manos de los soldados estos días estando desarmadas, de los ejemplos de resistencia no violenta, ni de la falta de repercusión que ha tenido en los medios durante estas elecciones.

Seis palestinos muertos por los disparos del ejército israelí en sólo 24 días de enero,de Cisjordania y Gaza y con edades entre 15 y 21 años.

El pasado miércoles Lubna Hanash, una palestina de 22 años, fue disparada desde un coche civil por hombres uniformados y asesinada. Hay testimonios que afirman que fueron soldados y otros que dicen que fueron colonos. Lo cierto es que ocurrió en los alrededores de un colegio cerca del campo de refugiados de Arroub, en la carretera cisjordana entre Belén y Hebrón.

Hanash estaba en su cuarto año de estudio de Ciencias Políticas en la Universidad de Al-Quds, e iba a visitar a su hermana al campo de refugiados.

Lubna

Lubna

Dos hombres de uniforme empezaron a disparar sin mediar palabra sobre un grupo de personas y Lubna fue alcanzada en la cabeza muriendo debido a las heridas recibidas. Los testigos afirman que los soldados retrasaron una ambulancia durante 10 minutos a pesar de no haber ningún episodio de violencia en ese momento. Suad Yusuf Jaara fue disparado en la mano y transportado al Hospital Ahli en  Hebrón junto con otra mujer y otro joven también heridos en el ataque.

El miércoles moría un niño palestino de 15 años Salih al-Amarin, debido a las heridas por disparos de soldados recibidas en la cara el viernes anterior en Belén, en el campo de refugiados de Aida durante enfrentamientos entre soldados y jóvenes del campo. El joven fue traslado al Hospital de Beit Jala, y luego lo enviaron al Hospital Hadassah de Jerusalén por la dificultad de su condición

El pasado martes un muchacho de 17 años Samir Ahmad Abdul-Rahim fue la cuarta víctima de disparos de soldados en menos de una semana.

Un preso palestino perdió la vida el lunes tras haber sido torturado en una cárcel del régimen de Israel. Ashraf Abu Zari, quien estuvo encarcelado desde hace seis años, falleció en un hospital en Al-Quds (Jerusalén) por la gravedad de las heridas causadas por la tortura cometida por soldados israelíes. Según fuentes palestinas, Abu Zari murió por negligencia médica, ya que las autoridades penitenciarias israelíes no le prestaron atención alguna.

Y mientras continúan las estrategias de lucha no-violenta:

El campamento “Puerta de la Dignidad” (Bab Al-Karama) fue evacuado el domingo por la noche en Beit Iksa, Cisjordania

Puerta de la Dignidad

Puerta de la Dignidad

El Comité Coordinador de Lucha Popular presentó esta semana un video en el que se ve a una madre con su hijo de 18 meses en brazos siendo detenida por soldados israelíes mientras intentaban defender sus tierras al Sur de Hebrón. En total se arrestó a 19 personas en 24horas incluyendo 3 menores y un hombre de unos 80 años.

En los últimos meses se han redoblado esfuerzos para expulsar de las tierras privadas del sur de Hebrón a sus habitantes para construir un campo de entrenamiento militar israelí. Incluso en contra de las declaraciones de la Corte Israelí y el Consejero legal Militar que reclaman el acceso a sus tierras para los propietarios palestinos

Esta misma semana el preso político palestino Samer Isawi alcanzaba los 168 dias de huelga de hambre en su reclamación de derechos desde el hospital de la prisión de Ramle. Los médicos afirman que ya ha sobrepasado el límite de una persona para poder recuperarse. Samer y su familia son de Isawiya, el barrio donde reconstruimos la casa el verano pasado. De hecho hace poco le demolieron la casa a su hermano.

Samer Issawi

Samer Issawi

Y mientras en Israel….

1)      Likud-Beitenu pasa de 42 a 31 escaños pero sigue siendo el más votado

2)      Yish Atid (Hay Futuro), formación laica y centrista del periodista Yair Lapid, ha conseguido 19 escaños mediante el voto de castigo a Netanjahu

3)      Partido Laborista con 15 escaños (suma 2 respecto a las anteriores elecciones)

4)      Shas, ultraortodoxo sefardí con 11 escaños y Casa Judía (Naftyalí Bennet) con otros 11

5)      Hatnua (El Movimiento), de Tzipi Livni, 6 escaños

6)      Partido Árabes 12 escaños en total: Lista Árabe Unida, Hadash y Balad

7)      Meretz ha subido de 3 a 6 escaños

8)      Kadima 2 escaños

escaños

Según el blog “Próximo Oriente” de Ignacio Alvárez Ossorio-, “el gran perdedor ha sido Benjamin Netanyahu, que se presentaba como el salvador de Israel y como el hombre fuerte que podría garantizar la seguridad de Israel y golpear el programa nuclear Irán. No sólo no ha conseguido mantener su posición, sino que además se verá obligado a forjar una alianza más inestable que la de la anterior legislatura. Es de prever que, dada la atomización de la Knesset, el primer ministro israelí trate de formar una coalición lo más amplia posible, algo que, sobre el papel, permitiría evitar imposiciones de las formaciones minoritarias.

Aunque Lapid se ha presentado como el adalid del laicismo y ha cuestionado los privilegios de los que disfrutan los ultraortodoxos, podría participar en el próximo gobierno en el caso de que le ofrezcan una cartera de relevancia. Ayer por la noche apoyó la creación de una amplia coalición de centro-derecha para hacer frente a los desafíos a los que se enfrenta Israel, poniendo énfasis en la agenda doméstica y la situación socioeconómica. Algunas fuentes sitúan a Lapid como futuro ministro de Asuntos Exteriores, lo que sería una maniobra perfecta para mejorar la imagen exterior de Israel y tratar de corregir el daño causado por Liebermann como canciller. Habrá que ver si Lapid se presta a ser la cara amable del Gobierno de Netanyahu.”

En todo momento en estas elecciones se sabía que Benjamin Netanyahu sería el vencedor, pero ha quedado claro que pierde apoyos cada vez de forma más acusada y su necesidad de coalición deja a la atomizada Knesset en una situación muy inestable. En cualquier caso y por tradición de los últimos años, una coalición centro-derecha es más probable, aunque la pérdida de escaños la consecuente apertura de espectro dejen un equilibrio delicado para una legislatura que puede ser corta.

¿Quiénes son los contendientes a para liderar la futura coalición y porqué? Se pregunta el diario Haaretz

Líder de la Derecha

1. Benjamin Netanyahu Probabilidad: Alta

2. Avigdor Lieberman Probabilidad: Media

3. Naftali Bennett Probabilidad: Media

Líder de Centro-Izquierda

1. Yair Lapid Probabilidad: Alta

2. Shelly Yacimovich Probabilidad Medio-alta

3. Gaby Ashkenazi Probabilidad: Media

4. Erel Margalit Probabilidad: Media

Sólo el partido Meretz trató los acuerdos de paz con Palestina durante las elecciones, pero el hecho de que hayan duplicado su número de escaños aunque sigan siendo un partido minoritario y el aumento generalizado del voto hacia la izquierda, en general más inclinada a la negociación puede ser un buen signo.

Pero hay otro fenómeno que sí nos ha llamado la atención en estas elecciones, y es que más de 2000 votantes israelíes han cedido su voto a palestinos como símbolo para darles voz.

Es una iniciativa loable teniendo en cuenta que del mar Mediterráneo al río Jordán, Israel gobierna de facto a:

–          7.659.00 personas con derecho a voto

–          2.128.115 personas sin derecho a voto

–          3.820.372 personas sin representación política

La visualización de esta injusticia por parte del ciudadano israelí entra en consonancia con los pequeños pero esperanzadores destellos de esperanza en el despertar de la sociedad israelí a su propia realidad, porque la violencia se puede generar con sólo un lado buscándola pero la PAZ ha de construirse entre tod@s las partes implicadas o será falsa y fugaz